N° de Edición 7241
La Matanza

“Acompañamos el dictamen, pero disentimos con los agregados que abren la puerta a las Iglesias en la ley de aborto”

“Acompañamos el dictamen, pero disentimos con los agregados que abren la puerta a las Iglesias en la ley de aborto”.

La diputada del Frente de Izquierda Unidad, Romina Del Plá, acompañó el dictamen de la ley de aborto y presentó una disidencia parcial en el mismo con dos observaciones: a la objeción de conciencia y a la criminalización de la práctica a partir de la semana 14.

Su alocución

“El tratamiento de este proyecto de ley es sin lugar a dudas una conquista de la marea verde y debe aprobarse sin dilaciones en ambas cámaras. En medio de esta pelea, juzgamos necesario hacer explícito dos observaciones frente a las disposiciones que abren las puertas a la intromisión las iglesias en la ley que se busca aprobar: en primer lugar, a la objeción de conciencia –una figura jurídica que en el ámbito de la salud es ungida como un instrumento para vulnerar derechos de las mujeres y las diversidades. En segundo, a la persistencia de la criminalización de la práctica a partir de las 14 semanas.

(…) La ley que se va a votar habilita la objeción por ideario institucional al no establecer la obligación de los centros de salud a garantizar la práctica. Es una prerrogativa inadmisible que permite que clínicas e instituciones de salud vulneren la ley en nombre de la objeción de conciencia. Un bloqueo de hecho al acceso a la práctica y una concesión enorme a los agentes del clero que tienen colonizado buena parte del sistema de salud público y privado en todo el territorio nacional.

(…) Sobre las penas, si bien se limitan se preserva un poderoso instrumento de persecución de las mujeres. El proyecto que tratamos refiere a los artículos 85, 86, 87 y 88 del Código Penal, pero omite deliberadamente que la inmensa mayoría de las mujeres criminalizadas por esta práctica son juzgadas en virtud del artículo 80, bajo la figura de ‘homicidio agravado por el vínculo. Defendemos la completa eliminación de la interrupción voluntaria del embarazo del código penal y su despenalización absoluta.

Finalmente, defendemos la autonomía progresiva de nuestrxs niñxs y adolescentes, y su derecho a decidir según su madurez y capacidad, y el respeto irrestricto a su derecho a ser niñas, no madres (en relación con la aplicación de la ley para las menores de edad).

El sentido de esta disidencia busca ser un aporte a la marea verde que deberá continuar movilizada para garantizar la aprobación de la ley y luego para enfrentar todos los obstáculos que se imponen a nuestro derecho. Sin separación de las iglesias del Estado, no habrá efectivo y completo cumplimiento de ninguno de nuestros derechos ni camino allanado para nuestras más sentidas aspiraciones. Sigamos movilizadas y ¡que sea ley!”.

Te pueden interesar:
https://diario-nco.com/radio
https://facebook.com/diarionco.

 

Mostrar más

Articulos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba