N° de Edición 7491
La Matanza

A una semana del asesinato de Leandro

TESTESTE

A una semana del asesinato de Leandro, tendencioso informe de “El gran diario argentino”

A una semana
A una semana

 

La edición dominical del diario Clarín publicó el domingo un informe sobre la inseguridad en La Matanza. La doble página en que la periodista María Laura Balonga desarrolló su trabajo, va en línea con la mayoría del contenido del periódico, que a veces editorializa a través de una foto o del humor… Es que una sola imagen les sirve para enviar subliminarmente un mensaje a la sociedad que lo consume.

Por: Carlos R. Correa
carloscorreaprensa@gmail.com

En este caso, “El gran diario Argentino” fue más allá y el artículo (si bien indica circunstancias que los matanceros conocemos muy bien) es sectario y parcial porque sabe muy bien para quién juega y no es equivalente con otros distritos, y menos con los conducidos por intendentes del signo Cambiemos.

Intendenta K, pobreza, droga, inseguridad, marginalidad, crimen, asesinato, tristeza… son algunas de las palabras reiteradas en numerosas oportunidades en el escrito de la colega, a quien no estoy criticando, ni siquiera calificando, sino indicando cuál es el contexto en que ella escribe y cuál es la línea editorial del medio.

La periodista dice textualmente:

La Matanza es un populoso municipio que está desbordado de pobreza, droga, marginalidad e inseguridad. El crimen de Leandro Alcaraz (26), el chofer de la Línea 620 asesinado en Virrey del Pino el domingo pasado, mediatizó la postal que los vecinos padecen desde hace años y de la que, aseguran, ni las cámaras en los colectivos ni el reparto de botones antipánico para los conductores lograrán eliminar. “Seremos sólo espectadores de tragedias”, se lamentan.

La triste saga, que incluye al crimen del colectivero, recaló sobre la Unidad Fiscal Temática de Homicidios de La Matanza, donde los fiscales tienen turnos de lunes a lunes. En este caso les tocó intervenir a José Luis Maroto y Adrián Arribas.

En esos nueve días, los fiscales tuvieron a cargo cinco hechos de inseguridad que terminaron con muertes y familias destrozadas; el hallazgo de un cuerpo semi calcinado, atado y baleado; y hasta un asaltante fusilado por sus propios cómplices luego de que volcara el auto en el que huía.

Tres de los homicidios se registraron el último fin de semana. En menos de 24 horas, ejecutaron a un policía en Villa Madero; un agente de la Federal se defendió del robo de su moto y mató a un ladrón-en González Catán; y mataron a Alcaraz en Virrey del Pino. “En nuestra jurisdicción, lo normal es que haya tres o cuatro homicidios en una semana”, explicaron fuentes judiciales.

La trágica seguidilla comenzó el 9 de abril, cerca de las 23. Una adolescente esperaba el colectivo en el cruce de Arieta y Australia, en San Justo. Tenía el celular en sus manos cuando paró un Renault Logan y un hombre se bajó del coche, le apuntó con un pistolón e intentó arrebatarle el teléfono. No pudo. Entonces, la agarró de los pelos.

La escena fue observada por un policía local que estaba de civil pero llevaba su arma. Enseguida le dio la voz de alto. La respuesta del ladrón fue apuntarle. El agente no dudó y disparó: Diego Martín Bonfante (40) murió en el acto y quedó tendido en el asfalto.

Un adolescente y una mujer que estaban en el Renault Logan -que luego se supo que había sido robado esa mañana- reaccionaron contra el policía que los terminó deteniendo. “La chica estaba tan pero tan drogada que tuvimos que pasar la indagatoria para el día siguiente”, explicaron fuentes del caso”.

Y el informe sigue

El 12 de abril, cerca de las 20.30, la disputa por el robo de un televisor terminó resolviéndose por mano propia. Víctima y victimario, que solían beber en la vereda de Luro Manzana 8, lote 20, de Rafael Castillo, se trenzaron en una discusión que culminó cuando el asesino corrió a su presa y le dio un puntazo mortal.

Tras el homicidio, Manuel Alejandro Correa (40), alias ‘Oreja’, y que pasó “la mitad de su vida preso”, huyó a la provincia de Corrientes, a la casa de una tía. “Cuando la mujer se enteró las razones de la visita de su sobrino, enseguida llamó a la Policía para que lo detenga”, informaron fuentes de la investigación. El traslado del detenido a Buenos Aires fue pactado para este lunes 23 de abril. Lo acusan de homicidio simple.

El 14 de abril a las 11.20 se recibió un llamado en la comisaría de Villa Dorrego: habían hallado el cuerpo de un hombre entre pastizales. Al llegar a Doctor Equiza y Río Matanza, una zona despoblada y arbolada, los policías se encontraron con un cadáver semicalcinado al costado de un camino peatonal que bordea un basural. Estaba boca abajo y tenía atadas las piernas con un cable rojo. Le habían disparado. Aún no pudieron identificarlo.

Cerca de las 23 de ese mismo sábado, Matías Demarco (34), subinspector de la Bonaerense que trabajaba de manera encubierta en una investigación sobre narcos, regresó por unos minutos a su casa de Constituyentes al 100, casi Convención, en Villa Madero, para resolver unos detalles del cumpleaños de su hijo: lo festejaban al día siguiente.

No bien descendió de la Volkswagen Amarok gris que le había otorgado la Justicia Federal de Morón para que trabaje, al menos dos hombres bajaron de un Toyota Corolla gris. Aún se investiga si le quisieron robar o si el hecho tuvo que ver con la investigación que encaraba el policía.

En el tiroteo murió Demarco y uno de los atacantes terminó herido y detenido. La Justicia aún busca a él o los cómplices del sospechoso preso, que se negó a declarar. El auto que utilizaron apareció horas después del homicidio, incendiado, en la Villa 1-11-14 del Bajo Flores”.

Dos hechos más

A una semana del asesinato de Leandro, tendencioso informe de “El gran diario argentino”

Al día siguiente del crimen del policía Demarco, ocurrieron otros dos hechos casi en simultáneo. Uno fue en González Catán, en el cruce de Mariano Acosta y Sáenz.

Un cabo primero de la Policía Federal iba a bordo de su moto marca Suzuki color gris cuando fue abordado por dos asaltantes armados que se movilizaban en una Zanella roja y lo amenazaron para robarle.

El cabo, que estaba de franco, se identificó como policía y uno de los ladrones le disparó. El agente se defendió: un ladrón murió en el lugar y su cómplice resultó herido. El policía recibió un balazo en el brazo izquierdo.

Ese mismo domingo 15 de abril a la tarde, pero a poco más de ocho kilómetros de allí, en la intersección de Santiago Bueras y Concordia, de Virrey del Pino, el colectivero Leandro Alcaraz recibía un disparo. Murió casi en el acto.

El crimen conmocionó a los vecinos y generó una fuerte polémica entre el gobierno bonaerense y el municipal, encabezado por la intendenta K Verónica Magario, por el destino de los fondos adjudicados al área de seguridad.

No sería la última muerte en La Matanza. Al día siguiente del crimen del chofer de la Línea 620, en Tomás Valle al 5700, González Catán, Gerardo Medina (57) habló por teléfono con su hermano cerca de las 21.30. Fue el último que lo vio con vida.

Lo encontrarían horas después en pijama, brutalmente golpeado y estrangulado por al menos dos ladrones que revolvieron toda su casa, rompieron colchones y hasta sacaron los equipos de aire acondicionado. Buscaban plata. Dos sospechosos, de 17 y 19 años, fueron detenidos.

La triste seguidilla de muertes culminaría el 18 de abril, con un caso que sorprendió a los investigadores y ocurrió en San Carlos. Comenzó cuando al menos tres ladrones robaron una camioneta Chery negra en Isidro Casanova. Con ese coche luego interceptaron a un hombre de 62 años, le sacaron su Toyota Corolla gris y huyeron en los dos autos.

Minutos más tarde, los mismos delincuentes observaron a una mujer que llegaba a su casa a bordo de un Fiat Palio, la bajaron de los pelos del coche sin saber que su esposo, un policía del Grupo Apoyo Departamental de La Matanza, estaba en el interior de la vivienda pintando.

Al escuchar los gritos, el policía salió a la vereda armado, les dio la voz de alto y comenzó un tiroteo que finalizó cuando los delincuentes huyeron en la Chery y el Toyota. En el marco de esa fuga, y a la altura de Castañón al 300, de San Carlos, la camioneta esquivó a gran velocidad a una Peugeot Partner que estaba estacionada, pero el asaltante que manejaba el Corolla no pudo maniobrar y chocó.

Por el impacto, el conductor salió por la ventanilla, el coche dio un vuelco y cayó encima del ladrón que había salido despedido. “Uno de los testigos contó que la Chery se detuvo, el que manejaba descendió, se le acercó al cómplice herido que estaba debajo del coche y, sin mediar palabras, le disparó y huyó”, detallaron fuentes del caso. Le dio un tiro en la cabeza. Al lado del cuerpo encontraron una pistola calibre 9 milímetros con balas de punta hueca”.

La arbitrariedad al palo

Como se nota, el informe es totalmente sesgado en su redacción, porque se remarca varias veces que existe una ola de homicidios, algo que también sucede en varios municipios de la Provincia, incluidos Morón y Tres de Febrero. Además, se utiliza la frase “fuentes policiales” y los condicionales serían, habrían, etc., como si todos los detalles que se mencionan en cada uno de los caso estarían debidamente probados y son una verdad irrefutable.

Articulos relacionados

Un comentario

  1. Intendenta K, pobreza, droga, inseguridad, marginalidad, crimen, asesinato, tristeza… son algunas de las palabras reiteradas en numerosas oportunidades en el escrito de la colega, a quien no estoy criticando, ni siquiera calificando, sino indicando cuál es el contexto en que ella escribe y cuál es la línea editorial del medio.

    CORREA QUERIDO . LA REALIDAD DE LA MATANZA ES PRODUCTO DE QUIENES LA CONDUCEN Y DE QUIENES SE BAJAN LOS PANTALONES ANTE QUIENES LA CONDUCEN .
    NO ES PRODUCTO DE NINGUNA » LINEA EDITORIAL» .
    TU COLEGA SIMPLEMENTE DIJO LA UNICA VERDAD , QUE ES LA REALIDAD .

    A MI SE ME HACE QUE VOS ESCRIBIS SIGUIENDO LA LINEA EDITORIAL DE QUIENES METIERON Y SIGUEN METIENDO AL PUEBLO MATANCERO EN ESTE INFIERNO . Y PIENSO QUE LO HACES DISFRAZANDOTE DE » NACIONAL Y POPULAR »

    «SI TE LLAMO ESTUPIDO , NO TE ESTOY OFENDIENDO , TE ESTOY DESCRIBIENDO.»
    NO SE PORQUE DE PRONTO RECORDE ESTA FRASE TAN SABIA .

    Intendenta K, pobreza, droga, inseguridad, marginalidad, crimen, asesinato, tristeza : LA MAS PERFECTA DEFINICION DE LO QUE ES Y SEGUIRA SIENDO LA MATANZA , DEFINICION RECONOCIDA EN TODA LA REPUBLICA .
    A PESAR DE BOBOS QUE QUIERAN , VAYA A SABER POR QUE MOTIVO , OCULTARLA .

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: