N° de Edición 6753
La Matanza

A un año de la desaparición de Leandro

A un año de la desaparición de Leandro.

El pasado domingo 14 de abril, se llevó a cabo en Virrey del Pino, Partido de La Matanza y  a metros de la Comisaria Distrital Sur N° 2, un festival en memoria del colectivero de la línea 620, Leandro Alcaráz.

La convocatoria la realizó la familia y  allegados de Leandro  para recordarlo pero también para hacer hincapié en la causa,  ya que a pesar de tener a los culpables  detenidos, aun no hay avances.

El evento comenzó a partir de las 14.30 en la colectora del kilómetro 35, a metros de la Comisaria Distrital Sur N°2  donde se hicieron presentes, amigos, vecinos  y compañeros de la línea 620.

El encuentro fue organizado por la familia de Leandro, bajo el lema ‘Todos somos Leandro’ y se armó  en el lugar un escenario, con equipos de audio donde las distintas bandas compartieron ese momento con su arte.

Los grupos que dijeron presente fueron Jorge y los Jorgitos (tributo a León Gieco), La Missoury Rocky Blues, Marotte (rap), La Fuga de Rock, Diego Pollano (líder y cantante del grupo Cola de Pato) y Fabio Santana, (finalista del Soñando por cantar y miembro de Veteranos de Guerra de Malvinas).

El acto, además de hacer un recordatorio por el año de la desaparición del colectivero, también era una manera de darle un impulso a la causa. En dialogo con Jesica Alcaraz, la hermana de Leandro, dijo que debido a que  esta todo parado, era necesario realizar este evento.

Historia

Leandro Alcaraz, vecino del barrio Esperanza papá y esposo y muy querido por su manera de ser, trabajaba como chofer en la línea 620 y porque se acercaba la fecha del cumpleaños de su hija  estaba realizando algunas horas extras.

Ese día, un 15 de abril del 2018 unos delincuentes decidieron acabar su vida, este crimen conmocionó a todo el conurbano, se realizaron varias operativos para dar con los culpables.

También se pidió a los testigos que se acercaran para dar con los malvivientes, se ofreció recompensa y seguridad para que esto fuera posible, pero el miedo no dejó que  se hiciera con la rapidez que se esperaba.

Hoy, y después de un excautivo operativo, se encuentran detenidos dos personas de sexo masculino y de nacionalidad paraguaya pero aún no se dictó sentencia, ni los jueces ni abogados han dado muestra de continuar con el caso.

A raíz de esta situación donde a claras se ve una justicia pasiva es por la cual la familia en la búsqueda incesante por esclarecer este crimen  realizó el evento al cual para aunar fuerzas  invitaron a familiares de otros casos como el de Ezequiel, Lamas y Matías Villavicencio.

La hermana de Alcaraz precisó que estaban detenidos los hermanos Brizuela y que la causa estaba asentada en la Cámara de Apelaciones de la sala II de La Matanza, pero aún no hay fecha para el proceso judicial.

“Queremos que se haga justicia y que la muerte de mi hermano y de otras personas no queden en nada, nos juntamos para que las autoridades no desactiven las causas y encuentren pruebas suficientes para que el juicio sea posible” remarcó Jessica.

El acto se realizó sin problemas, se ubicaron en un espacio donde no fuera problemas para el  transito ni para los que circulaban por la zona. Todas las líneas que circulan por la ruta nacional N°3 respondían su presencia con bocinazos.

Entre los presentes se encontraban las familias de Ezequiel y Matías como así también Andrea, la vecina que semanas atrás fue baleada por un par de delincuentes cuyos familiares estuvieron levantando firmas para pedir la vuelta de Gendarmería.

A medida que cada banda compartía su música la mamá de Leandro, les obsequiaba un pergamino con la imagen de su hijo a modo de agradecimiento, cada banda adhería al reclamo de Justicia a través de su arte.

El líder de una de ellas, La Fuga del Rock, expresó que: “No existe palabras para explicar lo que pasó, seguimos igual, todo lo que prometieron, cámaras acompañantes, etcétera, nada se hizo, seguimos igual, subimos a los colectivos y vemos que nada cambió”.

El cierre del acto lo hicieron Fabio Santana y Diego Argarañaz quienes cantaron temas como Lunita Tucumana, Sobreviviendo de Víctor Heredia y Solo le pido a Dios de León Gieco,

Carlos Alcaraz comentó que ese momento fue muy emotivo, ya que, su familia junto a la de Ezequiel, subieron al escenario junto a los músicos para reforzar la lucha y el pedido de justicia.

Por ultimo Alejandra Alcaraz concluyó con un discurso en el cual expresó:

 “La única lucha que se pierde es la que se abandona y nosotros vamos a seguir hasta el final.

Una tarde como la de hoy recibimos la más cruel y dura noticia que nos arrebató la mitad de nuestro corazón, la mitad de nuestra vida. ’La vida de Leandro’. Todavía nos cuesta entender hasta dónde puede llegar la ‘persona’ despiadada, que es capaz de arruinar una familia,  que no tiene escrúpulos, ni mucho menos valor por la vida humana.

No podemos entender como muchos de estos asesinos, porque eso es lo que son, siguen circulando tan libremente  por nuestras calles, arrebatando la vida de quienes se le cruce.

Es por eso el motivo de nuestra lucha, como el de los familiares de otras víctimas.

Seguimos pidiéndote a vos, si estuviste esa tarde de abril en aquel colectivo, que grites tu verdad, que dejes de masticar el silencio. Todavía Leandro, su hija, su esposa, sus padres,  hermanos y la sociedad te necesitan. Seguimos esperando que presentes tu declaración.

Seguimos pidiendo a las autoridades un proceder más competente, que garanticen nuestra seguridad, como la ellos. Estamos cansados que La Matanza sea zona liberada, cansados de sentirnos inseguros, es muy importante que haya más prevención.

Queremos exigirle a la justicia que comience a hacerse valer, que de ella depende el desarrollo de toda la sociedad y que el abuso de poder, la corrupción significa la muerte de ella. Debe haber ‘castigo justo’ para los que actúen fuera de la ley y la justicia. ’Nuestra justicia debe comenzar a accionar y a reaccionar ante lo injusto’.

¡A las familias  víctimas de la violencia e inseguridad queremos pedirles que no se detengan! No dejen ni permitan que se apague la luz ni el grito de justicia. Sabemos que no es fácil transitar este camino, no permitamos que el miedo nos paralice y no nos deje salir a las calles de nuestra Matanza.

Tenemos que unirnos, para que nuestras voces unidas cobren fuerzas y lleguen a oídos de aquellos que son responsables de que la justicia se cumpla.

A los que nos acompañaron todo este tiempo a los que nos sostienen, a los que saben ponerse en el lugar del otro, en muchos casos sin conocernos, solo tenemos palabras de agradecimiento.

Gracias por sumarse a este grito de verdad, seguridad y justicia.

Para cerrar, queremos compartir un breve poema que expresa y pone en palabras quien fue Leandro.

Si me preguntan quién era Leandro diré…

El de mirada transparente.

El de sonrisa tímida.

El de palabras justas.

El de valores profundos.

El de objetivos claros.

El de sentimientos puros.

El de amistades fieles.

El de amor sincero.

El de abrazos fuertes.

El de apretón de manos.

El de pasos firmes.

El de andar seguro.

El de acciones coherentes.

El que era HIJO.

El que era PADRE.

El que era libre e INJUSTAMENTE se fue.

Familia Alcaráz.

                                                                     

Deja tu comentario:

Tags
Mostrar más

Articulos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

[fbcomments]
Close