Número de edición 7773
La Matanza

A pesar del traspié, Liniers sigue a un paso de llevarse el clausura

A pesar del traspié, Liniers sigue a un paso de llevarse el clausura

La Topadora mantiene la diferencia en la punta del Clausura y sigue dependiendo de si mismo para obtener el título. Frente a un sorprendente Lugano el equipo no repitió actuaciones anteriores. La amargura por la derrota se vio atenuada por los resultados favorables producidos en otras canchas.

Por Víctor Marinelli
Fotos: Gustavo Echeverry

Sorprendió Lugano de entrada y casi desde el vestuario se puso 1 a 0 con el cabezazo de Luis Giménez. Con gran enjundia y determinación, que sorprendió a propios y extraños, el equipo naranja impuso condiciones.

Escurra, Ruíz y Olmedo en el medio sumado a la peligrosidad de Giménez, fueron argumentos suficientes para justificar tan buen arranque. Le costó a Liniers meterse en partido. La presión, la ansiedad y el nerviosismo jugaron en contra.

Exequiel Ortíz, la figura del equipo, encaró por izquierda a los 13 y su remate paralelo a la línea del arco no llegó nadie a conectarlo. Luego el volante tuvo otra ocasión propicia salvando el arquero De la Peña.

Liniers siendo amplio dominador no encontraba los caminos, bien cerrados por la visita. Sobre el final otra vez una brillante intervención de De la Peña desvió una pelota de Méndez con destino de empate.

Liniers decidido a conseguir el empate en el complemento. Zurdazo de Víctor López que se fue muy cerca. Contragolpe visitante y Díaz Peyrous salvando ante Giménez. Los cambios en el Celeste no aportaron las soluciones que se esperaban.

La salida de Méndez no terminó de convencer. Para colmo llegó el balde de agua fría cuando Díaz Peyrous se confió y el fuerte viento le jugó una mala pasada. Olmedo se encontró con el arco desguarnecido y no perdonó.

Parecía que se venía la noche. Liniers no salía de su asombro y el Naranja se perfilaba para conmover en el contragolpe. Desde otras canchas llegaba la derrota de Cambaceres, pero el triunfo de Sportivo Barracas en Rosario que le daba la punta al Arrabalero por diferencia de gol.

Las buenas noticias que llegaban hicieron a La Topadora reaparecer en escena, sin enloquecerse, con amor propio y pocas ideas buscó el descuento. Lugano defendió en su área con uñas y dientes, convirtiendo a su arquero en figura.

Sobre los 38 el árbitro Néstor Barrios vio una mano en el área visitante y Cermesoni con maestría puso el descuento de penal. Los últimos minutos fueron para el infarto, porque en Rosario Argentino daba vuelta el resultado frente a Barracas y Liniers si ganaba se llevaba el Clausura.

Sin embargo Lugano supo defender la ventaja, y hasta exigió de contra a Díaz Peyrous en alguna oportunidad. Liniers acechó pero apenas pudo llegar con un tiro de Ortíz magistralmente salvado por el arquero. Conocidos los finales en las otras canchas el dolor no fue tan intenso.

Una experiencia más que comprueba que no hay que relajarse aún frente a rivales de menor envergadura. El empate frente a Puerto Nuevo fue el primer llamado de atención, Lugano ahora dio otro golpe que felizmente no fue de nocaut. Liniers a pesar de los puntos perdidos como local sostiene la punta en soledad.

En efecto, La Topadora suma un punto más que Cambaceres, Juventud Unida y Yupanqui. El próximo miércoles será una final frente a un Trapero muy empinado. Otro que sorprende es el Lobo Rojo que jugará con Cambaceres. Entre los cuatro está el título. El único que depende de si mismo es Liniers, que ganando se lleva el Clausura y juega la final con Puerto Nuevo, hasta un empate le serviría siempre y cuando también haya igualdad en el otro enfrentamiento.

Liniers a un paso de ganar el Clausura.

Te pueden interesar:
https://diario-nco.com/radio
https://facebook.com/diarionco

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba