N° de Edición 7274
La Matanza

1975: el Operativo Independencia en los ojos de un matancero

TESTESTE
1975: el Operativo Independencia en los ojos de un matancero.

Los años oscuros de la Argentina en la mirada de un soldado de La Matanza.

A mediados de la década del setenta del siglo pasado, en el país se había quebrado el “Pacto Social” y se vivía una escalada de violencia creciente, tanto en los espacios urbanos, como en los rurales del territorio argentino, sumado al malestar económico que provocaba la inflación y las malas políticas aplicadas hasta entonces.

Por Profesor en Historia Carlos j. Alegre

En este marco histórico también entra en escena la guerrilla izquierdista, los escuadrones de la muerte de la AAA y las listas negras. El denominado Ejército revolucionario del Pueblo (ERP) que luchaba por un estado socialista, había instalado su campamento en Tucumán, con el objeto de generar un foco guerrillero que enfrente el futuro golpe de estado militar que se avecinaba en el país y que finalmente se concretó el 24 marzo de 1976.

El “Operativo Independencia” fue la actuación que tuvo el ejército argentino, en la provincia de Tucumán, “avalados” por el decreto N°261/75 del gobierno de Isabel Perón, que ordenaba neutralizar/ o aniquilar el accionar subversivo del “enemigo interno comunista” al cual refiere la doctrina de seguridad nacional, dictada en la escuela de Panamá y difundida por los Estados Unidos.

1975: el Operativo Independencia en los ojos de un matancero.

Es necesario realizar esta breve introducción del contexto histórico que envolvió a la figura del un ex conscripto catanense, y que hoy de la mano de su hijo: Cristian Carrizo, llega a nosotros el relato de lo que vivió su padre, por aquellos tiempos pre-dictadura, cuando le tocó hacer la colimba y tuvo como destino San Miguel de Tucumán.

La siguiente historia pertenece un ex conscripto matancero, llamado Carmen Braulio Carrizo, quien, como dijimos, participó en la llamada: “lucha contra la subversión”, más conocido como: “Operativo Independencia”, transcurrido en el año 1975, en la provincia de Tucumán.

Carmen Braulio Carrizo, fue sorteado el 17 de noviembre de 1973 e ingreso al ejército RI 19 el 14 de marzo de 1974. Este joven soldado, con tan solo 20 años de edad, se encontraba en las calles haciendo rastrillajes, buscando rastros de los “extremistas”, y tratando de resguardar la vida de los civiles de aquel lugar, en su relato recordaba aquel momento:

1975: el Operativo Independencia en los ojos de un matancero.

Carmen Braulio Carrizo: -“Al tiempo de estar en servicio nos comunican que íbamos a ingresar en el monte y las llanuras de Tucumán, que había que defender la Patria de los sediciosos que la amenazaban y querían derrocar al gobierno de turno que se encontraba en ese tiempo.”

Carrizo relata que estos grupos armados, vivían ocultos en los cerros, en el monte, entre los árboles, para que  al ejército le resultara difícil ubicarlos, y solo bajaban a buscar provisiones, comida, ropas, cobijas, armas, refugio, etc. Y lo hacían ingresando a la fuerza en los almacenes, a punta de armas largas y machetes a las casas.

Carmen Braulio Carrizo: -“Al que no colaboraba lo mataban, luego de exigir  y cobrar su cometido, huían hacia el monte donde tenían su campamento. Entre ellos también se encontraban mujeres que andaban con fusiles.”

1975: el Operativo Independencia en los ojos de un matancero.

Braulio recordaba que cuando le ordenaron ingresar monte adentro, en busca de estos individuos, se le venían muchas cosas a la cabeza, y comenzaba a darse cuenta de que al exponerse podía perder la vida, y no volver a ver a sus seres queridos, principalmente a su novia, que era lo que más le importaba en aquel momento. Pero se decía a sí mismo: ¡tengo que ser fuerte, porque me siento orgulloso de que con tal solo 20 años, esté defendiendo la Patria! Y actuó bajo su vocación de servicio.

Su unidad tenía la información de que miembros del ERP se encontraban ocultos en los árboles y cuevas de los cerros, -ese es el método de emboscada que utiliza la guerrilla para atacar a los soldados que llegan a esos puntos.

Entre los episodios relatados por Braulio, se encuentra el momento en que perdió el habla temporalmente, sin poder emitir sonido alguno, eso se daba debido a las bajas temperaturas que tenía que soportar internado varias semanas en el monte tucumano, tras varios días, con lluvias que no paraba, debían dormir espalda con espalda, y con el agua pasando la cintura. La “cura” que los jefes militares aplicaban a sus propios soldados, era la siguiente:

1975: el Operativo Independencia en los ojos de un matancero.

Carmen Braulio Carrizo: -“El sargento JANEBAS dando una orden de arriba, nos dijo que  subamos a los helicópteros  los seis soldados que habíamos quedado mudos temporalmente, y de ahí nos lanzaron atados a unos arneses para recuperar el habla, después de dos día más o menos, nos logramos recuperar del todo.”

El enfrentamiento se produjo en pleno monte tucumano,  allí estuvieron intercambiando disparos alrededor de 30 minutos, cuando los izquierdistas se replegaron, y dieron la voz de alto el fuego, asistieron a los heridos y Braulio junto al sargento y el cabo, fueron tras los que habían huido, capturándolos finalmente, en las proximidades de un rio.

Carmen Braulio Carrizo: -“Cuando volvimos por nuestros compañeros y nos reagrupamos para volver con nuestros heridos, esperando indicación de punto de encuentro para que llegue el helicóptero por los heridos, vimos que habían bajado a 64 heridos de gravedad, más otros tres que atrapamos al intentar cruzar el rio, y 2 muertos.”

1975: el Operativo Independencia en los ojos de un matancero.

Lo que les sucedía a los prisioneros, el lector ya se lo puede imaginar, o leer en los libros de historia reciente; al que no colaboraba con la información que se les pedía, se lo estacaba en el asfalto, o bien eran subidos a los helicóptero, y una vez en el aire, si no confesaba donde se encontraban los campamentos, se los arrojaban en medio de los cerros y gran parte del monte. Mientras que aquellos que terminaban accediendo se los vestía con uniforme de oficial de alto rango y los enviaban al frente de la tropa, como “guía”, o mejor dicho: como “tiro al blanco” de los enemigos.

Hasta aquí llegamos con este relato ya que una vez finalizada la conscripción, y más allá de todo lo que Braulio Carrizo, vivió como soldado raso, en el monte tucumano, también deseaba alistarse para ir a combatir a las Islas Malvinas, pero finalmente pidió la baja, y volvió a reencontrarse con su familia.

Te pueden interesar:
https://diario-nco.com/radio
https://facebook.com/diarionco.

 

 

 

Mostrar más

Articulos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba