N° de Edición 7013
La Bata

LA BATA: Reseña Like Clockwork – Queens of The Stone Age; Terror creepy pasta

pag.9_queens1
Queens of The Stone Age es aquella banda que nos tiene acostumbrados a la mezcla del terror en su justa medida, con sensualidad, punk garagero derivado en nuevo género musical para la escena actual (pioneros del nuevo movimiento actual “Stoner”). Una banda liderada por un personaje querido en la escena por su impronta de “tipo duro” y su maravillosa versatilidad musical para tocar con todos y en cualquier proyecto: Josh Homme. Su verdadero nombre es Joshua Michael Homme III. No le quedó nada de lo religioso en ese nombre tan santito. Sin embargo es un dulce. Queens Of The Stone Age acaba de lanzar su sexto álbum de estudio, y desde La Bata! de NCO como siempre cada tanto nos metemos a desmenuzar la escena actual para ver que se está cociendo en las nuevas tendencias actuales. “Like Clockwork” (“a contrarreloj” o “como un reloj”) el tiempo es tirano también para el rock&roll y estas “reinas de la era de la piedra” vienen a decir ¡paren el carro!

Por Jonathan Agüero Cajal
jonathan.aguero.diarionco@gmail.com
facebook/La-BATA-Diario-NCO/
facebook/jonathan.agueronco
@jonathanagueroc

Atrás quedó “Era Vulgaris” (2007) disco que los terminó de consagrar como “cosa extraña y nueva” en la lista de los discos más vendidos. Muchos dicen que Josh Homme está loco, cariñosamente. Californianos, con todo el sudor del sol encima, árido, espeso… ¡no podía ser de otra forma el sonido de QOTSA! En esta oportunidad Like Clockwork, el nuevo bebé entre manos, les salió de taquito. En una época donde los nuevos lanzamientos discográficos (desde Daft Punk hasta los Strokes) suenan “achanchados digitalmente”, Clockwork va como piña. Los muchachos acaban de encontrar la perfecta conjunción entre lo que ya venían planteando en discos anteriores, pero de forma equilibrada. El terror y la atmósfera sonora de las guitarras propias del cine under categoría B y la elegante voz de Homme que roza lo mejor del soul, del blues, comprimida, consistente.

Editado esta vez bajo el respetado sello Matador (sello productor de gran parte de la escena actual indie, alternativa) fue lanzado oficialmente el 4 de Junio. La producción estuvo a cargo casi íntegramente por el propio Josh Homme y la banda. ¿La inspiración conceptual de este nuevo? La muerte. La muerte de su cantante. En realidad no. Pero sí estuvo a punto de morir. Digamos, una muerte metafórica. En 2010 Homme fue internado durante más de trece días por un problema de rodilla. Según cuentan estuvo varios minutos sin vida y logró sobrevivir a la mesa de operaciones. Luego de eso, enfrentó una terrible depresión que casi lo llevó a disolver Queens of The Stone. Con ayuda de la misma banda y músicos amigos como Dave Grohl de Foo Fighters… la banda salió a reflote. En sus propias palabras “estaba perdido, y buscando algo en la oscuridad (para el nuevo disco) me encontré ‘trabajando a contrareloj’” De ahí el eje conceptual de este sexto trabajo donde el arte visual al mejor estilo animación de terror creepy tan de moda en estos días en la internet profunda, terminan de cerrar un nuevo indispensable de la discoteca de discos.

En la portada con un fondo rojo sangre vintage, un vampiro que porta una calavera como máscara intenta ¿besar? ¿Morder? A su bella dama de corte punk llorando lágrimas por doquier. El diseño estuvo a cargo de British Artist Boneface y se puede encontrar también una edición especial en vinilo con fondo azul. En nuestro país hace pocos días acaba de llegar la edición en CD en una hermosa caja que ajusticia a su precio y le hace frente a los disquitos de cartón tan deprimentes de hoy en día.

Diez canciones, diez climas opresivos. “Keep Your Eyes Peeled” es una pelea callejera espantosa, cruzando los límites de lo real, lo espantoso, el morbo de sujetos facinerosos que se juntan en una cantina oscura para demostrar quién es el más “hardcore” del pueblo. Y todo esto sin exagerar ni subir un decibel más a la distorsión. Lograron una apertura tan maravillosa y opresiva que genera envidia. Y mucho más su videoclip oficial animado. “Un buen manejo de la distorsión y el terror en su justa medida”.

“I Sat By The Ocean”. Single radial, en esta oportunidad el tema predilecto para llevar en el mp3 o el celular es un juego de guitarras entrecortadas que se cruzan una y otra vez. Stoner puro. ¿Qué es el stoner? Digamos rock alternativo árido, caluroso, punk pero con mucho gusto dulzón a pop. Bueno, aquí está el pop de costumbre que nunca puede faltar ni falla. Homme, sabe cantar soul y se merece un diez. Nada de voces podridas, delicadeza que se entiende y enamora. El grandote lo ha hecho otra vez.

“If I Had A Tail” QOTSA juega nuevamente con lo terrorífico, con lo monstruoso. “si yo tuviera una cola” imaginando paisajes perdidos, sujetos que se pierden en el medio del desierto y ya no saben si la carroña los comerá antes de perder la cordura o la locura se los comerá a ellos. Queens es una banda mental, recrea paisajes sonoros que pueden resultar maliciosos en la lectura, pero que en realidad resultan en pop profundo, un viaje de ida y vuelta. Y del mismo paisaje desolador nos embaucamos a la mitad del disco con “My God is The Sun” haciendo honor a la causa árida. Un riff que una vez que lo escuches vas a pensar si Josh Homme es más que un buen guitarrista o escuchó por esas condenadas casualidades los discos de nuestro querido Skay Beilinson argentino.

“Smooth Sailing” es sucio y desprolijo, riff funky en primer plano jugando con el rap descarado de los Ting Tings. Otra grata sorpresa del disco. Urbano, casi hablado recitado, pegajoso cual chicle bubaloo se desliza tan necesario que se puede bailar en la pista. Sonará seguramente. Pero no nos olvidemos del eje conceptual que nos cita la música esta vez, nos rodea un clima de muerte, superamos la misma, vemos luz, pero dentro de esta misma experiencia aprendimos cosas profundas para darlas a conocer. Con este sentimiento, con el corazón entre las manos, mirando, rogando e implorando al mismo cielo y al mismo dios entre la ceniza Queens of The Stone Age se despide con “I Appear Missing”. La nota tensa, la intensidad dramática. Sobrevivir. Han madurado muchísimo musicalmente. Y finalmente el track 10, delicada y desconcertante pieza de piano “Like Clockwork”. Como un reloj, ¿la vida será como un reloj que corre sin parar y puede tomarnos por sorpresa en el momento menos esperado? Tal vez. Josh Homme reflexiona en cinco minutos donde se desnuda. Su voz es como la de una mujer que tiene una interesante historia para contar cerca de la rivera del río. No todo en esta vida es distorsión, también es “aprender a vivir a contrarreloj”.

Videoclip de Keep Your Eyes Peeled, muy recomendable.

Links de Queens of The Stone Age

http://www.qotsa.com/
https://www.facebook.com/sharer/sharer.php?u=http://www.qotsa.com
http://www.youtube.com/qotsa
https://www.facebook.com/QOTSA?fref=ts

Tags
Mostrar más

Articulos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

[fbcomments]
Close