N° de Edición 7331
La Bata

LA BATA: Reseña EL OSTENTOSO REINO HUECO; Una abstracción autoinducida

TESTESTE

pag.9_ostentosoreino1

“Siniestro…, no puedo por más que quiero, la trama no me envolvió, no puedo por más que quiero, lo veo y no lo creo, nadie eligió”, enigmática la poesía (que es tal y en estado puro para mejor), así abre el primer track del nuevo disco de “Circo Ficción”, banda que en ocasión hemos entrevistado para la querida sección del NCO, “La Bata”. Los Circo acaban de lanzar su nueva placa discográfica titulada (con aún mucha más intriga para la hora de la escucha) “El ostentoso reino hueco”.

Por Jonathan Agüero Cajal JVAC
jonathan.aguero.diarionco@gmail.com

Grabado entre marzo del 2011 y noviembre del 2012 en los estudios Daktary, fue masterizado por Rubén Héctor Martín para “Factoría de Creación Sonora” (de nada más y nada menos que Canaria, España, ¡todo un logro de producción!). En cuanto a la primera instancia de apreciar el disco lo que más llama la atención es la portada. Estamos ante el caso de la tapa “creada desde cero”, 100% artística, una verdadera pieza de pintura, precisamente “abstracta”, como la canción que abre el disco “No creo /Abstracción autoinducida”.

pag.9_LOGO_LA_BATA

Entre eso y el título uno ya puede ir haciéndose idea de la sensación de curiosidad e inquietud que despierta el álbum. Entre colores complementarios y luces frías el rostro de un hombre yace preocupado, mordiéndose las uñas, desnudo, con las pupilas dilatadas y las cejas asustadas, su piel es amarillenta, con dolor, mirando al vacío mientras su nariz y su mandíbula parecieran desprenderse. Darío Beatriz (diseño de tapa) hizo un magnífico trabajo, recordando un poco el estilo siniestro de por qué no, Rocambole.

En cuanto al disco, este EP de seis tema oscila por el tradicional rock&roll, de eso no cabe dudas, con toques nuestros personalizados, bien argentos. Uno no puede evitar sentir cierto perfume en el aire a Patricio Rey en las influencias, pero agregándole detalles y efectos que lo hacen muy diferente tema por tema. Conozcamos el disco.

DEMOLIENDO EL TRACK LIST

01. No Creo. Batería mid tempo, contemporáneo pero no se trata de punk new wave, sino de un sutil sintetizador (¿o teclado?) que se funde con un suave (y relajante) juego de guitarras muteadas. Susurros y desesperación ¡Bienvenidos al manicomio!… bueno, por lo menos esa es la sensación que sobrevuela al ver el arte conceptual del “Circo” como “mentira ficcional” y la enfermedad que genera. Suave, relajante, siniestro, dulce melancolía es sin dudarlo el “single” del todo el disco. También recuerda un poco a Las Pelotas.

02. Alturas. “Hoy te vas a un tramo vegetal hoy te vas un pasajero más. Es curioso tu amor en el aire escribir alguien en la nada es nadie” En dos minutos compactados, un rock&roll directo, lleno de poesía y voz al frente, recuerda al estilo de bandas como Pier, bandaza de los hermanos Cerezo.

03. Subterránea. “Estampida como lluvia, hundiendo mi cara, no hay milagro en la ciudad, que corte sus alas, viene contra mí, sé que existe, traté de eludirle, recipiente infalible”. Árido, unos arpegios dulces y tristes, de día gris o tarde infernal de domingo, te sumergen en la desesperante (pero tranquila) sensación de encontrarse en las profundidades de lo subterráneo. Teclados a la The Doors, y melodía lánguida a lo Héroes del Silencio.

04. Nunca mejoré. “Como ves nunca mejoré, renuncié a lo que implica acceder, te habrás marchado cuando vuelva, mi ineptitud merece estrellas, pantano de renovación, sortija para el perdedor, vacilo ante un ángel cuando repta” Comienza rutero, de viaje, en auto, en autopista sin destino, en enemistad con la materia, y se transforma en pocos segundos en autoestima levemente levantada. En un pop rock de teclados con presencia y armonías, lleno de abrazos pero siguiendo la ¿tristeza del álbum? Quizás entre copas de desamor, y miradas de bar.

05. Órbita de complot. “Cadena eficaz, absurdo guión, y una tapadera, de alta ambición imperio camaleón, espía sutil, reacio a aceptar, la media verdad, con la que me ven y con la que dan, masiva aceptación, a sólo morir”. Un hard rock de marcha firme, pero media. Un loop al comienzo y unos colchones de teclas en fondo lo condimentan y juegan un poco (de forma breve) con la electrónica, en un tema que coquetea mucho con la impronta “ricotera” en coros que se desangran y poesía cruda y sincera “el futuro es broma”.

06. De Libertad. “Melodía en el panteón, densa niebla, tu canción se diluyó, con la guerra, desde el fuego de lo incierto, desde un plano retocado, desde que empeñé mis huesos, y hasta que fui un fracaso”. Lo que estaba insinuado en “nunca mejoré” con una guitarra rutera, bien blusera, con toques folk a lo Skay Beilinson se vuelve realidad en este curioso tema que bien podría ser el soundtrack de una serie de misterio. Correcta elección para cerrar un disco con un tema de atardecer que mantiene la crudeza y la figura poética mortuoria del “panteón”, los “huesos” en ese “circo ficcionalizado” que es toda esta realidad (a la cual nos sometemos dulcemente día a día) donde uno “impera albergar terribles ideas de libertad”.

Para poder escuchar el disco y bajarlo:
http://facebook.com/circoficcion
http://www.facebook.com/circoficcion/info

http://www.myspace.com/circoficcion

Articulos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba