N° de Edición 7013
La Bata

LA BATA: Reseña de Comedown Machine;La máquina de hacer Angry Birds

Pag.12_STROKES
O la máquina de hacer pájaros hambrientos, rabiosos, enojados. Los Strokes, The Strokes para ser más exactos ya forman parte del inconsciente colectivo argentino. Sobre todo en la juventud local. Son los que reinventaron el rock&roll hace más de diez años con el indie, básicamente son los pioneros y creadores del nuevo sonido post punk revival cosecha siglo XXI. O mejor dicho, del sonido indie garagero revisitando la discografía de maestros olvidados como la Velvet Underground y Television. Son los que impusieron la moda de usar saco con remera, zapatillas converse y el pelo hecho un desastre. Una moda, un sonido, una forma de componer canciones sucio y prolijo a la vez.

Por Jonathan Agüero Cajal JVAC
jonathan.aguero.diarionco@gmail.com
facebook/La-BATA-Diario-NCO/
facebook/jonathan.agueronco
@jonathanagueroc

Con su ópera prima Is This It (2001) cambiaron para siempre la historia del rock a nivel mundial desde los sucuchos de Nueva York, cuando se creía que era algo imposible que surgiera un “nuevo género” dentro de la misma matriz del rock. Y lo hicieron, revisando el pasado, reciclándolo y dándole la oportunidad a ese sonido dejado de lado con toques de retro, vintage y punk suburbano. De ahí en más la atención de la prensa especializada, el surgimiento de grupos como The White Stripes, Franz Ferdinand, The Arctic Monkeys, The Libertines. El período de 2000 a 2010 fue una época interesante para este nuevo rock “indie” que comenzaba a promocionarse a través de las primeras redes de MySpace, cuando tenerlo significaba lo más cool del mundo.

Pero, cuando aparece la gallina de los huevos de oro (léase en este caso la banda más mimada), sus integrantes comienzan a cansarse. Julián Casablancas (voz), Nick Valensi (guitarrista), Albert Hammond Jr. (guitarrista), Nikolai Fraiture (bajo) y Fabrizio Moretti (batería) cuando formaron el grupo eran apenas unos jóvenes veinteañeros con ganas de emborracharse, divertirse y componer música en clave de amistad. No se dieron cuenta de que tenían un talento inmenso, tanto como reinventar el paradigma del sonido pop. Y detrás de todo esto, el cerebro Casablancas, Julián. Su voz mezcla de Lou Reed con Tom Verlaine de Television se inventó a sí mismo con una de las voces más extrañas (sencillas) y rebuscadamente renovadoras del nuevo rock. Una voz joven para una generación joven aún más desprolija rodeada de tecnología y celulares. Después del exitoso debut vendría un flojo Room Fire (2003) para la prensa pero clásico introspectivo para los fans. Reptilia, el hitazo de los shows. Luego la excelencia magnánima de First Impressions of Earth (2006) donde el propio Casablancas creó una “dictadura” dentro de su propia banda de amigos como líder en pos de crear las mejores canciones y demostrar que “era el niño prodigio bendito”, casi al nivel de Thom Yorke de Radiohead. Ellos tenían que ser “los salvadores del rock&roll”. La cosa no le salió muy bien, la banda colapsó varias veces al punto de separase. Rumores, fotos separadas, un líder que se mandaba por su propia parte, discos solistas y demás. Parecía ser el inminente fin de un destello importante. Finalmente no hubo separación pero sí un insólito disco como Angles (2011) donde el grupo (Julián grabando por un lado y el resto por el otro) entregó un álbum con mucho esfuerzo por recuperar la magia espontánea pero sumamente tensionado. Los Strokes ya no serían los mismos de siempre.

En nuestro país de a poco fueron metiéndose en la vena local. Hoy en día es común ver a muchos chicos con una remera de los Strokes tal como pasaba con bandas alternativas ejemplo Nirvana. Atraídos por ese nuevo look suburbano, retro vintage reciclado, también se convirtieron en influencia de la nueva movida indie de La Plata con bandas como Viva Elástico, 107 Faunos o El Mató a un Policía Motorizado.

Comedown Machine. Dos cosas vienen a la mente al escuchar este nuevo trabajo con el que nos despierta The Strokes entrado el comienzo de 2013. Las cosas entre ellos están muchísimo mejor, se nota a diestra y siniestra en las composiciones y sinceridad de las canciones que están mucho más unidos que antes. Y por otro lado, se nota mucho la influencia actual de grupos como Atoms For Peace (banda del frontman de Radiohead Thom Yorke y Flea). Comedown Machine es el fruto de una reconciliación en el mismo seno de la banda, dejando y permitiendo que cada miembro (sobretodo el niño caprichoso del cantante) pueda darse el gusto por experimentar. Durante el breve lapsus de pelea entre los discos First Impressions (2006) y Angles (2011) cada uno de los integrantes del grupo hizo su disquito solista por su cuenta para jugar y sacarse las ganas de hacer “aquello que no podían desarrollar dentro de The Strokes”.

Julián Casablancas se despachó con su Phrazes for the Young (2009) donde demostró que es tan o súper fanático de la electrónica ochentosa de A-Ha como de los sintetizadores de juguete. Bueno, en Comedown Machine eso se nota. Y mucho. También ha despertado la polémica con su primer single lanzado a la red, el famoso cover del grupo “Maná” o dicho en broma “los Strokes hicieron El Muelle de San Blás”. Es algo muy extraño, pues el tema One Way Trigger (track 3 del disco) resulta demasiado similar al del grupo mexicano, tanto que sus fans los acusan de plagio. Bromas aparte, All The Time, es una refrescada alegre, muy diferente de la inyección bailable y ochentosa del tema anterior. Recuerda a la época pilluela del grupo cuando eran muchachos sin dinero, con amistad y ganas de rockear.

Simple, directo, el riff es un tren en marcha hasta el final. Y el video que acompaña al single te encantará como buen fan del indie rock… ¡transpiraron la remera en la cancha! Temas como Welcome To Japan, Chanes, Happy Ending son una actualización de ese indie de garage que saben hacer pero con pincelazos de electrónica retro de los 80’s (capricho de Casablancas ¡cuándo no!) Se lanza oficialmente el 26 de Marzo y contó con producción de Gus Oberg, quien ya había trabajado en Angles, bajo el sello RCA. Justamente, “RCA” aparece en una de las peores y más sencillas tapas de los últimos tiempos, retro como de costumbre, pero muy pobre para el grupo que cambió el presente del rock. Aunque, recordemos… desprolijamente cuidado… ese es su estilo.

Facebook:
https://www.facebook.com/thestrokes?fref=ts
Página Web:

The Strokes


MySpace:
http://www.myspace.com/65365736?ref=atw

Mirá “All The Time”, excelente nuevo single de la banda en youtube:
http://www.youtube.com/watch?v=TJC8zeu3MHk

Tags
Mostrar más

Articulos relacionados

3 comentarios

  1. Excelente crítica. Como periodista y como fan de The Strokes, estoy de acuerdo en casi todo lo que decís, Jonathan. Felicitaciones.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

[fbcomments]
Close
A %d blogueros les gusta esto: