N° de Edición 7419
Judiciales

Noticias Judiciales Federales 02/03/16. Por: Hugo Lopez Carribero

TESTESTE

JUSTICIA

Noticias Judiciales Federales. En contra de la presunción de inocencia establecida como principio constitucional de la defensa en juicio y las garantías procesales en los juicios criminales, recientemente la Casación Federal dejó sin efecto la excarcelación concedida a un imputado por narcotráfico, y ordenó el que se procesa a la inmediata detención y su alojamiento en la unidad carcelaria de Resistencia, en la provincia del Chaco.

Por: Hugo Lopez Carribero

Abogado Penalista

La causa judicial se le sigue Cristian Ariel Molina acusado del delito de tenencia de estupefaciente con fines de comercialización agravado por el número de partícipes, de conformidad a ley 23.737.

El imputado había sido puesto en libertad mientras el proceso se fuera asustanciar, bajo caución juratoria, es decir bajo palabra de honor.

Ante este escenario, el fiscal general de Resistencia, luego de agotar losrecursos locales, llevó el caso a los tribunales ubicados en la Av.Comodoro Py 2002 de Capital Federal.

Allí, la Sala IV, integrada por los jueces Gemignani, Hornos y Borinsky,dijo que la gravedad del hecho -hallazgo de 500 kg. de  marihuana- y la posible vinculación del imputado con una red internacional de narcotráfico impedían confirmar la excarcelación, es decir que Molina debía volver a estar preso en Resistencia.

Sobre la base de ello, los jueces  resolvieron dejar sin efecto la resolución de la Cámara Federal de Apelaciones de Resistencia, provincia del Chaco, que había confirmado la concesión de la excarcelación dictada a favor del imputado.

En tal sentido los jueces de Casación dijeron que en la resolucióncuestionada se evaluaron someramente los riesgos procesales, sin elespecial deber de cuidado que deben observar los jueces en estas causas,ya que el Estado Argentino debe garantizar el efectivo cumplimiento deljuzgamiento de quienes sean procesados por delitos graves como el previstoen la ley de estupefacientes.

Además dijo la Cámara de Casación que debía tenerse en cuenta lacomplejidad de la investigación en torno al hallazgo de una gran cantidadde droga ilícita, circunstancia que imponía analizar no solamente laexistencia de arraigo, como hizo el Tribunal, sino el peligro existente enel entorpecimiento u obstaculización de la pesquisa por parte del imputadoy la posible influencia hacia los coimputados y testigos, elementos deextrema importancia que habían sido omitidos al valorar en el resolutoriocuestionado en cuanto a los riesgos procesales.

Asimismo sostuvo que no se tuvo en cuenta la etapa en la que se encuentrala causa, resultando indispensable la presencia del imputado en el juicioplenario.

También sostuvieron que no se consideró el riesgo procesal de obstrucciónde la investigación, puesto que de la pesquisa  llevada a cabo por lainstrucción surge que en el caso se trataría del accionar delictivodesplegado por una organización criminal con logística de funcionamiento yque se dedicaría al tráfico de estupefacientes internacional, conpartícipes de distintas nacionalidades, por lo que puede presumirse que deconcederse la libertad, el imputado Molina intentaría sustraerse de laacción de la justicia.

De esta manera el acusado volvió a la cárcel a la espera del avance de lainvestigación y deberá esperar allí la eventual realización del juiciooral y público, donde puede enfrentar una pena de hasta veinte años deprisión.

Con este precedente de deja en claro que el derecho de la libertad duranteel proceso no es absoluto, y tiene sus excepciones en las reglasestablecidas en el fallo de Casación, esto toda vez que los derechosreconocidos y amparados por los Constitución Nacional son gozados deconformidad a las leyes que reglamentan sus ejercicios y también de lasdecisiones judiciales que comprendan sanas y decorosas excepciones a laregla general.

Articulos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba