N° de Edición 7329
Internacionales

Medio Oriente: Se agrava la violencia entre Israel y grupos palestinos de la Franja de Gaza

TESTESTE


Tres israelíes murieron por uno de los más de 200 cohetes lanzados por milicianos palestinos desde Gaza a Israel mientras que la aviación israelí mató a otros seis palestinos en esa región costera.

Al caer la noche, Israel dio señales de que responderá al peor brote de violencia en cuatro años con una invasión terrestre de la empobrecida franja mediterránea, a cuya frontera fueron desplazados al menos 12 camiones con tanques y vehículos blindados y varios colectivos llenos de soldados.

El ministro de Defensa israelí, Ehud Barak, dijo que autorizó a las Fuerzas Armadas a movilizar a reservistas para una posible acción, y el Ejército señaló que podría llamar a hasta 30.000 efectivos adicionales.
Barak dijo que el llamado de reservistas permitirá «estar preparados para todo tipo de evolución, si resulta necesario», en alusión a una posible invasión terrestre, informó el portavoz del Ejército, Yoav Mordejai, al canal 2 de la televisión israelí.

Al menos 16 palestinos ya fallecieron en dos días de ofensiva aérea israelí contra la Franja de Gaza, entre ellos seis muertos hoy, mientras que otros 151 resultaron heridos, informó Hamas.
La escalada de violencia perturbó la vida a ambos lados de la frontera, donde las clases fueron suspendidas y mucha gente permanecía acurrucada en sus casas.

Durante la mayor parte de los últimos cuatro años, Israel y Hamas, el grupo islamista que gobierna en Gaza, observaron una tregua, pero la calma comenzó a desbaratarse la semana pasada con una ola de ataques con cohetes palestinos y bombardeos de la Fuerza Aérea israelí.
Otros siete palestinos ya habían muerto en ataques israelíes hasta el martes pasado.

Milicianos de grupos armados lanzaron la ráfaga de cohetes en represalia por un bombardeo israelí que ayer mató al jefe militar de Hamas, y tres de los proyectiles lanzados hoy estaban dirigidos contra Tel Aviv, la capital económica y cultural de Israel, dijeron fuentes policiales y grupos armados palestinos.

Uno de los cohetes cayó en un descampado en Rishon Lezion, una localidad de la periferia sur de Tel Aviv, mientras que otros dos lanzados contra esta última ciudad cayeron al parecer en el mar, informaron voceros policiales.
Ninguno de los cohetes causó víctimas o daños, pero los dos caídos en el mar aterrorizaron a la población de Tel Aviv.

El Canal 2 de la TV israelí mostró imágenes de residentes de Tel Aviv que corrían en busca de refugio luego de que los proyectiles activaran las sirenas antiaéreas de la capital comercial de Israel por primera vez desde la Guerra del Golfo, en 1991.

Más temprano, un cohete impactó contra una casa en la sureña ciudad israelí de Kiryat Malachi y mató a tres personas, informaron autoridades israelíes.
Otra casa fue alcanzada por un cohete en la sureña localidad de Beersheva al caer la noche. La vivienda resultó dañada y una persona fue atendida por una crisis de nervios.
El Ejército israelí dijo que lanzó unos 320 bombardeos contra Gaza desde que comenzó con su ofensiva al matar ayer al líder del brazo armado de Hamas, Ahmed Al Jabari.

Alrededor de 70 de los ataques aéreos ocurrieron esta noche, y entre ellos hubo uno que destruyó un generador de energía que alimentaba la casa del primer ministro de Gaza, el dirigente de Hamas Ismail Haniyeh, informó el diario israelí Haaretz, que agregó que no estaba claro si el premier estaba en la vivienda.
Los canales de TV israelíes citaron a fuentes de Defensa que dijeron que el Ejército está listo para lanzar una ofensiva terrestre en Gaza, muy probablemente a partir de mañana.

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, dijo que las Fuerzas Armadas estaban preparadas para una «ampliación significativa» de la campaña en Gaza.
El máximo líder político de Hamas, Khaled Meshal, señaló hoy desde su exilio en Sudán que «la batalla contra el enemigo continúa» y auguró que «los días de Israel están contados».

En una intervención ante un congreso de movimientos islámicos, Meshal anunció que su grupo seguirá «en el camino de la guerra santa y la resistencia» contra la ocupación israelí y alabó al asesinado Al Jabari, que era líder del brazo armado de su agrupación, llamado Brigadas Ezzedin Al Qasam.
El presidente de la Autoridad Nacional Palestina (ANP), Mahmud Abbas, que gobierna en Cisjordania y rivaliza con Hamas, canceló hoy su gira por Europa debido a la escalada de violencia, informó el negociador Saeb Erekat, uno de sus asesores.

Cisjordania y Gaza están separados por el territorio de Israel.
Las explosiones sacudieron a Gaza durante todo el día. la Ciudad de Gaza se veía prácticamente desierta, y por las calles sólo circulaban ambulancias y móviles de prensa.

La mayoría de los residentes de la ciudad seguía los hechos en sus casas por la radio y la TV de Hamas.
Las panaderías y almacenes abrieron en su mayoría, pese a la muy poca gente en las calles. No había informes de escasez de alimentos o de electricidad.
En Estados Unidos, gobierno se alineó con Israel y reivindicó su derecho a defenderse, aunque le pidió evitar víctimas civiles.

El presidente Barack Obama habló con Netanyahu y ambos acordaron que Hamas debe detener sus ataques, dijo la Casa Blanca.
El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, pidió a ambas partes calma y respeto a la ley internacional y anunció que el próximo martes visitará Jerusalén, Ramallah, la capital cisjordana, y El Cairo, la capital de Egipto.

Articulos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba