N° de Edición 7073
Internacionales

La Unión Europea inició una cumbre para tratar de ahorrar y crecer al mismo tiempo

Los líderes de la Unión Europea (UE) iniciaron una reunión de dos días para tratar de retomar el rumbo del crecimiento económico, pero ratificaron que no por ello abandonarán la receta del ajuste que aplican desde hace años para superar la crisis de deuda de la eurozona.

Las medidas de austeridad y la falta de crecimiento llevaron el desempleo dentro de la zona euro a un 10,7% el mes pasado, el mayor desde que se lanzó la unión monetaria, en 1999, según informó hoy la agencia estadística de la UE, Eurostat.

En España y Grecia, uno de cada cinco trabajadores está sin empleo, de acuerdo a estas cifras.

Horas antes del inicio de la cumbre, los ministros de Finanzas de la zona euro (Eurogrupo) aprobaron en principio el nuevo paquete de rescate para Grecia de 130.000 millones de euros acordado el mes pasado en una cumbre, que Atenas necesita para realizar un canje de deuda con tenedores privados de los bonos de su deuda.

Pero los ministros dijeron en un comunicado que la luz verde definitiva para la asistencia financiera -esencial para que Grecia concrete la reestructuración de deuda con los bonistas por 107.000 millones de euros- será dada recién el viernes próximo, cuando Atenas complete la implementación de más medidas de ajuste.

Más temprano, el Parlamento griego terminó de aprobar hoy la parte final de una batería de recortes a implementar valorados en 3.200 millones de euros, pese a protestas frente al Legislativo y en medio de gran caos en Atenas por una huelga de trenes y tranvías de 24 horas.

El ministro de Finanzas alemán, Wolfgang Schaeuble, dijo en Bruselas que el Eurogrupo quiere ver también cuántos bancos, fondos de inversión y aseguradoras participarán del canje de deuda antes de tomar una decisión final sobre aprobar el paquete.

Los inversores privados tienen hasta el jueves próximo para decidir si quieren o no cambiar sus bonos griegos por otros nuevos de menor valor, con menor interés y fecha de vencimiento postergada respecto de los papeles anteriores.

Los analistas dicen que sin una reactivación del crecimiento, varios países europeos corren el riesgo de terminar en una recesión como la de Grecia.

«Creo que debemos trabajar colectivamente en la mejora de nuestra competitividad a nivel mundial», dijo la canciller germana, Angela Merkel, a periodistas en Bruselas.

«Sólo si Europa lo consigue tendremos realmente un futuro que nos permita reducir nuestros déficits presupuestarios, y al mismo tiempo garantizar la prosperidad y el empleo de los europeos», agregó, citada por la agencia de noticias DPA.

El presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, dijo que el bloque está dispuesto a «que la aguda crisis financiera no se convierta en una crisis económica ni tampoco en una crisis social».

Más allá de estas declaraciones, e incluso si el canje de deuda griego resulta exitoso, Europa igual enfrenta un largo y difícil camino hacia la recuperación, y muchos gobernantes se mostraron dispuestos a continuar por la senda del ajuste trazada principalmente por Alemania y Francia.

«El comentario general que oigo es que si los tiempos son duros, uno no tiene que implementar austeridad. Bueno, yo no comparto eso», dijo el primer ministro holandés, Mark Rutte.

«Las finanzas gubernamentales deben sanearse porque eso da confianza a los mercados, a los inversores, a los propios ciudadanos para que gasten prudentemente. Así que queremos tener nuestros presupuestos en orden», agregó.

Iniciada la cumbre, uno de los impulsores de empezar a buscar alternativas al ajuste, el primer ministro británico, David Cameron, se lamentó de que sus ideas acerca del nuevo plan de estímulo al crecimiento en Europa, apoyadas por otros 11 países, fueron «ignoradas» por el resto de socios de la UE.

«Estamos un poco sorprendidos de que haya 12 países que dicen que deberíamos aportar algo (a ese plan de estímulo) y que nuestras propuestas sean ignoradas. Los temas que hemos planteado (al resto de socios) no están incluidos en el borrador de conclusiones (de la cumbre europea)», dijo Cameron, citado por la cadena BBC.

Al mismo tiempo, Cameron se quejó de que hay un cierto «favoritismo» en el bloque comunitario para las propuestas del eje franco-alemán.

La cumbre llegó precedida de una relativa calma de los mercado gracias a que el segundo paquete de rescate para Grecia ya está casi aprobado pero sobre todo por la inyección de fondos de ayer del Banco Central Europeo (BCE), que prestó 530.000 millones de euros a unos 800 bancos de la UE.

En el segundo día del encuentro, líderes de 25 países de la UE -todos menos el Reino Unido y la República Checa- firmarán mañana un pacto fiscal acordado el mes pasado que contempla sanciones automáticas para aquellos países con déficits excesivos.

Otro de los temas calientes del primer día de la cumbre fue la situación de España, que el mes pasado volvió a registrar el mayor desempleo de la eurozona, con el 23,3%,, seguida por Grecia, con 19,9 y por Irlanda y Portugal, con un 14,8%.

Acosada por casi todos los flancos (desempleo y más que posible recesión en 2012), España llegó a la cumbre batallando en pos de una rebaja, aunque sea de unas pocas décimas, del objetivo que prometió el gobierno de Mariano Rajoy a la Comisión Europea: un 4,4% del (PBI) para este año.

El ministro español de Economía, Luis de Guindos, aseguró hoy que España cumplirá con sus compromisos, aunque se tendrá en cuenta que «las circunstancias han cambiado», comentó en referencia a la recesión casi segura ya en el país, que podría registrar una contracción del -1% del PBI este año, según Bruselas.

También hoy, y tras una larga espera, la UE decidió dar a Serbia el estatus de candidato a ingresar al bloque, según un borrador de la declaración final de la cumbre del bloque dado a conocer hoy y citado por DPA.

Mostrar más

Articulos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

[fbcomments]
Close