N° de Edición 7265
InternacionalesLa MatanzaNacionales

Historia De Vida: María Elena Medina Concretó Su Sueño Mundial

MARIA ELENA MEDINA

Perseverancia, confianza y fe caracterizan a la atleta matancera trasplantada, María Elena Medina que participará del mundial de trasplantados en la Argentina.

Por: Melisa Correa

melisacorrea.prensa@gmail.com

 

Perseverancia, confianza y fe, son algunas de las tantas cualidades que caracterizan a María Elena Medina, una flamante atleta y periodista matancera de 29 años, quien posee un trasplante de riñón y practica este deporte en La Universidad Nacional de La Matanza (UNLAM), donde trabaja árduamente para mejorar en lo que más ama, el atletismo, por el que participará del mundial de trasplantados que se realizará en la Argentina este año.

El programa “Deporte y Salud”, dependiente de la Secretaría de Deportes de La Nación y del Ministerio de Salud y Desarrollo Social, se convirtió en una de las oportunidades que se le presentaron a María para ser hoy una de las primeras atletas trasplantadas pertenecientes a la asociación de deportistas trasplantados de la república Argentina y que a diario entrenan árduamente para mejorar en eso que tanto aman.

“En el Cenard, comencé en 2013, un año después de mi trasplante, y luego con el tiempo empecé a entrenar en la UNLaM ya que necesitaba un lugar dónde pudiera prepararme para el atletismo, que dentro de las que podían hacer las personas trasplantadas, me parecía la que mejor se adaptaba a mí”, comentó Medina, quien practica tres veces semanales en la universidad para dotarse de mayor estado físico en su deporte, el atletismo.

MARIA ELENA

El primer sueño mundial

La Argentina será el primer país de Latinoamérica que organiza un mundial para personas trasplantadas, el cual se llevará adelante desde el próximo 23 al 30 de agosto en Mar del Plata, y al que la deportista asistirá luego de la clasificación que logró el  martes anterior y para el que se prepara intensivamente y espera ansiosa la llegada.

“Me preparo mucho a través del programa de “Deporte y Salud, donde el principal hincapié es la población vulnerable, personas con diabetes, obesidad, asma, hipertención y allí también están los trasplantados”, apuntó la atleta, quien no tardó en detallar las diversas problemáticas o limitaciones permanentes que se encuentran incluidas también en este programa de acceso que de alguna manera se constituye como una vía de integración para cientos de individuos que perseveran en el camino del bien estar.

En este sentido y sin dudarlo, emocionada por el sueño concretado que ella atribuye a su donante, la atleta aseguró: “Estoy feliz, no lo imaginé ni lo proyecté, y explota mi corazón de tanta alegría!!! Y es mi bonita, yo la llamo así a mi donante la que me dio esta segunda oportunidad de vida!”.

En este aspecto, cabe destacar que estos juegos serán organizados por el Ministerio de Desarrollo Social de la Nación, Secretaría de Deporte de la Nación y el Ministerio de Salud de la Nación, con la colaboración de INCUCAI y CUCAIBA, el Municipio de General Pueyrredón, la Asociación de Deportistas Trasplantados de la República Argentina (ADETRA), la Asociación Marplatense de Apoyo al Trasplante (AMAT) y la World Transplant Games Federation (WTGF).

El evento tiene por objetivo promover la donación de órganos, tejidos y células en todo el mundo. En la actualidad convoca a más de 1200 deportistas de más de 50 naciones, que compiten en 13 disciplinas deportivas que van desde atletismo, natación, golf, bowling, tenis, maratón 5 km, tenis de mesa, voley, bádminton, squash, ciclismo, petanca y tejo.

Es importante remarcar que la Argentina es el país de América Latina con mayor tasa de trasplantes, ya que en 2014, 1700 personas salvaron su vida o recuperaron la calidad de la misma, y en lo que va de este año ya son más de 500 pacientes que también lo lograron, lo cual es posible gracias a que se realiza un trasplante cada cinco horas. Por este motivo y para concientizar, durante el suceso se realizarán diversas actividades culturales tales como programa cultural y deportivo para la comunidad trasplantada “joven”, campañas educativas para fomentar la donación de órganos y tejidos, ceremonia inter religiosa, exhibiciones de arte, visitas guiadas por la ciudad y el congreso Médico “Deporte y Trasplante entre otras.

 MARIA ELENA 2

Los torneos y los logros

Pero si de trayectoria hablamos, María ya se había abierto una de las puertas que la conducirían a eso tan esperado que es su participación en el mundial, durante lostorneos llevados adelante en Mendoza para deportistas trasplantados, los cuales eran selectivos para el primer campeonatodel mundo desarrollado en Latinoamérica.

En este evento que para Elena fue el primero y que se realiza cada dos años, generalmente en las instalaciones del Centro Nacional de Alto rendimiento Deportivo (CENARD),  compitió en diversas aristas del atletismo tales como, marcha de 3 kilómetros, Salto en Largo, Jabalina, 100 metros llanos, lanzamiento de pelotita de cricket y posta 4 x 100 metros.

Si bien fue el primer torneo y ella soñaba como todo deportista alcanzar al menos una medalla, su esfuerzo y dedicación le demostró que todo era posible y al respecto la atleta comentó: “Y este quizás es el debut soñado de todo deportista, ganar, al menos, 1 medalla, pero gane 6 en las 6 que competí, arranque con oro en la marcha de los 3 kilómetros, plata en salto, 100 metros llanos, y bronce en jabalina, lanzamiento de pelotita y la posta de 4x 100″.

 MARIA ELENA 1

Como una guerrera

La vida no fue simple para María, que siendo hija única padeció hace unos 10 años junto a su familia los duros síntomas de una insuficiencia renal crónica, la cual luego de una serie de episodios de cólicos renales, y el comienzo de un recorrido por un cardiólogo, distintos estudios, los controles permanentes con un urólogo y la posterior derivación a un nefrólogo, tuvo que dializarse para luego de varios años concretar el sueño más anelado, el poder ser trasplantada.

En este sentido, y sin dudar en rememorar con valentía aquellos sofocantes momentos de su vida, Elena comentó: “Al notar todos estos síntomas, el cardiólogo me derivó a un nefrólogo, y este me ordenó realizarme un control de orina de 24 horas y exámenes de sangre, cuando volví a la nefróloga con mis laboratorios, encuentra que todos los índices de urea y creatinina estaban muy altos, por eso la doctora decidió internarme para realizar una biopsia, pero antes para estabilizarme un poco debían dializarme para hacer la biopsia, es por eso que me pusieron un catéter, me dializaron 3 días y luego me realizaron la biopsia”.

Este estudio demostraba la complejidad del caso de la atleta, y la espera del resultado se tornó aún más interminable, por lo que Elena confesó: “Esperé 15 días por el resultado, y yo sentía que algo no andaba bien, llegó el día de la consulta y voy con mi papá, y ahí el médico me dice lo que no quería escuchar, tenía una insuficiencia renal crónica y debía dializarme. Como era jóven, tenía en ese momento 19 años, el médico me dijo que me iba a trasplantar rápido. Pero no fue así, estuve en hemodiálisis durante 6 años y 8 meses”.

Si bien hablar de los sueños y proyectos durante el suceso que atravesaba la deportista desde el aspecto emocional no es la mejor parte, ya que en ese entonces cursaba el ingreso a la carrera de medicina en la Universidad de Buenos Aires (UBA), y paradógicamente su estado de animo no andaba de la mejor manera pero ella luchaba por superarlo, la joven convencida señaló: “Yo no sabía lo que era la diálisis, pero sí algo tenía muy claro que quería ser donante, siempre que veía por tele casos de familias que necesitaban unórgano, me movilizaba algo dentro mío, y nunca imagine que yo podía estar en el mismo lugar”.

Pero con el incondisional apoyo de sus padres, primos, tíos, vecinos y amigos Elena logró salir adelante de aquella gran prueba que le impuso la vida, por lo que la deportista afirmó: “Yo sabía que era un momento que debía afrontarlo y por ello no quería que nadie sea mi donante, ya que mi mamá siempre lo quiso ser. Una vez en diálisis acepté esto, y allí encontré otra familia más, tenía muchos tios, abuelos, mis médicos técnicos me contuvieron muchísimo, al ser la más pequeña, era la más mimada y agradezco que la vida me haya puesto en ese lugar porque el mejor recuerdo tengo de ellos, y este trasplante y este momento es también por ellos, por los que están en lista de espera todavía y por aquellos que no están, pero de alguna manera están conmigo”.

 

Anécdotas, sueños y reflexiones

La imaginación, el pensamiento y el sueño constante acerca de cómo sería el día en el que Elena se trasplantaría, eran cosas que se apoderaban cada  día más del anelo de la deportista durante los días de diálisis, quien sin jamás haberlo imaginado, tuvo la posibilidad de verlo hecho realidad. “Yo soñaba que iba a ser un día de mucho sol, de esos cielos azules que vale la pena disfrutar y contemplar, quería que fuera un día de diálisis, así estaba con mis amigos, los compañeros míos de ruta, estar con mis médicos y mi técnico, y ese día llegó un 15 de febrero de 2012, ese día era azul con un sol radiante, ese día era un miércoles, y yo dializaba los lunes, miércoles y viernes, y allí estaban mis amigos, mis médicos, menos mi técnico que estaba de vacaciones, él era como mi papá, y recuerdo que el último día que trabajaba previo a sus vacaciones me dijo que él sentía que me iba a trasplantar pronto, que lo presentía y fue así”.

Finalmente y si bien ese momento tardó en llegar unos 6 años y 8 meses, finalmente se sucedió tal como lo soñó Elena durante todo ese tiempo, y al respecto, la atleta no dudó en afirmar: “Yo sé que si las cosas uno las pide con el corazón llegan, y llegan de la mejor manera, y ese día volví a nacer, y tengo esa vida por la que tanto luché, mi riñón funcionó inmediatamente y los médicos no entendían que fuera tan perfecto todo, para mi es mi bonita en honor a mi donante le puse así a mi riñón, y no hay un día que no agradezco a esa familia donante que en ese momento tan duro, dio vida a mí y a otras 7 personas, no hay palabras para describir ese acto de amor y de vida porque esto es definitivamente amor puro”.

 

Por último, se torna imprescindible destacar su trabajo en la Asociación de Deportistas Trasplantados de la República Argentina, la gran espera de María para acceder a su trasplante, su título de periodista y por sobre todo su valentía y valores a la hora de luchar, son dignas características de premiar y valorar, ya que pocas son las personas decididas a esforzarse y esperar pasientes eso que tanto anhelan en su vida.

“Yo siento que soy una bendecida en esta nueva vida, logré más de lo que proyecte, integro la Asociación de Deportistas Trasplantados de la República Argentina, esto de los juegos donde saqué 6 medallas no lo imagine, hacer deporte tras esa larga espera en la máquina es increíble -aseguró convencida la deportista y concluyó- un sueño es trabajar y difundir aún más la donación de órganos, y obtener un mejor trabajo de lo que estudié, soy periodista, y si quedó en el mundial lograr una medalla, pero ya soy una afortunada con todo esto hermoso que me pasó en la vida”.

Mostrar más

Articulos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba