N° de Edición 7416
Internacionales

Encuentran otro herido y dictan la prisión preventiva para 12 campesinos en Paraguay

TESTESTE

 Una persona herida fue hallada en el interior de la estancia de Curuguaty, en el este de Paraguay, donde el viernes se registró un enfrentamiento armado que dejó al menos 17 muertos y 80 heridos, mientras un juez local dictó la prisión preventiva de 12 campesinos que estaban detenidos y declaró en rebeldía a otros 46.

En tanto, persistía esta tarde la confusión en torno del recuento de víctimas fatales, que variaba entre los 17 (11 civiles y seis policías) citados por casi todos los medios de prensa y los 19 (11 campesinos y ocho uniformados) referidos por la agencia noticiosa estatal IP Paraguay, sin que se conociera un parte oficial.

Tras haberse encontrado ayer dos cadáveres, unos 400 vecinos ingresaron esta mañana a la estancia Morombí junto a un grupo de aborígenes de la etnia Aché, de un distrito cercano, a quienes convocaron para que actuaran como guías debido al conocimiento que tienen de las particulares características del terreno selvático del lugar.

En cambio, no fueron acompañados por efectivos de la policía pues esta institución no recibió instrucciones para realizar un nuevo operativo de rastrillaje en la estancia, informó el jefe de la Comisaría 5ta. de Curuguaty, Oscar Mazacotte, según reportó el diario Ultima Hora en su sitio web.

Mientras tanto, aguardaban en las afueras de la estancia el intendente local, Raúl Vega; un dirigente de la Mesa Coordinadora Nacional de Organizaciones Campesinas y cinco de la Comisión de Derechos Humanos, y un equipo de ocho médicos de la Dirección Regional de Salud del departamento Canindeyú, al que pertenece Curuguaty.

Por la tarde llegaron a Curuguaty el secretario general de la Presidencia, Miguel López Perito, y la ministra de Salud, Esperanza Martínez, con el objeto de interiorizarse sobre la situación, consignó Ultima Hora.

Por otra parte, el juez José Benítez, de Curuguaty, anunció que dispuso la prisión preventiva de 12 campesinos (ocho varones y cuatro mujeres) que estaban detenidos y a quienes los fiscales Ninfa Aguilar y Diosnel Giménez imputan homicidio doloso calificado y en grado de tentativa, lesiones graves, asociación criminal, coacción y coacción grave, entre otros delitos.

Todos ellos iban a ser recluidos en el penal regional de Coronel Oviedo, en el que existe una sección de mujeres. Asimismo, el magistrado declaró en rebeldía a 46 campesinos, cuyos procesos penales quedan suspendidos hasta comparezcan ante la Justicia, informó el diario ABC Color.

El enfrentamiento se produjo el viernes, cuando una partida policial intentó desalojar de la estancia Morombí a un grupo de ocupantes ilegales y éstos respondieron a balazos.

Un informe forense aseguró que los efectivos policiales fueron emboscados, aunque esto fue relativizado por uno de los oficiales que intervinieron, quien, de todos modos, afirmó que los agentes fueron atacados cuando se disponían a dialogar con los campesinos.

El episodio causó la renuncia inmediata del ministro del Interior, Carlos Filizzola, y del comandante de la Policía Nacional, Paulino Rojas, quienes ayer fueron reemplazados por Rubén Candia y Arnaldo Sanabria, respectivamente.

La directora de la Comisión de Verdad, Justicia y Reparación, Judith Rolón, atribuyó a los hechos del viernes en Curuguaty la baja asistencia, estimada en alrededor de 35 por ciento del padrón, a las elecciones que se realizaron hoy para designar al gobernador del departamento sureño Misiones, pese a que éste ni siquiera limita con Canindeyú.

Articulos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba