N° de Edición 7096
Internacionales

El sospechoso de los crímenes de Toulouse murió al arrojarse al vacío por una ventana

Francia

El sospechoso de haber matado a siete personas en el sur de Francia murió este jueves luego de arrojarse al vacío por una ventana tras sostener un intenso tiroteo con las fuerzas policiales.
La confirmación de las circunstancias de la muerte de Mohamed Merah, de 24 años, fue hecha por el ministro del Interior Claude Guéant desde el mismo lugar de los hechos, informó la agencia de noticias DPA.

Varios policías resultaron heridos en esta acción que se desarrolló en el departamento en Toulouse donde Merah se atrincheró durante más de 31 horas.

Según puntualizó el funcionario, Merah «apareció muerto en la calle después de tirarse armado por la ventana del departamento. El asalto se caracterizó por una fuerte violencia y por la extrema peligrosidad» del sujeto, precisó Guéant en rueda de prensa, según informa la agencia de noticias Europa Press.

Por su parte, el presidente de Francia, Nicolas Sarkozy, felicitó a las fuerzas policiales que participaron en la operación de captura del presunto autor de los asesinatos de Toulouse y Montauban.

Sarkozy, quien en plena campaña electoral había dado el miércoles la orden de «capturar vivo» a Merah, dará este jueves un mensaje a la Nación a través de la radio y la televisión, después de reunirse con los ministros que intervinieron en el operativo, según informó el Elíseo.

Autoridades revelaron en la víspera que Merah, un francés de ascendencia argelina, estuvo en Afganistán y Pakistán, donde, según él mismo aseguró, recibió entrenamiento de Al Qaeda y hasta una propuesta de la red islamista de cometer un atentado suicida en Francia que sin embargo rechazó.

Su pertenencia a la red Al Qaeda dio un vuelco en una investigación que apuntaba hacia un hombre de ideología neonazi.

Durante las negociaciones con la policía, el joven confesó los tres ataques de los que se lo acusaba: uno contra un colegio judío de Toulouse, el lunes, en el que murieron cuatro personas, y otros dos la semana pasada en Toulouse y en la cercana ciudad de Montauban en los que fallecieron tres soldados, dijo un fiscal.

Apenas fue detectada su localización en la madrugada del martes, la policía hizo un intento de detenerlo, pero el sospechoso se defendió a los tiros con varias armas e hirió a dos efectivos.

El operativo de la policía de elite francesa para reducirlo y que duró 31 horas, comenzó con el sitio inmediato del edificio del sospechoso.

Cerca de esta medianoche y después de una veintena de horas de negociaciones infructuosas, la policía provocó tres explosiones cerca del edificio para presionarlo a que se entregue.

Los estallidos, que encendieron el cielo sobre el edificio de cinco pisos ubicado en una esquina, llegaron luego de que el hombre diera marcha atrás con una decisión previa de dejarse detener.

Mostrar más

Articulos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar