N° de Edición 7324
Internacionales

El capo narco detenido en Río le ofreció U$S 600 mil al policía que lo capturó para que lo libere

TESTESTE

Un poderoso narcotraficante que fue detenido en Río de Janeiro cuando viajaba en el baúl de un automóvil perteneciente al consulado de Congo, intentó comprar su libertad ofreciéndole 600 mil dólares a sus captores, dijeron fuentes policiales.

Se trata de Antonio Bonfim Lopes, alias «Nem», quien ofreció un millón de reales, cerca de 600 mil dólares, a los efectivos de la Policía Militar de Río de Janeiro que lo capturaron este jueves en la zona sur de la ciudad, informó una fuente policial a la cadena Globo.

El gobernador de Río de Janeiro, Sergio Cabral, celebró el golpe dado al crimen organizado y aseguró que esto demuestra el éxito de la política de guerra contra los delincuentes en las favelas, según reprodujo Ansa.

Cabral agregó que Bomfim Lopes, de 35 años, será trasladado a una cárcel de máxima seguridad del interior del país, como ha ocurrido con otros delincuentes cariocas para impedir que continúen ejerciendo su poder desde la cárcel.

Bomfim Lopes fue descubierto escondido en el baúl de un automóvil que al parecer pertenecía al consulado de Congo.

El traficante fue detenido junto a su abogado y otras dos personas, una de las cuales sería el cónsul honorario de la República del Congo, que invocó su inmunidad diplomática para evitar que registraran el auto Toyota Corolla negro en el que iba «Nem».

Bonfim Lopes era uno de los delincuentes más buscados del país y es considerado el jefe del tráfico de estupefacientes de la favela Rosinha, una de las más populosas y simbólicas de la «Ciudad Maravillosa».

La captura ocurrió en el marco del cerco policial tendido en torno de la Favela de Rosinha, que en los próximos días será ocupada por fuerzas de seguridad para instalar una nueva Unidad de la Policía Pacificadora, como ya ocurrió en otras favelas como las del Complexo do Alemao y Mangueira.

La detención de «Nem» es considerada una victoria de las fuerzas policiales, que lo procuraban desde agosto de 2010 cuando miembros de su gavilla mantuvieron en cautiverio durante horas a turistas extranjeros tras invadir el Hotel Intercontinental, en Sao Conrado, barrio próximo a la Rosinha

Articulos relacionados

Botón volver arriba