N° de Edición 7097
Internacionales

Controversia por nombrar a Arabia Saudita

El organismo anunció que la monarquía islámica, que tiene uno de los peores registros en relación al trato de las mujeres, integrará el cuerpo dedicado a promover la igualdad de género.

La ONU anunció que Arabia Saudita integrará durante cuatro años la Comisión de Derechos de la Mujer, un cuerpo intergubernamental dedicado a promover la igualdad de género, designación que genera gran controversia ya que la monarquía islámica tiene uno de los peores registros en relación al trato de las mujeres, según el Informe de la Brecha de Género del Foro Económico Mundial 2016.

Esta posición tan baja tiene que ver con el hecho de que en el país las mujeres saudíes no gozan del derecho a trabajar o a conducir sin el permiso de un guardián masculino, además, de estar obligadas a obtener un permiso especial para casarse, ir de compras y solicitar servicios sanitarios, entre muchas otras cosas, informó la agencia de noticias estatal rusa Sputnik.

También, entre otras cosas, se las obliga a cubrir su cabello y su cuello con un hiyab o niqab y se les niega el derecho a vestir cualquier prenda que pueda ser considerada provocativa, salvo la burka totalmente negra que la cubra desde el cuello hasta los pies.

«Elegir a Arabia Saudita para proteger los derechos de las mujeres es como elegir a un pirómano para encabezar el servicio de bomberos de la ciudad», destacó Hillel Neuer citado por el diario británico The Independent. Neuer es el director ejecutivo de United Nation Watch, organización no gubernamental con sede en Ginebra que supervisa la actuación de la ONU en materia de la promoción de los derechos humanos.

Para UN Watch, que califica al reino como «el régimen más misógino del mundo», no hay duda: «La ONU envió un mensaje de que los derechos de las mujeres pueden venderse por petrodólares y política», según asegura Neuer.

En su opinión, ese nombramiento «ha decepcionado a millones de mujeres en todo el mundo que buscan protección en la organización internacional».

Este nombramiento sólo puede compararse con el realizado el año pasado, cuando se le permitió a Riad ingresar al Consejo de Derechos Humanos,

De acuerdo con el último informe sobre la brecha de género del Foro Económico Mundial, Arabia Saudita ocupa el puesto 141 entre los 144 países analizados, siete por debajo del año anterior y sólo por delante de Siria, Pakistán y Yemen.

Sin embargo, en la presentación realizada para solicitar su incorporación a la Comisión, Arabia Saudita manifestó su apoyo total al «empoderamiento de la mujer» en todos los niveles, permitiéndoles alcanzar «una serie de logros» a nivel local e internacional.

Además, no sólo se descarta que la ley islámica por la que se rige el país, llamada sharia, limite o prive el acceso de las mujeres a sus derechos, sino que garantiza la igualdad de género, al tiempo que asegura que «la ley saudita no distingue entre hombres y mujeres».

La decisión de incluir al país en esta Comisión de la ONU no podría haber llegado en un momento más irónico, ya que a principios de este mes de abril, Dina Alí, una mujer saudita de 24 años que huyó de un matrimonio forzado rumbo a Australia para buscar asilo, fue devuelta a la fuerza a Arabia Saudita por las autoridades filipinas.

La joven blogueó que su propia familia la mataría en casa por haber huido. El tío de Dina Alí viajó a la capital de Filipinas, Manila, y la llevó obligada de vuelta a Riad y por el momento no se sabe mucho de su destino, salvo lo informado por la agencia de noticias Bloomberg que indicó que la joven se encuentra en un centro de detención para mujeres menores de 30 años y todavía no ha enfrentado cargos.

Tags
Mostrar más

Articulos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar