N° de Edición 6894
Internacionales

Avanza la ultraderecha en las internas republicanas de EE.UU.

El doble triunfo de Rick Santorum

La ultraderecha republicana logró un sonado triunfo al imponer en dos estados sureños a Rick Santorum, el precandidato a la presidencia de Estados Unidos que pregona la guerra contra Irán y equipara la homosexualidad con la zoofilia.

El comentarista de la cadena de televisión Fox se impuso por un corto, pero políticamente importante, margen en las elecciones primarias celebradas el martes en Alabama y Mississippi.

Los comicios dejaron en claro que Mitt Romney, el “moderado” que lidera las internas a nivel nacional, “no es lo suficientemente conservador” para el llamado “sur profundo” de Estados Unidos, según comentó la cadena ABC.

El ex senador de Pennsylvania obtuvo un 33% en Mississippi, frente al 31% del otro precandidato ultraconservador, Newt Gingrich, y el 30% de Romney, mientras que en Alabama Santorum acumuló el 35% de los sufragios y dejó a sus dos contrincantes con un 29% para cada uno.

Estos resultados le otorgaron a Santorum al menos 27 delegados de los 1144 que se requiere para imponerse en la convención nacional republicana que se celebrará en agosto en Florida, mientras que Gingrich cosechó 20 y Romney 18.

Pero aún así, Romney, un ex gobernador de Massachusetts que representa al establishment de su partido, lleva acumulados 489 delegados, más del doble de lo que suman Santorum (234) y Gingrich (139), con miras a la reunión que designará al candidato para disputarle la Casa Blanca a Barack Obama en los comicios de noviembre.

«Lo hicimos de nuevo», declaró Santorum al conocerse el veredicto de las urnas. «Vamos a competir en todas partes. Ahora es el momento para que los conservadores trabajen juntos. Si nominamos a un conservador venceremos a Barack Obama», agregó.

El comentarista redobló las presiones para que Gingrich se retire de la carrera, pero el otrora hombre fuerte de la era de Ronald Reagan, durante la que se desempeñó como presidente del Congreso, respondió de inmediato afirmando que se mantendrá en la pelea hasta la convención.

Tras felicitar a Santorum por su victoria, Gingrich la hizo suya al afirmar que «una de las cosas que acabamos de demostrar es que todos esos intentos de los medios de comunicación liberales que intentan convencernos de que Mitt Romney es el candidato inevitable, se acaban de desmoronar».

Los analistas coinciden en que la actitud de Gingrich le está haciendo un flaco favor a los sectores republicanos que lidera el Tea Party, cuyas fuerzas no han logrado designar un candidato único que defienda sus cerrados principios neoliberales en lo económico y sus fervorosos planteos racistas y belicistas en lo político.

Así, cuando todavía deben realizarse internas en 26 estados, Romney lleva ganados 17 de los 26 estados donde se celebraron primarias desde enero, Santorum 9 y Gingrich 2.

Sólo en lo que resta de marzo, los tres predandidatos medirán fuerzas Missouri, Puerto Rico, Illinois y Louisiana para repartirse un total de 190 delegados.

Deja tu comentario:

Mostrar más

Articulos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

[fbcomments]
Close