N° de Edición 6753
HURLINGHAM

Nena cuidaba a su abuela en un hospital y un depravado la violó en el ascensor

El terrible episodio tuvo lugar en el nosocomio Evita de Lanús, y el presunto abusador fue detenido horas más tarde por efectivos policiales.

Nena cuidaba a su abuela en un hospital y un depravado la violó en el ascensor
Nena cuidaba a su abuela en un hospital y un depravado la violó en el ascensor

Una nena de 13 años fue abusada por un degenerado en el hospital Evita de Lanús. La menor estaba cuidando a su abuela internada en el cuarto piso de dicho nosocomio. Horas más tarde, la policía detuvo al presunto violador.

El hecho ocurrió el lunes a la madrugada en el momento en que la joven fue a buscar una bebida a la planta baja y se encontró con el depravado, que la amenazó con un cuchillo, la llevó al ascensor y la obligó a practicarle sexo oral.

No conforme con lo realizado, además, le quitó el celular, anotó su número de teléfono y continuó acosándola con amenazas de muerte para ella y su abuela. Gabriela Ares, tía de la adolescente, contó a El Diario Sur que la nena está lastimada con una grave crisis nerviosa.

El Ministerio de Salud bonaerense aplicó el Protocolo Contra la Violencia Interna y Externa y los médicos del centro asistencial atendieron a la adolescente. Además, un equipo interdisciplinario está brindado atención psicológica a la menor de edad, que continúa internada, y a su familia.

En tanto, voceros de la cartera sanitaria precisaron que Alejandro Raveca, el director provincial de hospitales, está en contacto con el padre de la adolescente “y se encuentra a su disposición”

Por su parte, se supo que el sospechoso vive en Monte Chingolo, fue identificado como Diego Ramón Candia (28) y fue rastreado por los efectivos luego de simular una llamada de la víctima. El abusador estaba en el nosocomio porque su esposa había sido operada y fue cuando le dieron el alta que regresó al lugar con total impunidad para retirarse junto a ella. Allí quedó detenido.

Una vez antes las autoridades, cuenta Ares, el hombre reconoció su culpabilidad al pedir perdón a los familiares. De todas formas, las pruebas son contundentes.

Por su parte, fuentes del gobierno bonaerense explicaron que si bien las cuatro cámaras que existen en el centro de salud funcionan -una en el hall central, otras dos en los consultorios externos y una más en la zona de montacargas-“no llegaron a captar al atacante”.

Remarcaron, además, que en el momento del abuso “había cuatro policías en el hospital que estaban realizando los rondines, pero no lo vieron” al atacante.

En tanto, médicos y personal de limpieza del Hospital, aprovecharon para quejarse ante los medios en la puerta del lugar por la falta de seguridad. “Estamos acudiendo a la niña en forma integral, pero esto no debería haber ocurrido. Las cámaras de seguridad no están funcionando. No queremos seguir trabajando en estas condiciones; necesitamos que la salud sea agenda de este gobierno”, dijo la médica Sandra Álvarez.

Fuente: Cronica.

Deja tu comentario:

Tags
Mostrar más

Articulos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

[fbcomments]
Close