N° de Edición 7069
HURLINGHAM

Motín en Villa Devoto: «No queremos morir en la cárcel»

A los motines en tanto protestas en las cárceles de la provincia de Buenos Aires en el marco de la pandemia del coronavirus , ahora se sumó un motín que llevan adelante detenidos alojados en el complejo penitenciario de Villa Devoto.

Motín en Villa Devoto: «No queremos morir en la cárcel»
Motín en Villa Devoto: «No queremos morir en la cárcel»

Ahora Motín en Villa Devoto: «No queremos morir en la cárcel». Los internos se subieron a los techos de la cárcel de Villa Devoto para exigir que la Justicia ordene excarcelaciones y disponga arrestos domiciliarios para que el hacinamiento no termine matando a gran parte de la población carcelaria.

Con una bandera improvisada, tenían como consigna: «Nos negamos a morir en la cárcel». La sostenían algunos reclusos subidos al techo de la cárcel.

La protesta se originó en el módulo 1. En el Complejo Penitenciario Federal de la ciudad de Buenos Aires, más conocida como cárcel de Villa Devoto.

Si no existiera la protesta, seguramente no serían atendidos los presos. Tengamos en cuenta que más de la mitad está procesado pero no tiene condena firme. Esto significa que parte de ellos, terminan siendo liberados por falta de méritos.

Pero que el detenido, el preso, pueda contagiarse, no es problema para para una parte de la sociedad que incluso quiere aprovechar la pandemia para que se produzca una limpieza étnica como lo manifestó el ex concejal de UCR-PRO, Julio Carballo, de la ciudad de Capilla del Monte, Córdoba, y que fue repudiado por propios y ajenos.

En la cárcel de Villa Devoto no hubo detenidos con Covid-19.

Sí hubo un caso de un agente penitenciario infectado que está en aislamiento preventivo.

Por otro lado, el Servicio Penitenciario Nacional realizó una desinfección del sector donde se encontraba cumpliendo tareas el agente. Pero evidentemente eso no basta.

Mientras esto ocurre ahora, y parece un reclamo fuera de lugar, ya que son presos y la prioridad es la gente que no está detenida, la justicia no da buenos ejemplos.

Por caso, ya existen varios fallos en los que se excarcelaron represores.

El último conocido fue ayer. Casación Penal le concedió la prisión domiciliaria al represor Lucio Nast, condenado a 20 años de cárcel por crímenes de lesa humanidad cometidos durante la dictadura cívico militar, para protegerlo de un eventual contagio de coronavirus.

Lucio Nast fue tratado como un detenido especial. El resto, como detenidos comunes. Y tarde o temprano, iba a explotar la situación carcelaria que había comenzado en Rosario.

Fuente: Anticipos.

Tags
Mostrar más

Articulos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

[fbcomments]
Close