N° de Edición 7092
Generales

Julio Vittone ingreso a un instituto de salud mental

Julio Vittone ingreso a un instituto de salud mental. FOTO: 24CN

Julio Vittone fue el nombre que dio Omar Chabán en sus declaraciones cuando le preguntaron quién era el responsable de la tragedia.

Se cumplen 15 años desde que la noticia impactaba en todos los medios de comunicación. La noche del 30 de diciembre del 2004 fue la noche en que le cambió la vida a más de cien familias.

El abogado penalista, Hugo Lopez Carribero, recuerda profundamente detalles de aquella noche y su rol como abogado defensor de Julio Roberto Vittone, uno de los acusados de lanzar las bengalas que provocó el brutal desenlace.

Un incendio ocasionado por una bengala lanzada dentro del boliche Cromañón, en el barrio de Balvanera y administrado por Omar Chabán, le costó la vida a 194 personas, dejando a más de 1432 heridos.

Durante el concierto, uno de los espectadores encendió una bengala que impactó en una media sombra, que a su vez se encontraba sobre guata recubierta por planchas de poliuretano. Los materiales meramente inflamables no tardaron en reaccionar a la pirotecnia.

En pocos segundos el fuego envolvió todo el establecimiento, mientras los espectadores comenzaron a evacuarse, como podían, aterrados y desesperados al encontrarse con las salidas de emergencias cerradas con candados.

Cuando comenzó la búsqueda de los responsables, Julio Vittone había confesado en una entrevista ser uno de los que lanzó una bengala, fue así que Omar Chabán se valió de esa declaración para hacerlo responsable del desastre.

El abogado penalista, Hugo Lopez Carribero, fue quien estuvo a cargo de la defensa de Vittone. El profesor universitario de Derecho Penal y especialista en la materia, recuerda con precisión “Cuando lo entrevisté por primera vez, estaba inquieto, muy angustiado. Tenía la mirada perdida
y llena de tristeza. Por momentos se quebraba y era difícil que continúe con su relato”.

Durante una conferencia de prensa realizada en el estudio de Lopez Carribero, Vittone reconoció tirar tres bengalas, pero negaba ser él quien había prendido fuego el boliche. Además aseguraba que las personas que eran responsables, habían fallecido en el brutal siniestro.

Lopez Carribero afirma que una vez finalizada definitivamente la causa en su contra, Vittone cambió el número de su celular, su domicilio y abandonó el trabajo que tuvo durante 15 años. No volvió a ser visto por nadie más.

Hoy, se conoce que Julio Vittone fue ingresado de urgencia a un instituto de salud mental y los médicos temen que se haga daño a sí mismo. Vittone no falleció durante el incendio, pero Cromañón le dejó una carga que debe arrastrar durante toda su vida. Se convirtió en una víctima más de la
fatal catástrofe.

Te puede interesar: https://diario-nco.com/opinion/abogados-de-la-barra-de-nueva-york/

Tags
Mostrar más

Articulos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

[fbcomments]
Close