N° de Edición 6870
GBA

Víctimas de la Tragedia de Once

Los familiares recordaron a las víctimas de la Tragedia de Once

Los familiares recordaron a las víctimas de la Tragedia de Once

Para homenajear, para no olvidar y por sobre todo para pedir justicia, esta mañana, exactamente a las 8.32, una sirena volvió a sonar en la Estación Once, a seis años de la tragedia que se cobró 51 vidas, entre ellas la de una embarazada. Familiares y amigos de las víctimas se concentraron en el andén donde un mural los recuerda, y señalaron al ex ministro Julio de Vido como en principal responsable del siniestro.

Varios oradores

En una acto que tuvo varios oradores, y que cuenta con la adhesión de numerosos funcionarios, asociaciones de víctimas, Ong’s solidarias y particulares, se volvió a pedir que la Cámara Federal de Casación resuelva sobre las sentencias de los condenados.

Es que si bien la justicia logró probar que lo ocurrido el 22 de febrero de 2012 no fue un accidente, sino el producto de la corrupción de un sistema que desviaba plata para el mantenimiento de los trenes a los bolsillos de funcionarios y empresarios, ese fallo histórico aún no está firme.

“No por repetido deja de ser cierto que cada día que pasa es un día más sin justicia, cada día más sin rectificar la sentencia es uno más que los responsables pasan en libertad. Siempre hemos respetado el tiempo de los jueces, pero estamos esperando ansiosos el día que los corruptos vayan presos”, expresó María Luján Rey, la mamá de Lucas Menghini, uno de los fallecidos, durante la lectura de un comunicado que lleva la firma de todos los familiares.

Entre los nombres mencionados, (Ricardo Jaime y Juan Pablo Schiavi, ex secretarios de Transporte durante el gobierno kirchnerista, Gustavo Simeonoff, titular de la Unidad de Renegociación y Análisis de Contratos de Servicios Públicos (UNIREN) al momento de la tragedia, y Florencio Randazzo, ministro de Planificación y Transporte durante el segundo mandato de CFK), el de Julio De Vido, el ex ministro hoy preso en el penal de Ezeiza, sonó con mayor rigidez.

“No podemos dejar de señalar que durante sus 12 años en el poder se ha sembrado de amigos que le deben favores, es un poder que no dudará en usar. Esta sociedad no puede permitirse que quienes testimonien en su contra sean amenazados. Contra ese poder también nos enfrentamos y también venceremos”, refirió Paolo Menghini, al tiempo que recordaban que De Vido hoy está preso, “pero por otras causas, no por la masacre de Once”.

Otras actividades

Durante el acto se mencionó a las 51 víctimas, hubo un tema homenaje, un mensaje grabado del director Juan José Campanella y unas palabras de la referente de Madres línea fundadora, Nora Cortiñas. También, un poema leído por Delia Fucci, mamá de Pablo, una de las víctimas de Cromañón.

“Con esos 52 todos morimos un poco, la Argentina se enlutó entera… Es ahí donde las ideologías debieran quedar de lado, ¿qué hubieran hecho si les pasara lo que nos pasó a nosotros?”, preguntó Paolo durante su alocución, y agradeció el gesto de los gremialistas que decidieron cambiar la fecha de la concentración, que en principio se había pautado para hoy, para ayer.

“El gran fracaso de algunos es creer que el límite es para un solo sector de nosotros, sin creer que la vida es igual para todos. La tragedia de Once fue un desastre humano, no había ninguna tabla de valores humanos. Hoy seguimos pidiendo justicia por aquellos que iban a trabajar, a estudiar, y después de seis años llegamos a la recta final”, enunció Mónica Bottega, mamá de Tatiana Pontiroli, otra de las víctimas. La mujer también es recordada por increpar a Cristina Fernández de Kirchner el año pasado, durante una misa por Santiago Maldonado en una parroquia de Merlo.

Por la tarde, pasadas las 14, el presidente Mauricio Macri recibió a los familiares en la Casa Rosada. Allí le reiteraron su pedido de una pronta resolución sobre las penas de los condenados.

+++++Recuadro++++

Espera

Varias condenas pero, por ahora, sin detenciones

De los 21 condenados por el hecho, ninguno está detenido, al menos por esta causa. Desde que se los declaró culpables ya pasaron dos años, dos aniversarios más con la herida abierta y la justicia trunca para víctimas y familiares. En octubre, luego de una solicitada en la que sobrevivientes y familiares de víctimas volvieron a demandar celeridad, la Sala III de Casación dividió a los acusados en grupos de cinco y los convocó a una serie de audiencias, que finalizarán el 4 de abril.

Semanas atrás, se había informado que el último grupo iba a exponer el 21 de marzo, pero la fecha se postergó. Una dilación más en un historial de demoras. El Código dice que tras esa cita los jueces tienen veinte días hábiles para dictaminar. Por lo que podría haber novedades recién en mayo.

Hay definición sobre lo que pasó: masacre con responsables. Hay penas: 21 condenados. No hay presos. Recién cuando la sentencia esté firme irán a la cárcel. El ex secretario de Transporte Ricardo Jaime está detenido, pero por otra causa que investiga la compra de material ferroviario inservible a España y Portugal. “No entendemos esta demora en los tiempos. Ya pasaron más de dos años desde que recibieron sus penas. ¿Qué mensaje se le está dando a la sociedad cuando se permite que condenados en una causa tan sensible como Once estén libres?”, dice María Lujan Rey, mamá de Lucas, quien el día de la tragedia tomó el Sarmiento para ir al call center en el que trabajaba. Tenía 20 años. Su familia lo buscó durante 50 horas. El cuerpo apareció dos días después del choque, dentro de una cabina. Desde el impacto, desde que el tren se hizo acordeón, había estado ahí.

 

 

El 29 de diciembre de 2015, el Tribunal Oral en lo Criminal Federal N° 2 condenó a 21 de los 28 acusados. La pena mayor, de nueve años de prisión, fue para el ex titular de la operadora TBA, Sergio Claudio Cirigliano, por estrago culposo y administración fraudulenta contra el Estado. Por los mismos delitos, el ex secretario de Transporte de la Nación, Juan Pablo Schiavi, fue sentenciado a ocho. Y su antecesor, Ricardo Jaime, recibió seis por ser partícipe necesario de administración fraudulenta. Mientras que, el maquinista Marcos Córdoba fue condenado a tres años y medio. Los demás -ex funcionarios, directivos de TBA y de una empresa a donde se derivaban los fondos de los subsidios- recibieron penas de tres a ocho años.

Todos los condenados apelaron. También la Fiscalía y los querellantes, que pidieron que se revean las absoluciones y que Jaime también sea considerado responsable de estrago. En octubre, luego de una solicitada en la que sobrevivientes y familiares de víctimas volvieron a demandar celeridad, la Sala III de Casación dividió a los acusados en grupos de cinco y los convocó a una serie de audiencias, que finalizarán el 4 de abril. Semanas atrás, se había informado que el último grupo iba a exponer el 21 de marzo, pero la fecha se postergó. Una dilación más en un historial de demoras. El Código dice que tras esa cita los jueces tienen veinte días hábiles para dictaminar. Por lo que podría haber novedades recién en mayo.

Deja tu comentario:

Tags
Mostrar más

Articulos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

[fbcomments]
Close