N° de Edición 7491
GBA

Una Cooperativa de Morón, que sigue trabajando por una “Nueva Esperanza”

TESTESTE
Cooperativa de Morón
Cooperativa de Morón

Ese es el nombre de una cooperativa de trabajadores textiles, ubicada en el centro de Morón, que comenzó su trabajo el 28 de agosto de 2017, tras el cierre de la empresa familiar “Nueva Gente”, que llevaba 37 años en el mercado y no pudo hacer frente a los sueldos de los empleados y los pagos a los proveedores de las materias primas.

Por Luis Fernández
Luchofernandez1992@gmail.com

Mirta Velasco, actual Tesorera de la cooperativa, explicó en exclusiva a Diario NCO: “La empresa venía con problemas en el pago de los sueldos, demoras en las entregas y pocos pagos a los proveedores. A partir de eso, vimos que las cosas no estaban bien”. Además, agregó: “Nos aseguraron que nos quedáramos tranquilos, que todo iba a estar bien. Pero un 27 de agosto llaman a cada uno de los empleados y nos avisan que no vayamos al otro día, que las puertas iban a estar cerradas”.

Una semana después de avisarle a los trabajadores del cese de sus actividades, la extinta empresa presentó la quiebra. Luego advino un juicio para resolver la cuestión del cambio de dueños, que aún está sin un dictamen firme, y la creación de la nueva cooperativa.

Dueños de su propio trabajo

Tras lo sucedido, los empleados decidieron crear “Nueva Esperanza”. Velasco detalló que resolvieron fundar la cooperativa porque la mayoría de los trabajadores tenían muchos años en la empresa y conocían el día a día del lugar, la logística y el trabajo que se debía hacer, por lo que no iban a necesitar de adaptación en el puesto.

Se dio la oportunidad de quedarnos acá y hacer fuerza, de tener el lugar físico. Estamos autorizados por el juez de la causa para estar en este sector (NdR: la cooperativa solo puede usar el frente del local hasta que se resuelva el juicio por la quiebra), que es el sector de lo que era la parte del local de la fábrica”, puntualizó la tesorera.

Trabajando por una “Nueva Esperanza”

Actualmente, Nueva Esperanza cuenta con una matrícula provisoria de la provincia para ejercer su trabajo y están inscriptos en el INAES (Instituto Nacional de Asociativismo y Economía Social) a la espera de que este organismo le de la matrícula definitiva y así poder trabajar teniendo acceso a la locación completa de la fábrica.

Desde que los ocho trabajadores que conforman la cooperativa decidieron ser dueños de su trabajo han recibido ayuda desde distintos sectores. La municipalidad de Morón le facilitó los cursos y charlas que se necesitan para formar una cooperativa, que se dictan en La Plata, y trajo a los especialistas desde esa ciudad para asesorar y acompañar a los nuevos emprendedores.

También recibieron un subsidio desde el Ministerio de Trabajo, que le otorgó cuatro mil pesos a cada uno de los trabajadores, para poder comprar materias primas y distintos elementos que se necesitan para la confección de ropa. Además, recibieron donaciones y apoyo desde el Sindicato de Viajantes, CETIA (Centro de Enseñanza de Tecnología Informática Argentino) y la misma gente del barrio que los acompañó con mates, charlas y palabras de aliento.

Esperamos poder surgir como empresa, como marca. Hacemos todo tipo de ropa para chicos. Tenemos a favor que visitamos a los viejos clientes de la empresa y nos dijeron que nos van a seguir comprando. Trabajaremos con la perspectiva de atender mejor que antes a los viejos clientes y a los nuevos que vendrán”, concluyó Velasco.

Un problema recurrente

Desde la asunción de Mauricio Macri el 10 de diciembre de 2015, las pequeñas y medianas empresas fueron las que tuvieron más problemas económicos. Desde esa fecha a la actualidad han cerrado más de 25 mil locales comerciales y más de 7000 Pymes.

El mayor problema que afecta a este tipo de empresas son los aumentos exponenciales que han sufrido en el cobro de servicios de electricidad, agua y gas. Con subas que rondan entre 1000 y 1500 por ciento, los costos se vuelven demasiado onerosos y por esa razón no pueden hacer frente a los sueldos y los distintos gastos que acarrean mantener este tipo de empresas.

Las empresas de mayor envergadura, al poseer un mayor capital, pueden hacerse cargo de manera más holgada de estos gastos y terminan por quedarse con la cuota de mercado.

Articulos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba