N° de Edición 7128
GBA

Reclamo vecinal: “Nos sentimos realmente manoseados”

Reclamo vecinal
Reclamo vecinal: “Nos sentimos realmente manoseados”

Ailín Fernández, habitante de Barrio San Juan, en Castelar Sur, dialogó con Haciendo Radio y remarcó que el Municipio no acusa recibo de los constantes reclamos por bacheo, barrido y limpieza. “Somos las diez cuadras olvidadas”, disparó.

Casi 11 años de reclamos sin respuestas, con calles totalmente destruidas, sin recolección de residuos, ni barrido y limpieza y con hechos de inseguridad cada vez más frecuentes, esa es la situación en la que se encuentran inmersos varios vecinos de un barrio de Morón, que ya no saben a quién acudir para encontrar alguna acción concreta que solucione sus problemas de larga data.

En esta producción del Diario NCO, llamada Haciendo Radio (lunes, miércoles y viernes de 13 a 15 por AM 850) una habitante de Barrio San Juan contó la situación que viven y detalló que “la realidad es que nosotros hace más de diez años que venimos retrocediendo. Hay calles que están dinamitadas y aunque pueda causar risa, parece que han caído meteoritos porque no se puede pasar”.

“Es un barrio que está cerca del límite con el partido de Merlo. La estación (Merlo Gómez) está ahí nomás e ingresar desde ahí y hacer siete cuadras te puede llevar más de 20 minutos por el pésimo y deplorable estado en el que se encuentran las calles. No se puede circular”, añadió la entrevistada.

Anteriormente, se había tratado el tema de la Avenida Gervasio Pavón, de este mismo barrio, que se encontraba muy deteriorada, pero luego salieron a la luz más historias relacionadas con la localidad, en la que se revelaron que más calles estaban en similares condiciones, sumado a constantes hechos de inseguridad de los que tampoco han recibido respuestas satisfactorias.

“Se hicieron determinados reclamos en reiteradas ocasiones en la UGC (Unidad de Gestión Comunitaria) y la realidad es que nuestros pedidos quedaron siempre postergados. La calle Pavón la están arreglando, porque es la Avenida principal, hace solo una semana, pero el resto de las calles no me alcanzan las palabras para decirte el estado apocalíptico en el que se encuentran”, prosiguió la implicada.

¡Oh! ¿y ahora quién podrá ayudarnos?

El hartazgo evidente que se notaba en la mujer, en representación de muchas otras familias que se encuentran afectadas, se da porque desde mayo del 2008 que se encuentran relegados en la consideración municipal. “Tenemos la línea de colectivos 216, ramal 634, que se encargó de destruir todo lo poco bueno que quedaba, tomando atajos a su terminal por calles interiores del barrio a muy alta velocidad. Destruyeron todo el asfalto”, reprochó Ailín Fernández.

Además, criticó duramente al mandatario municipal, Ramiro Tagliaferro, y acusó que “el último año el Intendente se acordó que había elecciones y empezó las obras de cloacas, pero solo en la mitad del barrio. Entonces las diez cuadras que limitamos con Merlo nos quedamos sin cloacas y las que empezaron, están a medio terminar”.

“Tenemos pozos que desde octubre estamos pidiendo que los tapen. Si pasás caminando y te metés adentro te llega a tapar por encima de la cintura. Hay peligro de que alguien se caiga ahí, además que hay barro por todos lados. Se hace imposible vivir acá”, reveló, apesadumbrada, Ailín Fernández.

Reclamo vecinal
Reclamo vecinal: “Nos sentimos realmente manoseados”

Según denunció la entrevistada, son diez cuadras de la localidad que siempre han sido olvidadas y comprende el radio que va desde las calles Presidente Ortiz y Palmero, entre Piovano y Carlos Casares. “Uno reclama en la UGC y nunca tienen sistema para darnos número de reclamo y si uno va personalmente nunca hay nadie”, fulminó la entrevistada.

Preparan marchas en el corto plazo

Dada la constante falta de respuestas y la nula comunicación, la afectada contó que está hablando con varios vecinos para realizar una marcha hasta la Unidad de Gestión Comunitaria para ver si la presencia de varias personas de la comunidad y no solo casos particulares, hacen rever la situación y brindarle alguna solución concreta.

“Nos sentimos realmente manoseados. Estamos hablando entre todos los afectados para poner hora y fecha para acercarnos masivamente a la UGC para presentar esto. Necesitamos que alguien dé la cara”, concluyó la entrevistada.

El reclamo es un derecho que tienen los ciudadanos y que está consagrado en el artículo 14 de la Constitución Nacional, en el que se expresa que poseen “el derecho a peticionar a las autoridades” y estos vecinos no hacen más que llevarlo a cabo, pero desde las autoridades que tienen que hacerse cargo de dar respuestas y abogar por el bien común de su comunidad, solo han dicho que no tienen sistema.

 

Mostrar más

Articulos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba