N° de Edición 7420
GBALa Matanza

Los cortes de luz afectaron a alrededor de 800 mil clientes en hora pico

TESTESTE
Cortes de Luz
Cortes de Luz

Cortes de Luz: Alrededor de 800.000 usuarios del conurbano bonaerense y la ciudad de Buenos Aires resultaron afectados por cortes de luz en las horas pico de la tarde del viernes, cuando la sensación térmica llegó a superar los 40 grados.

Los inconvenientes en la provisión del servicio coincidieron también con el registro de una nueva marca máxima para un día hábil en el nivel de demanda de electricidad: a las 14.25 fue de 24.872 megavatios, superando el récord anterior alcanzado durante la víspera, con 24.609 MW a las 14.39.

Las empresas a cargo de la distribución de electricidad dentro del área metropolitana, Edenor y Edesur, salieron a advertir que los cortes respondían a “problemas externos a su red de distribución”.

El término “problemas externos” aludía de manera directa al área de generación eléctrica, en especial a la planta Central Costanera, en el puerto porteño.

Allí, la importante presencia de camalotes, por la crecida del río Paraná, obstaculizó las bocas de toma de agua para refrigeración de la central y esto repercutió en el ciclo combinado de generación de electricidad.

Esto derivó en que Edenor y Edesur recibieran una cantidad menor de electricidad a la necesaria para abastecer de manera plena a sus clientes, lo que a la vez se tradujo en cortes en el servicio.

A las 15, Edenor, a través de un escueto comunicado, aseguró que de los 442 mil usuarios afectados por los cortes que tenían en ese momento, alrededor de 300 mil eran por “problemas externos”.

Edesur, por su parte, apeló a las redes sociales -en este caso su cuenta en Twiterr, para informar que “por problemas de generación ajenos a Edesur se encuentran afectados en CABA  los barrios de Villa Lugano, Liniers, Villa Luro y Mataderos”.

Los inconvenientes generados por los camalotes ya habían sido advertidos por el ministro de Energía, Juan José Aranguren, durante una conferencia de prensa brindada este mediodía en Casa de Gobierno.

En ese marco, el funcionario recordó que hace dos días salió de servicio “un turbo generador en la unidad Costanera porque se taparon las tomas de agua (a causa de los camalotes) y no había suficiente liquido para generar vapor para que marche la turbina”.

“No es un tema nuestro el control de la bajada de camalotes, pero afecta también a la generación eléctrica”, agregó Aranguren.

No obstante, el funcionario señaló que las compañías Edenor y Edesur están preparadas ante «posibles eventualidades en el servicio» con un «incremento de sus equipos de trabajo, cuadrillas de operaciones, operadores de call center y grupos electrógenos disponibles».

Tras el pico de cortes de luz de la media tarde, los inconvenientes comenzaron a reducirse y -según el informe de Edenor y Edesur de las 20- la cantidad de clientes sin luz sumaban alrededor de 27.400 usuarios a esa hora.

Articulos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba