N° de Edición 7126
GBA

La falta de responsabilidad individual a casi seis meses de pandemia

La falta de responsabilidad individual a casi seis meses de pandemia.

Silvia González Ayala, miembro de las mesas de asesoramiento de la Provincia, habló sobre la falta de responsabilidad que hay en la sociedad y atribuyó el problema a la comunicación poco clara por parte de las autoridades.

La además infectóloga y titular de la cátedra de Infectología de la Facultad de Ciencias Médicas de la UNLP, Silvia González Ayala, habló sobre el avance del virus en la sociedad y sobre la no toma de conciencia y de la irresponsabilidad de los cuidados preventivos ¿Mensajes poco claros o la gente no quiere asumir la responsabilidad?

A casi seis meses de la declaración del Aislamiento Social en Argentina, las muestras de irresponsabilidades de las personas cada vez se hacen más comunes. Fiestas clandestinas, lugares gastronómicos clausurados por incumplimiento de protocolos, gente sin tapaboca en las plazas los fines de semana.

En diálogo con Radio Provincia, la infectóloga criticó a las autoridades provinciales por no haber brindado “mensajes claros”, un aspecto que los integrantes de las mesas de asesoramiento bonaerense han marcado “desde el comienzo”. “Lo que cada uno tiene que hacer es no darle la oportunidad al virus de infectarse”.

“Esto me parece muy importante, y esta concepción que el virus está circulando, no está, y es lo que explica los comportamientos no solidarios porque si bien la mayoría de las infecciones son asintomáticas, esa persona lleva la infección a su casa y puede infectar a una persona vulnerable. Realmente es una situación muy preocupante a más de cinco meses de epidemia en nuestro país”, confesó.

Responsabilidad y empatía: las tareas difíciles para los argentinos

Asimismo,González Ayala dejó abierta la incógnita sobre el “botón rojo”, medida que días atrás Alberto Fernández alertó sobre la posibilidad de volver a la cuarentena estricta de mediados de marzo si los casos siguen aumentando y la sociedad no toma las precauciones necesarias.

“Yo creo que hay que insistir en la responsabilidad individual, lo que los uruguayos denominaron tan bien ‘libertad responsable’. Después de cinco meses, botón rojo o amarillo ¿se va a cumplir? Yo creo que no se pueden tomar medidas que después no van a ser respetadas”, confesó.

Además, manifestó que la sociedad atraviesa por una “confusión comunicacional”. “¿Hay cuarentena o no hay cuarentena? La gente dice que no, ¿y para qué hacen los controles vehiculares? Hay que ser coherentes y esto es lo que nos está faltando”, criticó.

La importancia de las estrategias de comunicación

Por su parte se refirió a las aperturas de bares en Capital Federal en medio de la curva de contagios en alza: “Yo creo que, si se hace como en el comercio, que realmente es admirable con un protocolo estricto, en los locales gastronómicos también puede hacerse, y eso es una válvula de escape, pero sin excesos”.

Pero de todos modos aclaró: “Volvemos a lo mismo, no está claro el concepto de circulación del virus y del riesgo para cada uno, y ese riesgo implica el riesgo para todos porque va empeorando la situación de la comunidad, y esto no está comprendido. Por eso insisto tanto en estrategias de comunicación”.

Por otra parte, la infectóloga admitió que si cada Municipio del interior de la Provincia como son los casos de Tandil, Azul o Olavarría, entre otros; toma las medidas y las decisiones individualmente sería lo más “democrático” porque cada intendente “conoce su realidad”.

“En Municipios del Gran Buenos Aires es como si no hubiera cuarentena en lo que son las calles comerciales. Eso está pasando. ¿Vamos a someter un Estado de sitio? Que ya lo tenemos desde el punto de las libertades que no se respetan con la fuerza pública a cinco meses ¿Es razonable? Creo e insisto en la comunicación e incluso en la comunicación segmentada”, afirmó.

La salud como un todo

También remarcó que la salud no corre solo por los infectólogos, sino que es un “todo” y que se debería plantear desde las distintas ramas como son la psicología, la terapia ocupacional, la sociología o la economía.

“Esto lo planteamos de entrada. Que solo los infectólogos puedan opinar es mirar por el ojo de la cerradura de la medicina, no del todo porque las ciencias de la salud tienen otras ramas que nunca fueron consideradas. Todo eso faltó y sigue faltando. ¿Quiénes somos los infectólogos para decidir qué actividad se abre o no se abre si no la conocemos?”, manifestó.

Por último confirmó que semanas atrás se reunió con las autoridades del Municipio de La Plata y con otros especialistas y que la coincidencia se dio en que las cosas se tienen que llevar a cabo bajo la “gestión de riesgo” y que la circulación viral se va a mantener “durante meses” en el caso de que no haya una vacuna “eficaz y segura”, pero que la gente no puede estar mucho más tiempo “encapsulada”.

“Eso requiere la libertad responsable, pero eso depende de cada uno y de todos, y este es el concepto que realmente no está comprendido y que no sé realmente porqué cuesta tanto”, concluyó.

Imagen: sectorsalud.com y Diario NCO

Te pueden interesar:
https://diario-nco.com/radio
https://facebook.com/diarionco.

 

 

Mostrar más

Articulos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba