N° de Edición 7299
GBA

La Asamblea Permanente por los Derechos Humanos interviene en el conflicto en relación al tema de las clases en el marco de la pandemia

TESTESTE
La Asamblea Permanente por los Derechos Humanos interviene en el conflicto en relación al tema de las clases en el marco de la pandemia

La APDH aportó datos científicos para que la Corte Suprema evalúe las medidas establecidas por el DNU dictado por el Gobierno Nacional que derivó en un enfrentamiento con Ciudad de Buenos Aires.

BELÉN MOGNO

 

 

En las últimas semanas, Argentina atraviesa momentos difíciles debido a la segunda ola de la pandemia producto del coronavirus, que golpeó de manera contundente a la sociedad lo cual se visibiliza con el aumento de la cantidad de nuevos contagios.

En este contexto, el Gobierno Nacional dictó un Decreto de Necesidad y Urgencia para establecer restricciones que apunten a disminuir los contagios y fue entonces que surgió un debate y conflicto entre Nación y el Gobierno de la Ciudad con respecto a la suspensión/ continuidad de las clases presenciales.

En ese sentido y de acuerdo a la información consultada por Diario NCO, la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos (APDH) presentó un ‘ Amicus Curiae’ ante la Corte Suprema de Justicia de la Nación por el conflicto de las clases presenciales en CABA.

Precisiones del pedido

En cuanto al accionar del organismo se planteó: «La APDH con la firma de su copresidencia nacional, integrada por Guillermo Torremare, María Elena Naddeo y Soledad Astudillo, y la del presidente de la Regional CABA, Ramiro Geber, presentó un ‘Amicus Curiae’en la causa “Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires c/Estado Nacional (Poder Ejecutivo) s/acción declarativa de inconstitucionalidad”.

Asimismo, cabe mencionar que según el material consultado, el concepto de «Amicus Curiae» se traduce como «Amigo del Tribunal» y que «consisten en presentaciones que pueden realizar terceros ajenos a una disputa judicial, pero con un justificado interés en la resolución del litigio».

A su vez, también se agregó que «con las presentaciones, los ajenos a una disputa judicial que tienen interés en la resolución de la misma, pueden  expresar sus opiniones tendientes a reducir al mínimo posible las consecuencias dañosas de este tipo de procesos».

El tema de la presencia en las escuelas

Por otra parte y de acuerdo al escrito sobre las clases presenciales y el coronavirus, se comentó: «La APDH aportó datos científicos para que los jueces del alto tribunal evalúen las medidas establecidas por el DNU N° 241/21 ante la segunda ola de la pandemia, especialmente lo relativo al cálculo de la movilidad urbana».

En ese sentido, la entidad manifestó que «cabe destacar que el motivo central por el cual se interrumpe la presencialidad de las clases por 14 días no es por los contagios al interior del aula sino porque en el cálculo de la movilidad las escuelas aportan un tercio de la misma».

«En el AMBA, hay más de tres millones de niños y niñas en edad escolar y 300 mil docentes y no docentes, sumado a los acompañantes, que se movilizan diariamente», informaron y precisaron desde la organización.

En línea con este planteamiento, la institución señaló que «de este modo, la suspensión de las clases se funda en la necesidad de disminución de la curva de contagios en un 30 por ciento sumado a las restricciones a la nocturnidad».

A su vez y ligado a las restricciones dictadas por el Gobierno Nacional en el marco del rebrote del coronavirus, la APDH planteó: «Estas medidas intentan evitar la tan temida saturación del sistema de salud que implicaría que muchas personas no accedan a los servicios necesarios, complicando los datos de morbi-mortalidad».

Análisis de la situación sanitaria

Por otro lado y vinculado a la segunda ola de la pandemia, la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos sostuvo que «En las últimas semanas, la curva epidemiológica indica un aumento que  requiere de medidas de restricción de circulación para evitar situaciones que favorezcan la propagación del contagio».

«De acuerdo con los datos epidemiológicos del Ministerio de Salud de CABA, la cantidad de casos acumulados para los residentes en la ciudad asciende al 15 de febrero de 2021 a casi 223 mil contagios, dato que al 18 de abril se incrementó a más de 305 mil», citaron desde la entidad.

En línea con este planteamiento, la organización señaló: «Esta información permite, en primer lugar, observar cómo en poco más de dos meses los contagios acumulan casi el 40 por ciento de lo que se acumuló en el año previo (marzo de 2020 a febrero 2021)».

«Teniendo en cuenta tal dato, nuestro organismo apoya las restricciones normadas en el decreto nacional debido a que en las últimas semanas la curva epidemiológica indica un aumento que requiere de medidas de restricción de circulación para evitar situaciones que favorezcan la propagación del contagio de COVID19», afirmó la APDH.

Intervención del organismo

Por otro lado, la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos, a inicios del 2021, se dirigió al Consejo Federal de Educación con un análisis sobre el derecho a la educación en el contexto de pandemia y una serie de recomendaciones y condiciones necesarias para el desarrollo de clases presenciales.

En relación con lo expuesto, el ‘Amicus Curiae’ presentado dio a conocer herramientas para que se evalúe la mejor protección del derecho a la vida, la salud y la integridad física de las personas que conforman la comunidad educativa y sus familias y expone el riesgo de contraer la enfermedad.

En ese sentido, la entidad apuntó como objetivo principal el hecho de que «cada una de las nuevas definiciones institucionales, pedagógicas y didácticas puedan llevarse adelante en el marco del cuidado de la salud y la vida».

Recomendaciones para cuidar la vida y la educación

«Se recomienda la apertura de mesas de diálogo para garantizar la participación de la comunidad educativa en la construcción de definiciones consensuadas y en el monitoreo del cumplimiento de los protocolos», sostuvo la APDH.

Asimísmo, otra de las recomendaciones realizadas fue: «La resolución definitiva de los conflictos salariales en las provincias que incumplen los acuerdos paritarios o adeudan salarios».

En línea con este planteamiento, también se puso el foco en «Todos los recursos económicos, pedagógicos y técnicos para todas las modalidades y niveles. La situación actual revela que algunas modalidades carecen incluso de personal auxiliar que pueda colaborar en la implementación de los protocolos».

«También se recomienda la definición de criterios con perspectiva sanitaria, de género y social ya que la situación actual requiere la ampliación del personal docente y no docente y la planificación de acciones duales (virtuales y/o presenciales) adaptadas a las realidades de las comunidades», agregó la entidad.

Como continuación de la lista, la APDH mencionó: «Adecuación edilicia bajo criterios de prevención sanitaria, puesto que el deterioro a nivel infraestructura previo a la pandemia debe ser reparado. En febrero, recomendamos al Consejo Federal iniciar las clases bajo modalidad virtual mientras se adecua la infraestructura escolar».

En ese sentido, agregaron que «se propone la continuidad de la modalidad a distancia mientras se generan condiciones seguras para la población y se solicita

garantía de conectividad y provisión gratuita de dispositivos para estudiantes y docentes y transporte público seguro y garantizado».

Consideraciones sobre la situación sanitaria y la educación

Por otro lado, la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos realizó un análisis sobre el contexto de la pandemia y el tema de las clases y planteó: «En el actual contexto, resulta imposible la no afectación del derecho a la educación».

En ese sentido la organización recordó y resaltó que «el sistema educativo tal como lo conocíamos, así como otras áreas vitales de la población, tuvo que sufrir diversas adecuaciones para el bien público mayor en este caso, la preservación de la salud».

«Se podrá avanzar con más celeridad y generar mejores aprendizajes en

un contexto de seguridad y confianza, cuando estén dadas las condiciones para

que esto sea realmente posible», sostuvieron desde la entidad

En línea con su planteamiento y para finalizar, la APDH manifestó e hizo hincapié en que «las consecuencias emocionales, sociales y económicas del aislamiento se pueden revertir, los aprendizajes se pueden recuperar. La vida no».

 

Fuente fotografía: tiempojudicial.com

Te pueden interesar:
https://diario-nco.com/radio

https://facebook.com/diarionco

Articulos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba