N° de Edición 6946
GBA

Lucas Ghi: “Encontramos un Municipio con severas dificultades”

Lucas Ghi: “Encontramos un Municipio con severas dificultades”.

El nuevo intendente de Morón habló sobre las pésimas condiciones en las que se encuentra la comuna tras los cuatro años de gestión de Ramiro Tagliaferro.

Revertir la crisis económica que dejó el macrismo en el país es un desafío que debe enfrentar la gestión del Frente de Todos. El nuevo intendente de Morón, Lucas Ghi, indicó que el estado general del Municipio es preocupante, ya que Cambiemos ha dejado una gran deuda.

Según el intendente, la situación de Morón es crítica y se estima que la deuda alcanza los 1200 millones de pesos en un distrito que “va a tener un ejecutado 4800 millones de pesos”, de los cuales más del 50 porciento son destinados a los sueldos de trabajadores municipales.

En una entrevista para El Destape Radio, Ghi informó: “Estamos determinando la emergencia administrativa, sanitaria y educativa. Hay un plan de contingencia que ya estamos poniendo en marcha y que supone la intervención de la provincia y de la Nación”.

“Estuve recorriendo distintas dependencias. Por ejemplo, en la Secretaria de Obras Públicas, una secretaria muy sensible a los efectos del mantenimiento urbano de nuestra ciudad. Nos encontramos con casi la totalidad de la operatividad del municipio, camiones, equipamiento y demás, reducida a la mínima”, informó el político.

Según Ghi, el equipamiento estaba en pésimas condiciones porque la gestión saliente había decidido tercerizar y contratar empresas privadas que perjudicaron a los empleados municipales. Además, esta decisión política significó un costo mucho más elevado para el municipio en cuento a los recursos económicos.

“Hacer un metro cuadrado de hormigón para pavimentar una calle con equipamiento público es mucho más barato que hacerlo de manera tercerizada”, explicó el intendente.

Salud y educación

La cuestión sanitaria de Morón también es preocupante, ya que el Hospital Municipal se encuentra en un estado de desabastecimiento y abandono. Falta de insumos y medicamentos, techos con goteras, pasillos clausurados y falta de personal, son algunos de los problemas a resolver.

Ghi indicó que “el hospital municipal, la máxima cuestión en materia sanitaria, está paralizada”, y agregó que fue sostenido “por la voluntad de los trabajadores que le ponen el cuerpo y pidieron donaciones” de medicamentos y alimentos para los pacientes.

“Estamos haciendo la primera licitación pública para recomponer el stock de insumos del hospital, que es un compromiso que asumimos con los profesionales del hospital. Queremos que el hospital recobre de inmediato la dinámica normal de funcionamiento”, expresó el político.

En cuento al área educativa, el intendente de Morón indicó que, con el gobernador, Axel Kicilof, se propusieron comenzar el ciclo lectivo con la menor cantidad de escuelas clausuradas por falta de gas, agua y paredes electrificadas, entre otras.

“La idea es llegar a marzo con el objetivo de ninguna escuela clausurada. Y si no podemos con la totalidad de la escuela, tener solo algún sector clausurado, y en el transcurso del año resolverlo”, dijo Ghi.

En este sentido, el político sostuvo que la prioridad de su gestión es recomponer las condiciones dignas de la educación para todos los niños, niñas y docentes del municipio.

Lo más importante, “el hambre”

El intendente sostuvo que lo inmediato es “el hambre” y están poniendo a sus equipos a trabajar en ello. “En el 2015 no teníamos comedores comunitarios. Hoy en Morón hay 50 comedores comunitarios que le dan de comer a alrededor de 2500 familias”, indicó Ghi.

Además, agregó: “estas 2500 familias deben tener la certidumbre de que van a contar con alimentos para poder alimentarse en sus casas. Eso ya lo estamos haciendojunto con el ministro de Desarrollo Social, Daniel Arroyo”.

En este sentido, el intendente explicó que lo que pretenden es reconstruir las “mesas familiares”, ya que “es mucho más que el momento de alimentarse, es el ámbito en que las familias se congregan en la mesa y tiene un peso simbólico”.

Mala administración

Según remarcó Ghi, el exintendente, Ramiro Tagliaferro, contó con una asistencia económica que fue de las mas altas, por lo que supuso que hubo “cierta incapacidad” para traducir ese apoyo en políticas que beneficien a la comunidad.

“Uno puede inferir que tener plata no es garantía de hacer una buena gestión. Probablemente es una condición necesaria tener plata, pero no suficiente”, afirmó el intendente.

Y agregó: “El desafío que tenemos nosotros es llevar adelante una gestión que utilice recursos y minimice los tiempos de intervención y que honre los compromisos asumidos”.

FOTOS: elcactus.com.

 

Facebook Comments

Deja tu comentario:

Tags
Mostrar más

Articulos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

[fbcomments]
Close