N° de Edición 6735
GBA

Celeste Cornejo: “Nuestra reunión fue bastante positiva”

Celeste Cornejo
Celeste Cornejo: “Nuestra reunión fue bastante positiva”

Una de las damnificadas por la violencia obstétrica en el Hospital de Morón contó detalles de su encuentro con el secretario de salud del Municipio, el doctor Jorge Morón. “Presentamos un escrito para que realicen un sumario interno”, apuntó.

Desde finales del año pasado, una polémica gira en torno del hospital más importante del distrito de Morón por distintos casos que han salido a la luz por mala praxis y violencia obstétrica y Celeste Cornejo, una de las tantas perjudicadas, detalló el resultado del cónclave con el doctor Morón y las penosas situaciones que le tocó atravesar mientras estaba embarazada.

En una nueva emisión de Haciendo Radio (lunes, miércoles y viernes de 13 a 15 por AM 850) la entrevistada reveló que “estuvimos reunidos junto a mi esposo el viernes pasado (ocho de marzo) con el secretario de salud Jorge Morón. Nos hizo presentar un escrito porque ellos tienen que elevar un sumario interno para poder apartar a enfermeras y obstetras”.

“Lo que ellos necesitan más allá de las historias clínicas, son documentos escritos para generar esos sumarios internos. La agresión, el maltrato, el descuido y la violencia no figuran y por eso se necesita dejarlo asentado por escrito, detallando todas las situaciones que vivimos”, continuó Cornejo.

Desde principio de año se dieron varias marchas y los distintos casos que fueron apareciendo, tomaron estado público y llegaron a los medios de comunicación, lo que permitió la difusión y profundización de los reclamos que con el tiempo se solidificaron.

“El doctor Morón nos prometió que va a hacer todo lo que esté a su alcance para encontrar a los culpables. Por eso decimos que la reunión fue bastante positiva y no vamos a parar acá, sino que seguiremos por la vía judicial para que a esta gente les saquen la matrícula y no puedan ejercer la profesión en ningún centro de salud más”, arremetió la entrevistada.

Datos falsos y la continuidad del reclamo

Cornejo fue una de las más perjudicadas por la mala atención en el nosocomio, ya que denuncia que por la negligencia de los profesionales no se atendió rigurosamente su embarazo y por tal razón terminó perdiendo al hijo que tenía en camino.

“En mi historia clínica figuran controles que no son ciertos. A mí me hicieron un control a la una de la mañana y después volvieron a las seis. Pero en el documento figura que me hicieron controles a las dos, a las tres, a las cuatro, a las cinco y a las seis. Hay controles que no son reales porque sino se hubieran dado cuenta que mi embarazo no venía bien y hoy mi hijo estaría con vida”, desenmascaró la entrevistada.

Asimismo, Cornejo dejó en claro que el secretario de salud del distrito deberá detallar muy específicamente cada información para poder elevar los distintos sumarios que permitan remover al personal implicado y que solo tiene el poder de prohibir el ejercicio de la profesión en el municipio de Morón.

“Él (Jorge Morón) tiene que detallar todo, no puede presentar un sumario erróneo. Mi caso esta semana pasa a legales porque es muy claro y exacto. Si vemos que no hay respuestas en el corto tiempo, volveremos a realizar marchas con las demás familias”, concluyó la entrevistada.

El recuerdo del horror

El caso de Cornejo se remonta a más de ocho meses atrás, cuando llevaba 32 semanas de gestación y comenzó a sentir fuertes dolores y contracciones. La medicaron por una supuesta infección urinaria y le explicaron que tenía que hacer reposo en su casa, pero con el paso de los días los dolores aumentaron y la peor de las tristezas estaba cerca.

Celeste Cornejo
Celeste Cornejo: “Nuestra reunión fue bastante positiva”

Luego de realizar el reposo, nada cambió y tras nuevos síntomas de dolor, volvieron al hospital. Tras realizarle un estudio a la una de la mañana, se constató que el embarazo venía por los carriles normales, pero unos minutos más tarde una queja aguda y la sensación del desprendimiento de algo en su estómago fueron el preludio de la tragedia.

Entre esa sensación y el regreso de los médicos a la seis de la mañana, transcurrieron varias horas, en la que finalmente desembocaron en la muerte del bebé. El dolor fue el desprendimiento de la placenta, lo que dejó sin oxígeno y sin la posibilidad de nacer con vida al hijo que Celeste esperaba.

Pasado el tiempo, Celeste pudo contar su verdad y hacerla llegar a los oídos de quienes tienen que tomar cartas en el asunto, que no podrán devolverle la vida de ese ser que no llegó a nacer, pero que por lo menos podrá mitigar el dolor al saber que esas personas que no la atendieron bien, tampoco podrán seguir ejerciendo su profesión.

Deja tu comentario:

Tags
Mostrar más

Articulos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

[fbcomments]
Close