N° de Edición 7124
Fototitulares

“Yo paso la General Paz y a las cinco cuadras tengo una realidad paralela”

“Yo paso la General Paz y a las cinco cuadras tengo una realidad paralela”.

José María Malvido, Jefe de Infectología del Hospital Provincial Balestrini, habló sobre cómo se vive en su ambiente de trabajo este momento crítico de la pandemia.

El profesional de la salud reveló: “Estamos transitando este momento con un ritmo de hospital completo, no con un ritmo de hospital colapsado. Y digo esto porque ha sido la palabra y la definición de toda la semana. Y no por esto menosprecio que obviamente estamos todo el tiempo al borde de eso”.

“Para quien no conoce, el hospital Balestrini es un hospital que está en La Matanza y que además hemos sido, junto con el hospital de Ezeiza, los primeros que hemos recibido casos de extranjeros que residían en el aeropuerto de Ezeiza, por lo cual nuestro operativo de Coronavirus empezó muy tempranamente”, dijo durante una entrevista en Radio 10.

El jefe de Infectología contó que es por eso que el personal del hospital ha pasado por una etapa de entrenamiento previa, de confusión e incluso de conflictos internos con dudas que abarcaban desde la cantidad de insumos hasta los pacientes asustados.

El médico adelantó qué puede llegar a pasar si se siguen permitiendo nuevas actividades. “Hemos llegado a la etapa de ahora, en la cual ya todo funciona de una manera, con un estar completos pero no colapsados, que nos mantiene en esa instancia”.

“Yo creo que debería ser un momento de ajuste y de tener en cuenta que de alguna manera ese sacrificio o complicidad colectiva que había sido al principio entendida y que fue lo que nos permitió prepararnos, en este momento ir en contra de eso es una actitud que tira todo lo que nos esforzamos”, agregó el trabajador de la salud.

El estrés del personal sanitario

El doctor contó que no solo es oriundo de La Matanza, sino que también es docente de la UNLaM e hijo de un trabajador de la fábrica que estaba en el territorio de la UNLaM. Y opinó que la carta de la Sociedad Argentina de Terapia Intensiva generó lo que buscaba: mostrar de forma cruda y chocante la realidad.

El profesional de la salud explicó: “Nosotros llevamos más de 200 días sin parar un segundo. Yo soy de la Sociedad Argentina de Infectología y puedo sumar que además vivimos mucho de esta cuestión de pasar a ser una especialidad y héroes que la gente desconocía, a ser los de la infectadura”.

“De gente en la puerta de mi casa con redoblantes y nenes dejándome dibujitos pasamos a eso. Yo quiero rescatar a los médicos clínicos, a los camilleros, a los de lavandería, a los enfermeros. Estamos todos muy cansados, y sabiendo que no vamos a aflojar”, expresó Malvido.

Cuando se habla de un eminente colapso del Sistema de Salud, parece que “el Sistema” fueran las camas o los aparatos, cuando en realidad se trata de todo el personal también. Desde los enfermeros hasta aquellos que realizan la lavandería. El Sistema se sostiene sobre personas.

El jefe de infectología compartió: “Mi compañero que hace la cocina y que va al comedor saca la sube y se caga de frío debajo de la lluvia, toma dos colectivos para llegar. Yo tengo la posibilidad de llegar en auto a un hospital que está en la ruta, en el medio del Conurbano, pero esa gente hace 200 días que hace lo mismo”.

“Y vos los tenés que ver ponerse y sacarse los elementos de protección todos los días, eso está invisibilizado”.

Te pueden interesar:
https://diario-nco.com/radio
https://facebook.com/diarionco.

 

 

 

Mostrar más

Articulos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba