N° de Edición 7274
Fototitulares

El Festival de Cortometrajes XXII de la UNLaM se hará vía online

TESTESTE
El Festival de Cortometrajes XXII de la UNLaM se hará vía online.

Por Déborah González

El evento en el que se visualizarán los filmes tendrá lugar este jueves 17 de diciembre a las 19 y se transmitirá vía web a través de los canales de YouTube de la cátedra y de UnlamTV, emisora administrada por la Secretaría de Medios de Comunicación, cuyos enlaces para ingresar serán publicados en las redes oportunamente.

Con los pochoclos en mano, en un cómodo sillón y a través de la PC, la audiencia podrá disfrutar en esta oportunidad de los tres cortos que se trabajaron durante el año, el primero de ellos se titula “Enrollo” llevado a cabo por NuPe Producciones, el segundo es “Amnesia” cuya producción fue de K-CERO Producciones y por último “El Halo” realizado por Caleidoscopio Producciones.

El año 2020 fue atípico para todos en el cual cada uno debió adaptarse al contexto de pandemia, pero ello no fue impedimento alguno para que los estudiantes que cursan el último Taller de la Especialidad en Ficción Audiovisual de la Cátedra de Producción y Administración en Medios, correspondiente a la carrera de Comunicación Social en la Universidad Nacional de La Matanza, pudieran realizar su cortometraje y cerrar una etapa.

“Enrollo”

La tarea de hacer un cortometraje no es sencilla, debido a que implica un proceso complejo que va desde una idea en grupo hasta el último detalle en edición, pero en una coyuntura de cuarentena se presentó como un desafío para los alumnos del taller.

“A las productoras que filmamos presencialmente lo que más nos costó fue mantener el protocolo”, sostuvo Natalia Pistarchi directora de NuPe y agregó: “Se debió tener en cuenta las distancias, los barbijos siempre puestos, los actores se lo sacaban solo para las escenas entre toma y toma, a la voz de corte se los ponían. También desinfectar las superficies y la ropa que iban a usar, el maquillaje fue todo individual. Era cuidar más a la otra persona”.

El guion del “Enrollo” se pensó y escribió en función de lo que ocurría respecto al COVID, por lo que cuenta con tan sólo cinco protagonistas expresó Natalia, quien detalló: “Estábamos buscando qué podíamos filmar en un contexto de encierro en esta cuarentena, ya sabíamos que sea lo que sea íbamos a tener que filmar adentro de una casa. Entonces se me ocurrió que podría llegar a ser un juego de rol, una situación de una juntada en una mesa en donde pase algo más. Fue un poquito de invención de cada uno”.

“Tuvimos poco tiempo de hacer un buen montaje en equipo como nos hubiese gustado porque recién terminamos de filmar hace dos semanitas. Fue a distancia la edición que estuvo a cargo de Sabrina y Lara, nos hubiese encantado juntarnos”, manifestó la directora.

“Amnesia”

En una situación similar, el equipo de K-CERO Producciones también se animó a la experiencia fílmica presencial de la cual su director, Alejandro Liparoti contó: “Tuvimos complicaciones al principio por el tema de las locaciones, en un primer momento iba a ser en un lado, pero después no se pudo y tuvimos que modificar. Grabamos en tres lugares y fuimos ambientándolos. Filmamos en interiores por prevención, fue pensado de antemano”.

“Una es una casa vacía, tuvimos que llevar todas las cosas para ambientar escritorio, cama, etc”, relata el director y entre risas agrega: “Yo tuve que dormir en el piso durante dos semanas de rodaje porque se llevó mi cama. Después se filmó en la casa de un amigo. Estamos muy agradecidos con todas las personas que nos ayudaron”.

Alejandro puntualizó que a medida que los actores llegaban para el rodaje antes que nada llevaban a cabo el protocolo con alcohol en gel, el lavado de manos, la utilización de los barbijos en todo momento y resaltó: “Los actores solo se lo sacaban cuando rodaban la escena. Manteníamos distancias y fue un desafío, dirigir y hablarnos con barbijo”.

“La idea surgió cuando estaba acostado en mi cama a oscuras y tranquilo. Es sobre una chica que es artista plástica, quede noche es de una manera y de día de otra. Había leído el libro “El túnel” de Ernesto Sábato y de ahí me quedó esa manera de representar la forma en la que piensan las personas que es a través de las pinturas y sumado a la dualidad que atravesamos en la cuarentena”, expresó el director.

“El Halo”

El grupo de Caleidoscopio producciones fue la excepción a la tradición, ya que apostaron a un rodaje totalmente virtual, a lo que su productora Agustina Nucera explicó: “Hacerlo a distancia era cuidarnos nosotros y cuidar a los actores. Tuvimos que implementar un montón técnicas que fuimos aprendiendo con la carrera, pero la verdad es que estamos muy contentos de la manera en que lo resolvimos”.

“Para filmar le preguntamos a cada uno de los actores qué dispositivos tenían en sus casas, si tenían a alguien que los ayude con los ángulos o con el sonido. Hicimos video llamada con cada uno de ellos previamente antes de rodar para ver que la escenografía este bien armada”, expresó Agustina y agregó: “Ellos nos mandaban el material y si estaba todo bien se lo pasábamos a Micaela Mallo y a Rudy Mendoza que son los editores y se encargaron de hacer el montaje”

En una línea paralela a las otras dos productoras, desde Caleidoscopio la idea que nutrió la historia del guion surgió en relación con la pandemia, debido a que les resultaba similar a una película de ciencia ficción según relató la productora y destacó: “Fuimos escribiendo a prueba y error, pusimos todas las ideas en común y fue surgiendo.  Con ideas de cada uno se fue formando la historia”.

La mirada docente

Las clases online del presente taller no sólo implicaron un reto para los alumnos sino también para los profesores Julián Cosenza, Victoria Accorinti, Florencia Rodríguez Gregori, Diego Csome y Virginia Libonati, quienes se cargaron a los hombros la labor de acompañar a los estudiantes desde el otro lado de la pantalla, tanto en cuestiones académicas como afectivas tal como sostuvo Victoria: “Preguntar cómo están, que se cuiden, algo que siempre hacemos, pero que en línea hubo que amasar esa confianza que para nosotros es fundamental”.

“Ya previendo la posibilidad desde el primer día de clases y desde el programa porque lo reescribimos pensando en un año todo online, planteamos el festival por primera vez por streaming en vivo”, contó la profesora Accorinti y agregó: “El lema este año del taller para nosotros es adaptación”.

El cronograma de cursada en primera instancia fue adaptado a una labor más individual con el fin de hacer un diagnóstico de cada uno de los alumnos, por lo que realizaban trabajos breves de forma semanal y también llevaron a cabo un relevamiento técnico para determinar con qué dispositivos contaban en sus hogares para hacer el proyecto.

“El primer parte del año los equipos sehabían conformado, habían abordado las tareas de buscar ideas, líneas argumentales, escribir guion literario, pero si planteamos e hicimos un llamado de atención, másallá de que siempre la temáticay el enfoquees libre, de contemplar la posibilidad de que la historia que se termine escribiendo pueda ser filmada en un contexto de aislamiento total o parcial”, señaló la profesora Victoria.

La convocatoria de actores online tuvo lugar el 17 de septiembre en la cual los tres equipos hicieron la venta de sus cortometrajes y posteriormente realizaron en forma privada el casting en el que seleccionaron a los actores que les dieron vida a sus personajes, todo ello con días y horarios acordados de manera previa teniendo en cuenta las actividades de cada uno.

Todo a distancia

“La experiencia de cursar el taller vía online fue rara,aunque se aprendió muchísimo. Pasamos por momentos de pánico y quisimos dejar el taller, pero no tuvo que ver por la cursada virtual en sí, sino con la necesidad que tenía la mayor parte del grupo de grabar el corto presencial”, expresó Natalia de NuPe Producciones.

Por su parte, para el director de K-CERO Producciones la modalidad de cursada fue un desafío y manifestó: “En una primera instancia, allá por abril era más miedo, incluso desilusión porque era taller de tv e íbamos a hacer un cortometraje, pero con el correr de las clases los profesores hicieron que todo seamás ameno. Nos apoyaron y nos dieron una ayuda grandísima” y resaltó: “El cortometraje nos ayudaba para escapar de todo lo que se vivía en el contexto”.

“La verdad que siendo fin de año puedo decir que fue una experiencia fructífera. Hubo un momento de miedo e incertidumbre, pero lo transitamos y acá estamos cerrando el año con un cortometraje a pesar de todas las dificultades”, destacó la productora Agustina de Caleidoscopio Producciones.

En suma, la profesora Accorinti afirmó: “Estamos super contentos todos por el vínculo humano que se gestó, inclusive entre equipos. Tenemos prometida una reunión presencial y proyectar de esa manera los cortos”.

Te pueden interesar:
https://diario-nco.com/radio
https://facebook.com/diarionco.

Mostrar más

Articulos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba