N° de Edición 6671
Fototitulares

Voto femenino: hace 71 años que las mujeres conquistaron los derechos políticos

Voto femenino: Hace 71 años que las mujeres conquistaron los derechos políticos.

Desde principios del siglo pasado, las mujeres se encuentran luchando para dejar de ser invisibilizadas en materia cívica. Una de sus pioneras fue Julieta Lanteri, primera mujer en emitir su voto en elecciones municipales.

Con la llegada de Juan Domingo Perón al poder, el proyecto por el voto femenino fue uno los puntos cruciales del peronismo. Eva Perón, presidió la comisión pro-sufragio y fue una de las que encabezó la conquista de los derechos políticos de las mujeres.

“El derecho del sufragio femenino, no consiste tan solo en depositar la boleta en la urna, consiste esencialmente en elevar a la mujer a la categoría de verdadera orientadora de la conciencia nacional”, expresó Eva Perón, en uno de sus discursos.

Recorrido de una gran lucha

En 1911, el diputado Alfredo Palacios presentó el primer proyecto de ley acerca del sufragio femenino en el Parlamento Nacional, pero ni siquiera se consideró aquel proyecto. Un año después antes se dieron cambios en el voto, pero solo incluía a los hombres mayores de edad.

Desde aquel proyecto de Palacios, hubo otras 22 alternativas para poder brindarles a las mujeres el derecho que merecían, pero ninguno fue considerado y por ende, las mujeres seguían siendo excluidas de todo acto político -excepto en la provincia de San Juan, que el sufragio femenino comenzó a implementarse en 1927-. Recién en 1946, con la asunción de Perón, se comenzó a hablar de la inclusión del género femenino.

Debate caliente

Esto trajo cruces en el Congreso de La Nación, entre los legisladores de aquel entonces. En el debate que se dio en 1947 que definía si este proyecto se convertía en ley o no, un legislador dijo: “El hombre y la mujer no son iguales, yo me pregunto entonces para que otorgar igualdad política a dos seres que no lo son”, provocando abucheos de varias personas que se encontraban en las tablas.

“Permítame contestarle al señor legislador. No dudo en afirmar que esa diferencia biológica en nada afecta a la capacidad de hombres y mujeres para ejercer iguales aptitudes intelectuales. Quiero refutar la retrógrada idea de que la mujer es inferior al hombre”, respondió otro legislador.

“Podrá haber diferencias, pero no inferioridad. Podrán ser más débiles que algunos varones, pero también podrán ser más fuertes que otros”, continuó expresando el mismo legislador, provocando aplausos de los presentes y ante la atenta mirada de Eva Perón, que se encontraba en el palco.

Anuncio Oficial

“Septiembre de 1947, el congreso nacional aprueba el proyecto de ley, otorgándole los derechos cívicos a la mujer. La señora Eva Perón, única gestora del voto femenino, materializó el sueño de la mujer argentina, otorgando la igualdad de los derechos civiles por el hombre, como corresponde a una democracia avanzada”, así fue como anunciaron que la ley 13.030 había sido sancionada por la cámara de diputados por unanimidad.

23 de septiembre, en un acto frente a la sede de la CGT (Confederación General del Trabajo), Perón firmó la ley que le otorgaba los derechos políticos a las mujeres, bajo el orgullo de Eva Perón, quien luego dio un discurso que fue aplaudido por todos los presentes.

“Mujeres de mi patria, recibo en este instante de manos del Gobierno de La Nación, la ley que consagra nuestros derechos cívicos y la recibo ante vosotras con la certeza de que lo hago en nombre y representación de todas las mujeres argentinas. Aquí está hermanas mías, resumidas en la letra apretada de pocos artículos, una historia larga de lucha, tropiezos y esperanzas”, gritó Evita.

Primera vez que las mujeres votaron

El 11 de noviembre de 1951, las mujeres emitieron su voto por primera vez en la historia a nivel nacional. En esas elecciones, el ganador fue Juan Domingo Perón, dando inicio así a su segundo mandato como Presidente de La Nación. En Buenos Aires, el voto femenino permitió que el General saque un mayor porcentaje y gane la provincia, que anteriormente se identificaba como opositora.

Los empadronados eran 8.623.646, de esa cifra 4.225.467 eran mujeres. Evita cumplió su sueño de ver al género femenino participar de las elecciones y emitir un voto. Ella lo hizo desde su cama, porque estaba enferma -atravesando una etapa crucial en su vida-. Un año después, Evita falleció, pero orgullosa por la lucha de los derechos cívicos de las mujeres.

 

 

 

 

 

 

 

Deja tu comentario:

Tags
Mostrar más

Articulos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

[fbcomments]
Close