N° de Edición 7164
Fototitulares

“Uno trata de avanzar, pero con los robos solo damos pasos para atrás”

“Uno trata de avanzar, pero con los robos solo damos pasos para atrás”.

Esta es la triste afirmación de la fundadora del refugio de animales Las Renatas, Giselle Ferrero, que contó como desde que se mudaron a Virrey del Pino en diciembre del año pasado sufrieron seis robos y la pérdida de muchos elementos.

La delincuencia no da tregua y ya roza el límite de la indignidad como el caso de este refugio matancero que atiende a 108 animales discapacitados o con lesiones, pero que en el último tiempo ha tenido que preocuparse más por intentar que no les roben las pertenencias del lugar que poder atender como corresponde a sus animales.

Habían mudado su refugio a Virrey del Pino a finales del año pasado, pero desde ese momento comenzaron a sufrir la delincuencia. “En diciembre y enero ya sufrimos dos robos. Se llevaron pertenencias de uno de los cuidadores y a la siguiente vez rompieron una puerta”, inició Ferrero.

A su vez, reveló lo que costó lograr cerrar el predio, pero los ladrones volvieron a poner piedras en el camino: “En el transcurso de este año hemos podido cercar con premoldeado todo el predio de una hectárea. Hace un par de semanas nos robaron en dos oportunidades la bajada eléctrica y también el cableado interno”.

Dos robos en la última semana y el temor de que se lleven animales

Continuando con su relato sobre los robos que sufrieron, Ferrero detalló que “esta semana nos entraron a robar a la noche y lo que hicieron fue rompernos un panel del premoldeado, ya ni siquiera les importa saltar las medianeras y directamente las rompen”.

“Se robaron una máquina grande de cortar pasto que teníamos. Al otro día volvieron, pero saltando por el frente, eran dos personas y se escondieron detrás de unos materiales que tenemos y dos compañeros lo vieron mientras trataban de alumbrarse”, complementó la entrevistada.

Del mismo modo, planteó que “calculamos que querían llevarse a nuestros dos chanchos, Elvis y Cuchi, que el día anterior habían estado sueltos por el predio. Creemos esto porque entraron al corral de los chanchos, pero como no los encontraron saltaron de nuevo la medianera”.

“Cuando nos dimos cuenta de esta situación llamamos para decirle que no salga porque temíamos por nuestros animales y tampoco que le pase nada a él. Es muy desesperante la situación”, recriminó la fundadora de la ONG.

Una zona hostil y una policía que no llega a tiempo

Con un claro mensaje, dejó en claro que necesitan respuestas de las fuerzas de seguridad: “Con las cámaras vimos en vivo a los ladrones y la policía tardo más de media hora en llegar. Y obviamente cuando llegó la policía los ladrones ya no estaban. Necesitamos más seguridad en la zona”.

En sintonía, expuso la complejidad del lugar donde están, que ya hicieron todo lo posible para protegerse y afirmó que “la zona en la que estamos es bastante hostil. Tenemos todo cercado, con cámaras. Uno trata de tomar medidas de seguridad, pero evidentemente no alcanzan. Es grave y la comisaría más cercana está a varios kilómetros”.

“Frente a una urgencia no vamos a tener una respuesta policial rápida, además que las calles son de tierra por lo que el acceso se dificulta y cuando llueve no se puede entrar. Esperemos que el municipio lo pueda resolver porque no estamos solos, sino que hay familias. Uno trata de avanzar, pero con los robos solo damos paso para atrás”, criticó la entrevistada.

También, sumó que por la pandemia la ayuda de la gente disminuyó y encima deben destinar el poco dinero que tienen en reponer o arreglar los daños que causan los ladrones: “El dinero que podríamos invertir en alimento y medicación para los animales tenemos que destinarlo a reforzar la seguridad, no es que cuenta con recursos y con la pandemia la ayuda de la gente disminuyó bastante”.

Cómo ayudar al refugio para seguir de pie

En caso de querer ayudar con alimento, los animales del refugio consumen de dos tipos: el Infinity y el Old Price. Además, necesitan todo lo que sean insumos veterinarios para hacer curaciones: gasas, vendas, tintura de yodo, agua oxigenada, cremas con vitamina A y pañales, como los elementos primordiales.

“También recibimos medicaciones veterinarias, absolutamente todos porque tratamos de tener un depósito de medicación para poder disponer frente a todos los tratamientos que queremos hacer porque tenemos 108 animales”, concluyó la entrevistada.

En caso de querer ayudar con algunos de esos elementos o con un aporte económico puede encontrarlos tanto en Facebook e Instagram como Refugio Las Renatas. Ayudar a quienes deben enfrentarse con la delincuencia es un acto de solidaridad.

Te pueden interesar:
https://diario-nco.com/radio
https://facebook.com/diarionco.

 

 

 

 

 

Mostrar más

Articulos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba