N° de Edición 6735
Fototitulares

Un hombre pide desesperadamente trabajo para mantener a su familia

Un hombre pide desesperadamente trabajo para mantener a su familia.

Emanuel Silva trabajaba en un lavadero, pero fue despedido sin justificativos a principios de diciembre. Dice adaptarse a cualquier empleo. Tiene una hija recién nacida.

La pérdida de las fuentes laborales ha sido y sigue siendo una de las problemáticas más grandes de la Argentina en los últimos tres años y Emanuel Silva es un caso testigo que muestra esta cruda realidad, de como a pesar de tener una familia que mantener, con una hija recién nacida, fue despedido por faltar una sola vez porque su esposa estaba descompuesta a muy pocos días de dar a luz.

El implicado dialogó en exclusiva con Diario NCO y precisó que “hace alrededor de un mes me echaron de mi trabajo, en el que estuve más de dos años rompiéndome el lomo para progresar en ese lavadero de autos trabajando 12 horas diarias de lunes a lunes sin franco”.

Emanuel tiene 20 años y es de Lomas del Mirador, partido de La Matanza. Ante la pérdida de su fuente de trabajo, ahora se encuentra en búsqueda activa del mismo. Durante esos dos años en los que trabajó de manera sacrificada en el lavadero pudo pasar de lavar autos, motos y camionetas a ser el supervisor del lugar, pero ante el primer “error” no tuvieron piedad y lo cesantearon de sus funciones.

“Trabajé tanto y tan bien que llegué a ser el encargado en poco tiempo.Como todo laburo nadie se casa con nadie y de un día para el otro me echaron, dejándome tirado, sabiendo que estaba por tener familia. Me echaron por avisar a la noche de no poder ir al otro día a trabajar porque mi señora se había descompuesto.Me dejaron en la nada misma”, agregó, apesadumbrado, Emanuel.

Por esta decisión, Emanuel pasó las fiestas sin trabajo y aún sigue en la búsqueda de un empleo que pueda paliar los gastos diarios, con el detalle de tener una hija con pocos días de vida. “La situación está muy difícil hoy no consigo nada. Tengo a mi bebé en casa obvio no le falta nada por ahora, pero necesito trabajar de lo que sea,lo que venga está perfecto ya que no quiero que a mi bebé le falte nada ni pase hambre”, reveló el entrevistado.

“Entregué muchísimos currículums y nadie te llama por más experiencias que tengas en el rubro. Estoy desesperado, necesito trabajar,me arreglo con cualquier cosa, todo me viene bien. Si alguien sabe de algún trabajo que estén tomando gente por favor me escriben,me ayudarían mucho”,pidió, encarecidamente, Emanuel.

“Yo sé que todavía queda gente buena. Esta vez me tocó a mí, pero como está la cosa, en cualquier momento le puede pasar a cualquiera. Es hoy por miy mañana por ti”, concluyó el entrevistado. En caso de conocer de alguna vacante deben comunicarse al 1156956150 o a través de su cuenta de Facebook buscándolo como Emanuel Silva.

Perder el empleo en una cruda realidad

La situación que se le presentó a Emanuel ha sido una constante en los últimos tres años en el país. El discurso presidencial acostumbró estos tres años a algunas máximas que, a fuerza de repetición, han pasado a ser parte constitutiva del “relato” macrista, de una economía que no funciona y que perjudica a la gran masa de trabajadores.

“En la Argentina existen muchos impuestos que hacen regresivo el crecimiento económico”:El Presupuesto nacional ha sido recientemente modificado por el propio oficialismo con la creación de nuevos impuestos que suman presión a la ya asfixiante carga impositiva que sufren las pymes, los sectores productivos y la población argentina.

“Vamos a crear trabajo, cuidando el que tenemos”. A fines de 2015, la desocupación general orillaba el 6,6%, la última medición muestra que subió 3 puntos. Ahora se ubica en torno al 9,6%, la tasa más alta de los últimos 12 años.

“Pobreza cero”. Solo en el último informe anual del INDEC la pobreza subió otros 2 puntos y alcanzó al 27,3 de la población, con alta probabilidad de que en la próxima medición vuelva a pegar un salto significativo.“Vamos a bajar la inflación a un dígito”. La inflación lleva acumulada en estos tres años más de un 120 por ciento, y hoy Argentina es uno de los cinco países con más alta inflación de todo el mundo.

 

 

 

 

 

Deja tu comentario:

Tags
Mostrar más

Articulos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

[fbcomments]
Close