Número de edición 7770
Fototitulares

Un diez de diez: Esteban Holowaty, comando estratégico de Malvinas

Al conmemorar un nuevo aniversario de la gesta patriótica de Malvinas (Creación Rosario), Diario NCO, se traslada al sur de la provincia de Buenos Aires, municipio de Punta Alta, ciudad homónima donde reside un héroe de Malvinas, por lo que lo hemos elegido como un diez de diez.

Por MIGUEL ESCUDERO

Redacción: Evangelina Bernal

Nos encontramos frente al Sr. Esteban Eladio Holowaty, Suboficial de Marina (RE) promoción 1955, con 83 años cumplidos, de extensa trayectoria en la fuerza, quien ha sido persona de consulta por su experiencia y valor de distintas entidades nacionales, y de otras regiones de América.

Experto en electrónica, instructor de infantería, comando táctico y estratégico. Integró los equipos de planificación para la comunicación entre las fuerzas que intervinieron en Malvinas, y a toda documentación reservada entre los integrantes del estado mayor.

NCO: Señor Holowaty, en aquellos años en Argentina se pensaba que el conflicto que se avecinaba sería con la República de Chile en forma inminente, entonces le pregunto, ¿Usted cuánto tiempo antes se enteró del verdadero destino de las Islas del Atlántico Sur?

EH: En primer término, le debo aclarar que cuando se dice que esta fue una acción militar sin estrategia y planificación se equivocan, por mala intención o desconocimiento, tal vez años llevó planificarla, fue solo una acción militar, fíjese, por algo el Reino Unido jamás detectó su inteligencia, la invasión, nunca fue Chile.

NCO: ¿Cómo llegó a ser parte del estado mayor de la armada?

EH: Fui citado por el almirantazgo para tomar juramento cuando comenzó a planearse esta gesta de soberanía, es decir, la causa Malvinas. Quien me tomó juramento fue el capitán de Corveta Roscoe, en sencilla ceremonia, y fui su secretario privado en la planificación referente a las comunicaciones y coordinación de las tres fuerzas que se denominan “Operación Rosario, Todo bajo”. Todo bajo el secreto extremo, no hubo filtraciones de inteligencia de ninguna índole.

NCO: ¿Por qué fue elegido para la misión Malvinas?

EH: Esas cosas no pregunta un soldado, supongo por mis calificaciones, y reconocimiento al mérito, el que hoy, no se tiene en cuenta a veces, lo mío siempre fue amor y dedicación a la fuerza. Simplemente un día me llegó el memorándum de citación, me presenté al nuevo destino del estado mayor, y me puse a sus órdenes.

NCO: ¿Cuándo partió de su hogar para la misión?

EH.: Aproximadamente en los primeros días de marzo, no recuerdo bien la fecha.

NCO: ¿Cuáles fueron las acciones previas al desembarco en Malvinas?

EH: Nos dedicamos a poner en forma los anfibios, pertrechos, equipos de comunicaciones y combustible, es decir todo lo que requiere una travesía compleja con esta finalidad. El buque elegido fue El Cabo San Antonio, y el puerto fue precisamente Puerto Belgrano.

NCO: ¿Cómo fue la travesía desde Puerto Belgrano, y el desembarco en Malvinas?

EH: 200 millas marinas extremadamente difíciles, el cabo San Antonio se cargó al máximo permitido, 10 anfibios (BAO), y sus tripulaciones correspondientes, es decir con 12 hombres por cada uno de ellos, muchísimos tambores de combustibles, lubricantes, tambores con nafta, mas todos los equipos de comunicaciones vitales para la operación, y lógicamente la tripulación del buque. Este es un buque de desembarco poco estable y peligroso en alta mar, porque diseñado para desembarcar vehículos cerca de las playas.

A partir del otoño los mares del Sur son ventosos y de grandes olas, estuvimos a punto de zozobrar en la madrugada, tuvimos desprendimiento de carga de los amarres y combustible derramado en cubierta, fue una tormenta huracanada de viento y lluvia, casi nos hundimos. La guerra no es una ciencia exacta, siempre existen imponderables, en este caso fue la naturaleza.

NCO.: Los diez anfibios hicieron cabeza de playa ¿antes o después que el capitán Pedro Giachino?

EH: El Capitán de Fragata Giachino desembarcó antes que nosotros, es decir, nosotros fuimos los segundos en hacer cabeza de playa.

NCO: ¿Contaron con protección aérea?

EH: No era posible por motivos estratégicos.

NCO: ¿Cómo era su equipo?

EH: El que usa todo comando, pistola, fusil, cuchillo, equipo de comunicación, Handy, etcétera.

NCO: Muchas veces en Buenos Aires se comentaba la falta de valentía de la plana mayor de la fuerza, ¿qué diría al respecto?

EH: Le repito, se opina muchas veces por desconocimiento, y otras con malas intenciones, yo desembarqué con el primer anfibio que piso tierra, en primer lugar, lo hizo el Almirante Busses, luego el Capitán de Fragata Jorge Roscoe, luego yo y un corresponsal de guerra, periodista del Diario La Nueva Provincia de Bahía Blanca, de quien no recuerdo el nombre.

NCO: ¿Sintió miedo en algún momento?

H.: Jamás, muy por el contrario, todos los afectados a esta gesta patriótica además de ser un orgullo, estábamos, y estamos felices de haber contribuido a la soberanía de la patria. Solo sentimos miedo a que fracasara el desembarco por lo que comenté, debido al probable hundimiento del buque que habría hecho fracasar la toma de las Islas Malvinas, al no accionar las comunicaciones, miedo jamás, estamos preparados para enfrentar a la muerte con respeto.

NCO: ¿Se cumplió la misión?

EH: Sí, perfectamente, se ubicaron todos los equipos en forma correcta y preservados. Se logró comunicación óptima con y entre las fuerzas en el teatro de operaciones.

NCO: ¿El regimiento se quedó en Malvinas?

EH: No, regresamos inmediatamente al territorio, el día tres ya estábamos cada uno en su destino para reorganizar las comunicaciones a la espera de nuevas misiones que determinara el comando mayor. El Hércules nos dejó en Río Gallegos, y luego un 747 nos llevó a la base, es decir, Bahía, Punta Alta.

NCO: ¿Su familia, sabía de esta realidad?

EH: Para nada, sí en las bases los familiares intuían que algo importante estaba pasando. Un soldado no comenta, menos con un juramento de por medio.

NCO: Otra discusión y controversia que existe hasta la actualidad es la participación de la OTAN en el conflicto ¿Qué nos podría decir al respecto?

EH: La OTAN no tiene injerencia en el Atlántico Sur, ya que como su nombre lo indica, es del Atlántico Norte, si detectamos que le permitieron desplazar buques y tropas que estaban afectadas a la OTAN, y esta cubrió las responsabilidades del Reino Unido, pero directamente, rotundamente no.

NCO: ¿Cómo juzgaría el accionar del Reino Unido al respecto de la usurpación de las Islas?

EH: Le repito, no me corresponde juzgar su política. Desde el punto de vista militar es una fuerza de elite en el mundo, y nosotros demostramos estar a la altura de las circunstancias. Con orgullo le digo que fuimos la primera fuerza de América en enfrentar una superpotencia con los resultados militares a la vista, y reconocido por todo el mundo.

NCO: ¿Es verdad que las fuerzas invasoras recargaban combustibles en Punta Arenas (Base Chilena), y que piensa de esto?

EH: Al respecto eso nadie lo puede asegurar, son trascendidos. En lo personal no me consta.

NCO: ¿Tiene bienes materiales?

EH: Vivo en forma austera, con mi pensión que me otorgó la nación cuando me retiré de la vida activa en la fuerza.

NCO: ¿Volvió a Malvinas?

EH: No, siempre estuvimos a la espera, pero la guerra terminó antes de una nueva misión. Solo me une el recuerdo a las islas, y dos piedras que guardo de las Malvinas que pude traer, y aún las conservo con mucho afecto.

NCO: ¿Considera un triunfo o derrota la gesta de Malvinas?

H.: En lo referido a nuestro batallón fue un triunfo en las telecomunicaciones y estamos orgullosos de eso. Militarmente se perdió la guerra, pero enfrentamos a uno de los mejores ejércitos del mundo, con poderío muy superior a nosotros, y sigue siendo igual.

NCO: Pregunta de actualidad, ¿Qué opina de la invasión a Ucrania, y Putin?

EH: Puedo opinar solo por lo que muestran los medios de comunicación, y las imágenes que nos llegan. No ha empleado todo su potencial aéreo, y tal vez no quiere destruir las ciudades con historia. En el plano terrestre no tenía tanto poderío como se pensaba, o bien falló su estrategia principal, la guerra relámpago se transformó de los tres días previstos, a una guerra que no está resuelta. Respecto al presidente Putin, no le puedo dar ninguna apreciación, no soy político.

NCO: ¿Concurrirá a los actos conmemorativos por los 40 años de la guerra de Malvinas en la base de Puerto Belgrano de Bahía Blanca?

EH: Es necesario hacer una aclaración, muchos periodistas se equivocan al sostener que la base Puerto Belgrano queda en Bahía Blanca, no es así, está situada en el Partido de Coronel Rosales, Ciudad de Punta Alta. No podré concurrir a los actos de homenaje porque soy paciente de riesgo por enfermedad.

NCO: ¿Recibió condecoraciones?

EH: Fui condecorado y reconocido con distintos diplomas, y una medalla que recibí estos días, pero eso no es relevante, no me gusta hablar al respecto.

NCO: ¿Cómo se compone su familia?

EH.: Enviudé hace muchos años, tengo tres hijos ya mayores con actividad civil independiente, es decir, no siguieron la carrera militar.

NCO: Concluyendo esta entrevista, ¿Desea agregar algo más, señor Holowaty?

EH: Solamente saludar a las camaradas, y a todos los que participaron en la recuperación de las Islas en esta conmemoración tan especial, al cumplirse 40 años de esta gesta histórica, para, y de nuestra nación.

Señor Holowaty, Diario NCO agradece su deferencia a concedernos esta entrevista tan esclarecedora, y saludamos por su intermedio a todos los Héroes de Malvinas en este 40 aniversario tan especial.

Te pueden interesar:
https://www.instagram.com/diarioncomatanza

https://facebook.com/diarionco

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba