N° de Edición 7091
Fototitulares

Semino: «La situación del adulto mayor es despreciada y no es contemplada, salvo discursivamente o al momento de las elecciones»

Semino: «La situación del adulto mayor es despreciada y no es contemplada, salvo discursivamente o al momento de las elecciones».

El titular de la asociación Gerontovida habló sobre los problemas históricos que sufren los jubilados y cómo atraviesan el contexto actual marcado por la pandemia del coronavirus y la cuarentena.

En el caso particular de Argentina, la pandemia producto del coronavirus no solo desencadenó el estado de emergencia sanitaria sino que también trajo aparejado la profundización de las consecuencias económicas negativas para los sectores más vulnerables.

En este contexto, uno de los sectores más afectados por la propagación del Covid-19 es el de los adultos mayores, que no solo se constituyen como un grupo de riesgo ante el virus sino que también se vieron afectados por la crisis económica derivada de esta situación.

En este sentido, Diario NCO dialogó con el director de la Asociación Gerontovida, el doctor Eugenio Semino, para conocer detalles de la situación económica de los jubilados en el marco de la pandemia y las medidas que se pueden establecer para mejorar dicha situación.

Jubilados, economía y coronavirus

En relación a la situación de los jubilados en cuanto a los haberles que perciben y el aumento de precios que se dio en el contexto de la pandemia Semino planteó: «Es ineludible ver cómo la situación del jubilado se complica cada vez más».

«Más allá que no hay nadie que pueda explicar que en Argentina, jubilado o no jubilado, pueda vivir con 16 mil pesos para afrontar todos los gastos de la vida cotidiana y de la vivienda», afirmó el entrevistado.

Asimismo, en lo que refiere al caso particular de los jubilados el entrevistado agregó y destacó que «en el caso del adulto mayor esto es más grave ya que hay insumos que componen su canasta que aumentan desmedidamente y su situación empeora progresivamente en situaciones de gran especulación como es la pandemia»

«Los alimentos que debiera consumir para sus patologías crónicas y los insumos de farmacia que son los que más han aumentado hacen que su situación se vaya fragilizando cada vez más y su posibilidad de tener una vida acorde con los parámetros mínimos se le hace diariamente menos posible», destacó Semino.

Los jubilados y la economía

En cuanto a la situación económica de los adultos mayores en Argentina el entrevistado sostuvo: «los jubilados y pensionados vienen en un estado de postración en términos históricos y con la actual y la anterior administración perdieron muchísimos puntos de su poder adquisitivo, pero esto ha sido así en el tiempo»

«Desde la Defensoría calculamos la canasta de necesidades de la tercera edad, canasta que incluye los gastos de vivienda y en estos semestres de los últimos 12 años, nunca los jubilados y pensionados de haberes mínimos, que son la gran mayoría, lograron cubrir más de un 35 por ciento de esas necesidades básicas», aseveró Semino.

En este sentido, el defensor de la tercera edad señaló: «Más allá de las interpretaciones que hagan los políticos, la realidad, la situación manda y también las matemáticas».

Por otra parte, Semino se refirió a la situación particular de la pandemia y cuestionó que «obviamente que este periodo tan prolongado, donde se ha liquidado a través de las distintas administraciones, el fondo de sustentabilidad que había sido generado en 2007, nunca un solo peso de ese fondo fue al bolsillo de los jubilados».

En relación al fondo de sustentabilidad, el entrevistado agregó: «Más allá que su reglamento establece que se había creado como fondo anticíclico para cubrir las pérdidas del poder adquisitivo que tuvieran los jubilados en momentos determinados, se usó para financiar el Estado a través de los distintos Gobiernos».

Modificaciones entorno a la forma de pago a los jubilados

«En Anses se está pagando a los seis millones de jubilados y pensionados sino que se pagan 12 millones más de distintos beneficios. Debiera establecerse que el resto de los beneficios que no son estrictamente los de la seguridad social, debieran financiarse a través del presupuesto nacional», planteó el titular de Gerontovida.

En este sentido, el defensor de la tercera edad criticó el hecho de que «el debate de fondo que nunca lo quiere dar el sistema político argentino es cómo financiar al sistema previsional ya que tiene dos vías por las cuales llegan los recursos».

En línea con su planteamiento sobre la forma en que se financia el sistema previsional argentino Semino detalló: «El 50 por ciento proviene del trabajo, es decir aportes y contribuciones y de eso hay un 40 por ciento de trabajo no registrado que aporta cero a la seguridad social».

«La otra mitad provienen de impuestos, el que más pone, inverosímilmente, en Argentina es el IVA y debiéramos suponer que un impuesto al consumo, el que más afecta a los pobres, no tiene porqué financiar a la seguridad social», subrayó el director de la Asociación Gerontovida.

En este sentido, el gerontólogo señaló: «Debiera discutirse si se quiere mejorar, reformular o salir de esta decadencia histórica y de este robo sistemático que se les hace a los trabajadores jubilados en Argentina y debieran reemplazarse impuestos al consumo por rentas».

Además el entrevistado agregó y sentenció que «estos son los grandes debates pendientes, pero los políticos prefieren seguir ajustando la vida del jubilado, llevándolo a un estado de desesperación».

Jubilados en Agrentina y el conflicto histórico

«En todas las gestiones de los distintos Gobiernos y hace 40 años que hago gerontología, la situación del adulto mayor es despreciada, no es contemplada, salvo discursivamente o al momento de las elecciones», criticó Sino en relación al trato hacia los jubilados.

Asimismo, el entrevistado afirmó y subrayó que «al adulto mayor se lo maltrata desde lo económico, desde la atención de la salud, desde su condición de sujeto de derecho y su condición de consumidor y es un esquema bastante primitivo al que apela el sistema político argentino en lo que hace a la consideración del jubilado».

En este sentido, el titular de Gerontovida hizo consideraciones sobre el rato que se le propicia a los jubilados y sostuvo: «El adulto mayor que aportó durante 30 o 40 años dinero, trabajo, la crianza de una familia, es decir, que aportó las condiciones necesarias para que nuestra sociedad sea posible, no es considerado como tal».

«En un momento en el que a los 65 años la biología nos permite 20, 25 años de una sobrevida con calidad, la economía y los decisores políticos nos aplican un rifle sanitario en ese mismo momento», sentenció el gerontólogo.

Además, el defensor cuestionó lo que él sostiene que es una actitud que se asume ante los jubilados y aseveró que «se los supone como sujetos de beneficencia a los que se les da algo y este es el gran error, no solo desde la condición humana y desde lo que eso implica sino que se lo tiene como una carga para la economía».

Finalmente, Semino remarcó: «Cuidar la salud del cuerpo y ponerle plata en el bolsillo son las dos cosas que, en general, se niegan a los adultos mayores en Latinoamérica y en Argentina, desde hace muchísimos años y más allá de la hipocresía de los decisores políticos que dicen una cosa y hacen todo lo contrario».

El trabajo por el bienestar de los jubilados

Tercera edad.

Por otro lado, el entrevistado se refirió a las acciones que llevan adelante para lograr mejoras en las condiciones de vida de los jubilados y señaló: «Desde Gerontovida venimos reclamando a los Gobiernos que integran el abanico de Estados de la sociedad Iberoamericana, la necesidad del extremo cuidado de los adultos mayores».

En este sentido, el defensor de la tercera edad detalló que » lo hacemos contemplando no sólo su aspecto orgánico, es decir, su salud física, sino también su condición psíquica».

En línea con este planteamiento, el gerontólogo habló sobre cómo repercute el contexto actual de la pandemia y la cuarentena en el estado emocional de los jubilados y afirmó: «Los aislamientos y la dificultad de tener conexión con sus afectos debilita muchísimo las condiciones y la calidad de vida de los adultos mayores».

«Esto requiere particular atención y equilibrio en las medidas que se tomen que, hoy en la Argentina, debieran ser decisivas ya que estamos en momentos duros de la epidemia y la mortalidad mayor se da en adultos mayores, ergo, es decisivo que se contemplen permanentemente testeos y protocolos», aseguró Semino.

Para finalizar, más allá de lo que tiene que ver con la salud física de los adultos mayores el titular de Gerontovida también destacó que «se tiene que tener presente lo que es la condición psíquica del adulto mayor»

«Es fundamental mantener la posibilidad de los vínculos y evitar la soledad que es una de las grandes epidemias que mata tanto como el virus, pero hoy en Argentina me parece que no son contempladas y se cuidan más cuerpos que mentes y almas y tenemos que compensar urgentemente esos cuidados», finalizó y enfatizó Semino.

Fuentes fotografías: elonce.com y agendasalta.com.ar

 Te pueden interesar:
https://diario-nco.com/radio
https://facebook.com/diarionco.

 

 

 

 

 

 

Tags
Mostrar más

Articulos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

[fbcomments]
Close