N° de Edición 6671
Fototitulares

“Si teníamos razón, habríamos de volver”: hace 45 años que comenzaba el tercer peronismo

“Si teníamos razón, habríamos de volver”: Hace 45 años que comenzaba el tercer peronismo.

El 23 de septiembre de 1973, luego de la renuncia de Héctor Cámpora, asumió con el 62 por ciento de los votos, Juan Domingo Perón como presidente de La Nación.

En 1955 fue su último mandato, ya que el 16 de septiembre de ese año, las fuerzas armadas tomaron el poder bajo el nombre de “Revolución Libertadora” derrocando a Perón y logrando que el se exilie del país por 18 años. La ruptura con la iglesia, la relación tensa con el Ejército, la crisis económica y la muerte de Evita, fueron los factores que dieron el pie para que en 1955 se lleve a cabo una dictadura cívico-militar.

El 1952 murió Eva Duarte de Perón a raíz de un cáncer terminal. Desde ese entonces, el gobierno de Perón fue debilitándose día a día. La ruptura con la iglesia y con el ejército, fue un motivo cúlmine que anunciaba el final de un gobierno popular. Pero el 16 de junio, se agudizó el conflicto social: Aviones de la Marina y de la Fuerza Aérea bombardearon Plaza de Mayo que dejó un saldo de 1000 muertos, aproximadamente.

El 16 de septiembre de 1955, la Marina encabezó el golpe con Isaac Rojas a la cabeza, derrocando y finalizando el segundo mandato peronista. Desde ese entonces, Perón fue exiliándose en diferentes lugares hasta que se refugió en España hasta 1973.

Proscrito en Argentina y desde otro país, Juan Domingo tomó la decisión que Héctor Cámpora sea quien se presente como candidato a presidente representando al peronismo, ya que el no podía hacerlo. “Cámpora al gobierno, Perón al poder”, era el lema que volvía loca -en todos los sentidos- a la sociedad argentina.

Las elecciones eran el 11 de marzo de 1973. Cámpora se presentaba por el Frejuli (Frente Justicialista de Liberación), acompañado de Vicente Solano Lima -como vicepresidente-. Héctor Cámpora ganó las elecciones con el 49.5 por ciento de los votos, pero como no había alcanzado el 50 por ciento, tuvo que realizarse un ballotage entre Cámpora y Balbín -representante de la UCR- que salió en segundo lugar con el 21.3 por ciento.

Ricardo Balbín reconoció la victoria de Héctor Cámpora y renunció al ballotage. Así es como el líder peronista, asume el 25 de mayo de 1973 a la presidencia, dando por finalizado el periodo de la dictadura cívico-militar “Revolución Argentina” y volviendo a un gobierno popular.

Con el camino libre, Juan Domingo Perón decide volver a la Argentina el 20 de junio de 1973, ese día se lo reconoce como “La Masacre de Ezeiza”, ya que miles de personas se movilizaron al lugar para recibir al expresidente, pero se produjo un tiroteo por el control del palco de honor que dejó un saldo de 13 muertos y 365 heridos, aproximadamente.

24 días más tarde, exactamente el 13 de julio, Cámpora renuncia a su mandato, dando pase libre a que Perón se presente a las próximas elecciones -ya había dejado de estar proscrito-. En ese momento, el presidente temporario fue Raúl Lastrini.

Se convocó nuevamente a elecciones, el 23 de septiembre de 1973. Ese día, la fórmula ganadora fue la del Frente Justicialista de Liberación con Juan Domingo Perón como presidente y María Estela Martínez de Perón como vicepresidenta, convirtiéndose así en la primera mujer en ocupar un cargo como la vicepresidencia.

“General, faltan pocas horas para las elecciones. Yo creo que es el motivo central, de un acontecimiento en la historia del país. Me gustaría escuchar su pensamiento, sus palabras, faltando pocas horas”, preguntó un periodista a Perón, antes de que se conociera su victoria.

“Esto es producto, indudablemente de una acción desarrollada por el movimiento. El movimiento nuestro desde el 55 ha venido luchando, de la manera más pacíficamente posible. En ese sentido dijimos ya entonces, que si teníamos razón habríamos de volver y si no teníamos razón, mejor que no volviéramos. Esto quiere decir que, para nosotros, esto es una confirmación de que teníamos razón. Entonces, eso significa que no se han podido hacer las cosas como hubiera sido lógicas”, respondió Perón.

“La gente quería que fuera yo el que enfrentara todo esto, y yo quería que fuera algún otro porque yo estoy un poco cansado de tantos años de luchas. Pero me alegra haber influido para que esa lucha no fuera una lucha violenta”, continuó.

 

Deja tu comentario:

Tags
Mostrar más

Articulos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

[fbcomments]
Close