N° de Edición 7168
Fototitulares

Semana Mundial sin lácteos: la propuesta que apunta a mejorar salud y el medio ambiente

Semana Mundial sin lácteos: la propuesta que apunta a mejorar salud y el medio ambiente.

La iniciativa es impulsada por la Fundación Internacional de Vegetarianos Hoy y busca generar conciencia  respecto de las consecuencias negativas que puede generar la producción láctea de origen animal.

En la actualidad, existe una mayor tendencia por parte de amplios sectores de la población mundial de adoptar hábitos de alimentación que no impliquen el consumo de carnes y otros diversos productos de origen animal.

En este contexto, en el que se presenta una mayor cantidad de individuos que deciden llevar adelante una alimentación vegetariana o vegana, también se encuadran los casos de personas que optan por no consumir lácteos de origen animal, sea por protección hacia los animales o por cuestiones de salud.

En este sentido, cabe señalar que de acuerdo a lo investigado, se estima que un 75 por ciento de la población mundial presenta intolerancia a la lactosa y así es como se dio la campaña que tiene lugar durante estos días, denominada «Semana  Mundial sin lácteos impulsada por la Fundación Vegetarianos Hoy.

En relación a dicha iniciativa, Diario NCO dialogó con la coordinadora en Argentina de la Fundación Internacional Vegetarianos Hoy, Marysol Viola, para conocer detalles sobre la mencionada campaña.

Origen del proyecto

En relación  a cuándo y de qué manera surgió la iniciativa de la semana sin lácteos, Viola explicó: «Es una campaña de la Fundación Vegetarianos Hoy que se realiza desde hace ya varios años en Chile y en distintos países de Latinoamérica».

«Este es el primer año que se realiza en Argentina y el objetivo principal es invitar a las personas a que reciban de manera totalmente libre y gratuita recetas, consejos y tips sobre la industria láctea y las huellas a nivel contaminación ambiental y maltrato animal que genera», puntualizó la entrevistada.

Por otra parte y ligada a las estadísticas que estiman un 75 por ciento de la población mundial intolerante a la lactosa y las consecuencias que puede generar esa incapacidad de digerir completamente el azúcar de los lácteos, Viola señaló que «puede provocar diferentes enfermedades crónicas y malestares que se derivados».

Propuesta para un cambio alimenticio y objetivos

En cuanto a qué consiste la iniciativa, la entrevistada detalló: «Es a partir de una inscripción muy sencilla en la página web de Vegetarianos Hoy y las personas reciben mails con recetas para preparar platos sin lácteos de origen animal, tips, información nutricional y datos sobre cómo impacta esta industria en el planeta»..

Por otro lado y ligado a cuáles son sus propósitos de la campaña, la coordinadora  en Argentina de Vegetarianos Hoy sostuvo que «es acompañar a las personas, invitarlas a cambiar su alimentación y que puedan conocer una alimentación alternativa, sana y libre de crueldad».

«A su vez, esta campaña es un desafío para que puedan ser conscientes del impacto ambiental que genera la producción de leche animal» planteó  y subrayó Viola.

Lácteos animales en la salud

Por otra parte, ante la consulta sobre las implicancias del consumo de lácteos de origen animal, la coordinadora en Argentina de Vegetarianos Hoy planteó que  «la leche de vaca ha sido creada por la naturaleza como un alimento para ayudar a convertir a un ternero pequeño en una vaca grande».

«Para digerir la leche, la lactasa debe estar presente en el organismo para descomponer el azúcar, o lactosa, que contiene. En este sentido, se estima que el 65 por ciento de los adultos humanos e incluso la mayoría de los mamíferos adultos disminuyen la producción de lactasa después del destete», detalló Viola.

Asimismo, en cuanto a la manera en que el consumo de lácteos de origen animal puede impactar en las personas a partir la disminución de la producción de lactasa, la entrevistada explicó que «sin lactasa, el consumo de leche puede provocar hinchazón, flatulencia, calambres, diarrea y náuseas».

En este sentido y de acuerdo a la información brindada a Diario NCO por parte de la ONG Vegetarianos Hoy, «La incapacidad de digerir la lactosa en la leche es muy común en algunas partes del mundo: ocurre en alrededor del 90% al 100% de los asiáticos, en el 65% al 70% de los africanos y el 10% por ciento de los caucásicos».

«La leche vegetal fortificada se puede utilizar como una alternativa a la leche de vaca por personas que son intolerantes a la lactosa», mencionó Viola como alternativas por las que se puede optar en lugar de productos lácteos de origen animal.

La coordinadora en Argentina de la Fundación de Vegetarianos aseguró que «no hay ningún componente de la leche de vaca que no podamos obtener desde una fuente más humana, como la leche vegetal. La leche vegetal es más baja en grasas saturadas que la leche de vaca, y no contiene colesterol»

Consecuencias para el medio ambiente

«La agricultura animal es uno de los principales contaminantes, emisores de gases de efecto invernadero y destructores de tierras, hábitat y biodiversidad en el planeta», aseveró la entrevistada

Asimismo, la coordinadora de la ONG agregó: «También es uno de los principales factores del cambio climático, ya que es responsable del casi 15 por ciento de las emisiones mundiales de gases de efecto invernadero, que es superior al nivel de todo el transporte del mundo».

Vinculado a las implicancias de la producción láctea en la contaminación y el cambio climático Viola precisó que «la contribución es inmensa, ya que sólo la leche representa el 20 por ciento de las emisiones de la agricultura animal y el cuatro por ciento de las emisiones mundiales de gases de efecto invernadero».

Por otra parte, la coordinadora de la ONG también comentó: «Hay estudios que señalan que ‘para producir tan solo un litro de leche se necesitan más de 1000 litros de agua, mientras que, para preparar un kilo de queso y manteca, se necesitan 5000 y 5500 litros respectivamente».

Contaminación y producción láctea

  A su vez, la representante de la Fundación de Vegetarianos remarcó que «según la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), en las últimas tres décadas, la producción lechera mundial ha aumentado en más del 50 por ciento, pasando de 500 millones de toneladas en 1983 a 769 en 2013».

«El gas metano, emitido por los rumiantes, sobre todo las vacas, tiene un potencial de calentamiento mucho mayor; es 25 veces más dañino que el dióxido de carbono», puntualizó la entrevistada.

Además, Viola planteó que «el óxido nitroso, que es incluso más dañino que el metano y unas 300 veces más potente que el dióxido de carbono, se libera de los miles de millones de kilos de estiércol que excretan, lo que convierte a los lácteos en una de las industrias más dañinas de nuestro planeta»

 Mejoras a partir de un cambio alimenticio

La entrevistada también se refirió a la manera en que puede beneficiar al medio ambiente el aumento del consumo de lácteos de origen vegetal y enfatizó: «Se reducirían los niveles de contaminación»

«Existen distintas alternativas de leches, quesos, y mantecas basados en plantas que son una fuente importantísima de nutrientes, vitaminas y minerales como las almendras, el coco y el arroz, entre otros y son dietas más amigables con el planeta y cuentan con más oportunidad de adaptación», resaltó Viola.

Por último y para finalizar la coordinadora en Argentina de Vegetarianos Hoy aseveró y subrayó que «las personas tendrían acceso a una alternativa saludable y mucho más económica y se reduciría la explotación y crueldad animal».

Inscripción: https://vegetarianoshoy.org/semanasinlacteos/.

Fuente fotografías: Fundación Vegetarianos Hoy.

Te pueden interesar:
https://diario-nco.com/radio
https://facebook.com/diarionco.

 

 

 

 

 

 

 

Mostrar más

Articulos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba