N° de Edición 6889
Fototitulares

Se viene el PERONISMO

Se viene el PERONISMO.

A partir de hoy, gracias a la gentil convocatoria de este medio, estaré por aquí de manera periódica contándoles mi parecer de distintos temas que atañen a la vida cotidiana de los argentinos y de los matanceros en particular.

Será entonces desde este nuevo rol de “cronista” que  intentaré desarrollar lo que El Gabo (Gabriel García Márquez) definió como “el mejor oficio del mundo”.

Me prometí no caer en lugares comunes, es decir, temas sobre los que habitualmente me expreso, como la política, pero estamos en octubre y este es un mes más que particular, para los militantes del peronismo -soy una de ellos- y en este año en especial, para el destino del país que periodísticamente sin duda dará mucho que hablar.

Hoy –por el 17 de octubre- el peronismo celebra su fecha fundacional y no es una casualidad que su líder, Juan Domingo Perón también haya nacido en este mes. También este octubre tiene una fecha decisiva, serán las elecciones generales donde no solo los ciudadanos concurrirán a las urnas para elegir un presidente, eligen también un proyecto de país, un estilo de vida, un modo de vivir.

Con un resultado contundente en las elecciones primarias y de confirmarse en las generales, todo indica que el clamor “¡Vamos a Volver! se impondrá sobre el “¡Sí se puede!”, lo cierto es que, muchos analistas especulan con el post 27 de octubre y lo que sucederá de un lado y del otro, cómo se reorganizará Cambiemos en un rol opositor y qué sucederá en el Frente de Los Fernández preguntándose ¿Quién tendrá la centralidad del poder?

Hace pocos días, fui testigo de la entrevista a Miguel Ángel Pichetto realizada en la Escuela de Comunicación  de Perfil donde afirmó “el poder lo tiene Cristina” y que “avizora tensiones en ese frente”, lógico que son declaraciones con cierta intencionalidad electoral y poco creativas porque su análisis internamente en el peronismo hay quienes también se lo vienen preguntando.

¿Importa cuál sería la incidencia que tendría en el peronismo la centralidad en Alberto o en Cristina? Están quienes categóricamente responden que “no” porque es obvio que primará la verticalidad detrás de la figura de quien será electo como presidente: Alberto Fernández, aunque hay muchos cautelosos que prefieren detenerse a observar los primeros meses, el armado del gobierno, los posicionamientos y en función de eso darán su veredicto.

Particularmente, mi primer lección militante la recibí en el año 1988, fue José María quien me dijo “al único ismo que perteneces es al Peronismo” y eso me marcó para siempre, aunque a lo largo de estos años, en pos de ser superadores al General muchos adoptaron otros ismos e hicieron de su figura y los símbolos partidarios una exacerbación o una sutil mención al pasar, según el tiempo y las circunstancias lo requerían, tema que dividió las aguas a tal punto que el 2015 encontró al peronismo desunido y ya sabemos a qué condujo, lo que sucedió y lo que aún sucede.

No es solo una referencia a la derrota electoral sino también, a cómo repercutió en todos los argentinos, en su economía por sobre todas las cosas que generó los índices de desocupación y pobreza más alarmantes que es lo que debería preocupar y ocupar, no tanto dónde estará la centralidad del poder sino quienes son los candidatos que tienen su centralidad puesta en lo que hoy realmente importa: la felicidad del pueblo y la grandeza de la Patria.

Es en esa línea ¡Primero la patria! lo que aclaman muchos militantes peronistas a viva voz, es decir hay que ganar las elecciones el 27 de octubre y están quienes se van preparando para el debate de cuál será el destino del peronismo a partir de entonces. ¡Volveremos! Todo indica que no hay duda. ¿Cómo triunfaremos? ¿Rejuntados, amontonados o realmente unidos? Ese será el gran acertijo post 27 en función de los grandes desafíos que deberá afrontar a nivel nacional, provincial e incluso local, acá en La Matanza.

El “peronismo que viene” como lo definió Antonio Cafiero, deberá entonces “reflexionar no sobre lo que fue ni lo que es, sino sobre el que está por venir, en un  mundo muy distinto del que nació” y continúa destacando que “el país exige, principalmente a su fuerza política mayoritaria, un esfuerzo considerable para extender tal debate a su mayor nivel de profundidad posible…discusión que nos debemos los peronistas que queremos seguir estando orgullosos de serlo” porque estos 74 años de historia no se han sostenido solo por el vigoroso legado doctrinario del General Perón sino también porque la militancia se ha negado a arriar sus banderas, entregar sus sueños “ningún peronista de ley renuncia jamás a la esperanza”.

Para finalizar, por ahora y a mi modesto entender, para no repetir errores del pasado detenerse en esa controversia de dónde estará la centralidad es seguirle el juego a quienes se benefician de un peronismo dividido y sectario. Si levanta las banderas de la soberanía política, la independencia económica y la justicia social: es peronista, entonces, resumiendo destaco lo que un compañero recordó en una reunión hace pocos días, “no hay que olvidarse compañeros, que el Gral. Perón dijo: peronistas somos todos”.

 

 

 

Deja tu comentario:

Tags
Mostrar más

Articulos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

[fbcomments]
Close