N° de Edición 7069
Fototitulares

Se necesitan $68.204 para cubrir la canasta básica en el GBA

Se necesitan $68.204 para cubrir la canasta básica en el GBA.

A pesar de entender el contexto adverso por la pandemia, la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) reclamó una apertura de las paritarias que “actualice” el salario de los y las estatales ya que advirtieron que vienen de cuatro años con una “inflación acumulada del 355,1 %”.

Por Federico Riccio.

Luego de hacer un análisis contextual, ATE difundió “la actualización conjunta de los ejercicios de Salario Mínimo y de Pérdida salarial”. De este informe, que el gremio consideró como “indispensable”, se concluye como “denominador común” que los salarios de los y las trabajadoras “no paran de caer”.

A la crisis producida por el Covid-19 se le suman los años que preceden de pérdida del poder adquisitivo que se evidencia en, por ejemplo, la suspensión sobre la pauta salarial del 2019 y la decisión de ir a un cuarto intermedio planteado por el Estado, que es el empleador.

En este sentido, el sindicato exige una “rápida convocatoria a la mesa de negociación paritaria con un objetivo claro: darle a la economía de cada familia el aumento que recomponga el poder adquisitivo de sus salarios, acercándolo a los valores de una canasta que contemple las necesidades básicas de lxs trabajadorxs y sus familias”.

Vale aclarar que la canasta de referencia que presenta ATE es la “Canasta de Consumos Mínimos” propuesta por el INDEC que mide un piso para que cada asalariado y asalariada esté en condiciones de cubrir las necesidades básicas de su núcleo familiar. Este índice se diferencia del habitual que se utiliza para medir la pobreza.

Por eso, como piso, proponen: “Un Hogar constituido por una pareja de 35 años con dos hijos (de 6 y 9 años) necesitó, en mayo de 2020, de $ 68.204 para satisfacer sus necesidades. Este valor se compone de $ 22.509 necesarios para adquirir una Canasta Alimentaria Mínima y de $ 45.695 para acceder a otros bienes y servicios básicos”.

Por otro lado, hicieron hincapié que este esquema no es el mejor, es decir, lo valores son de mínima. Para llegar al “óptimo” o “deseable”, en palabras de los y las firmantes, no puede “surgir de un análisis estadístico, sino que de una discusión social más global acerca de los objetivos a los que se aspira”.

Comparativa inflación: noviembre 2015 a mayo 2020

Las y los trabajadores del Estado realizaron un informe que arroja el resultado de 355,1 % de inflación acumulada desde el fin del mandato de Cristina Fernández de Kirchner, todo el período de Mauricio Macri, y los primeros meses de Alberto Fernández.

El dato más significativo y el de mayor argumento para el reclamo de mejora salarial es la pérdida de 31,3 % del poder adquisitivo del lapso mencionado en el párrafo anterior. Además, en el detalle del último año, es decir, de mayo 2019 a mayo 2020, la inflación fue de 43,4 %.

De esta manera, ATE evaluó: “Es necesario levantar inmediatamente el cuarto intermedio solicitado por el Estado empleador, retomar la discusión paritaria para exigir la recuperación de nuestros salarios y terminar con la precariedad en el empleo estatal”.

Asimismo, solicitaron un nuevo bono, que se sume a los ya recibidos, “de carácter inmediato” que compense y sea de “al menos” $10.000 para los y las trabajadoras estatales, sin importar su situación contractual.

Esta aclaración hace referencia a las y los monotributistas ya que, en su caso, la pérdida es aún más notoria. Esto se da por diferentes variables, pero, principalmente, por la no percepción de medios aguinaldos y sumas fijas que el gobierno otorgó.

Para ejemplificar, ATE propuso pensar el caso de un o una trabajadora que cobre $ 28.000 mensuales y, solo en los últimos dos años, perdió $ 180.135, que equivale a seis sueldos y medio.

Por lo que, además del reclamo por la suba de los salarios, el sindicato que representa a los y las estatales considera “impostergable la regularización contractual de todxs lxs trabajadorxs del Estado contratados a través de la modalidad monotributo. Lo contrario sería legitimar, una vez más, la evidente discriminación de una gran cantidad de trabajadorxs a través de fraude laboral”.

Por último, ante los rumores y las especulaciones del pago del medio aguinaldo en cuotas para quienes ganen más de $ 80.000, que fue recientemente oficializada, pero, al momento del informe, ATE todavía no tenía esta precisión, expresó su oposición.

“Como gremio, queremos plantear nuestro enérgico rechazo a esta o cualquier otra medida que lleve adelante la administración pública que tenga como fin vulnerar nuestros derechos laborales y que, además, agudice la pérdida salarial que ya soportamos lxs empleadxs públicxs”, concluyeron en el comunicado.

Te pueden interesar:
https://diario-nco.com/radio
https://facebook.com/diarionco.

Tags
Mostrar más

Articulos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

[fbcomments]
Close