N° de Edición 6850
Fototitulares

Saneamiento Matanza-Riachuelo: primera parte

Saneamiento Matanza-Riachuelo: primera parte.

ACUMAR realizó una audiencia pública el pasado 12 de julio con motivo del saneamiento de la cuenca Matanza-Riachuelo. Alfredo Alberti, presidente de Asociación de Vecinos La Boca y Miembro del Cuerpo Colegiado en la Causa Matanza-Riachuelo, fue entrevistado para Haciendo Radio e informó al respecto.

En el Centro Metropolitano de Diseño de Barracas se dio la convocatoria que hace foco en la coordinación de las tres jurisdicciones principales para el saneamiento de esta cuenca.

“ACUMAR tiene la obligación de hacer estas asambleas. Todavía estamos esperanzados de todo esto y utilizamos los siete minutos que nos dieron para expresarnos. Yo los utilicé, en parte harto de repetir tanto siempre lo mismo. Ellos están hartos de escucharnos y nosotros estamos hartos de que ellos no nos atiendan y no sean eficientes con este tema”, dijo el entrevistado.

ACUMAR, organismo destinado a mejorar la calidad de vida de la población, tiene un cuerpo de inspectores de solo el 3% de todo su personal, como también poca gente ocupada en suprimir basurales eficientemente, y los que llegan al espejo de agua tampoco son removidos como corresponde.

El presidente de la asociación de vecinos explicó el trasfondo rico en historia de esta problemática. “Esto data del 1800, los primeros reclamos en la Primera Junta de gobierno, año 1811, donde se intenta ya poner en orden todo lo que rodeaba el Riachuelo que ya se vislumbraba cómo se estaba degradando. No conforme con esto, Sarmiento en 1870 logra en parte empezar una tarea muy importante en el Riachuelo, pero se dispersa inmediatamente con la revolución industrial”.

“Desde ese entonces se vienen imponiendo los beneficios y los privilegios de las industrias. Ese fue, podemos decir, el último gran intento que hizo la sociedad, y desde entonces la industria está contaminando el Riachuelo y es cada vez peor”. Dentro de los privilegios de la actividad industrial en la cuenca, está la navegación comercial del Riachuelo prohibida en su momento por la Justicia.

Las empresas quieren volver a navegar, ya que no les importa remover los barros contaminados del lecho con sus hélices y sus cascos, intoxicando así el Río de la Plata donde AySA se nutre para abastecer de agua potable a 15 millones de personas. Estos efectos no han sido tomados en cuenta por ACUMAR en ninguna de las modelaciones matemáticas que mandaron hacer para cuantificar los daños sobre el Riachuelo.

Además, en este río se permite solo recreación pasiva, o sea contemplación desde la costa. Hoy se incumple también esto y se lo está incentivando con total impunidad, incluso se realizaron remadas con la participación en botes de los mismos funcionarios que las prohibieron o debieran controlar que no existan.

El vecino de La Boca volvió a las leyes que deberían tomarse en cuenta. “También hubo una ley en el año 1891, fijate los años que estamos hablando. Es la ley 2197, fue vigente pero nunca reglamentada por el poder ejecutivo, qué casualidad que nunca se haya llegado a reglamentar. ¿Y por qué? Porque los intereses siempre hacen lobby para que esa ley no salga, que decía que a ningún río se podía volcar alimentos cloacales ni tóxicos industriales”.

“Esta ley no se cumple, una ley que nunca fue reglamentada. Fijate, año 1891. El tema es muy añejo, está todo escrito para salvar los ríos, realmente nosotros hemos ido a usar esos siete minutos pero los funcionarios saben lo que tienen que hacer no lo hacen porque no lo quieren hacer, no tienen la clásica voluntad política, y esto falta al más alto nivel”, criticó.

Es constante histórica cargar contra la contaminación cloacal porque esta representa el 80% de la contaminación; pero la contaminación industrial que es solo el 20%, a pesar de tener un porcentual menor es la más dañina y peligrosa.

Alberti declaró: “En materia de contaminación industrial, no hemos podido avanzar nada. Pese a que dijeron que se iban a terminar los privilegios, los privilegiados son los mismos de siempre. En esta materia, absolutamente ningún cambio. Siempre decimos que el primer contaminante en la cuenca es la corrupción. Y esto lo corroboramos permanentemente, la constante fue siempre privilegiar a las industrias”.

“Los que trabajamos en esto y lo hacemos a conciencia, no queremos que se cierren las industrias. Queremos que respeten a la ciudadanía como lo hacen en cualquier lugar del mundo, que se cumplan las leyes ambientales que tenemos hoy en día”, transmitió el entrevistado.

El presidente de la asociación de vecinos manifestó que los funcionarios se especializan en no asumir sus responsabilidades. “Hace 200 años no teníamos las leyes ambientales que tenemos hoy. Hace 200 años no existía el fallo de la corte que existe hoy. Entonces hay toda una estructura jurídica que para los que quisieran, desde el punto de vista político, salvaguardar esto que estamos diciendo, lo tendrían que hacer y no lo hacen”.

Deja tu comentario:

Tags
Mostrar más

Articulos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

[fbcomments]
Close