N° de Edición 6895
Fototitulares

Roberto Lavagna suspendió su campaña electoral por la crisis y pidió la emergencia alimentaria

Roberto Lavagna suspendió su campaña electoral por la crisis y pidió la emergencia alimentaria.

El candidato a presidente de Consenso Federal llamó a dejar de lado la campaña electoral hasta que se logra mayor estabilidad económica.

Emergencia alimentaria y sanitaria otro de los ejes. Armado urgente de una mesa de diálogo como en el 2002 otro de sus pedidos.

En un intento de encontrar soluciones a la crisis financiera posterior a las elecciones del domingo, el candidato presidencial de Consenso Federal, Roberto Lavagna, instó al Gobierno de Mauricio Macri y al resto de los candidatos a «cancelar la campaña hasta recuperar la estabilidad y a convocar a una mesa de consenso para buscar soluciones para los más humildes».

En un mensaje difundido por su canal de YouTube, Lavagna le pidió al Gobierno instrumentar «un programa de emergencia alimentaria y sanitaria y renegociar con el Fondo Monetario Internacional (FMI) el crédito stand by vigente, cuyos condicionantes y perfil de vencimientos son imposibles de cumplir».

Asimismo, dentro de esos términos remarcó que deben ser sin más «ajuste y sufrimientos» para los estratos más pobres de la sociedad. Acompañado de los principales candidatos de su espacio, Lavagna puntualizó: «La República atraviesa en estos días una de sus cíclicas crisis socioeconómicas y financieras, cuya magnitud y profundidad todavía es impredecible».

Y acerca de las razones del grave momento que se vive en el país añadió que “el origen último es la extrema polarización que construyeron, a lo largo de ocho años de estancamiento, los dos últimos gobiernos, siguiendo una estrategia de amigo-enemigo que instaló el encono entre los argentinos».

Un discurso moderado, pero con propuestas

A tono con su forma de hacer campaña el exministro de economía intentó mostrarse conciliador y propuso: “Primero, invito a todos los candidatos a cancelar las acciones electoralistas por varias semanas, hasta que recuperemos la serenidad y la estabilidad que necesitamos. Nosotros, a partir de este momento, lo haremos”.

“En este contexto, el Gobierno Nacional y su principal oposición en el juego amigo-enemigo deben postergar por semanas el «campañismo electoral» que desarrollan y que les impide ver con nitidez la gravedad de la crisis», criticó el candidato a presidente.

Sobre la emergencia alimentaria y sanitaria que pretende que se aplique, definió que “servirá para que a nadie le falte alimentos ni remedios. Eso requiere que el Poder Ejecutivo Nacional convoque, con urgencia, a gobernadores, intendentes y organizaciones de la sociedad civil, con el propósito de unificar el diagnóstico de necesidades, adoptar las medidas administrativas que agilicen las compras y contrataciones y coordinar las acciones de distribución territorial».

En tanto que, en relación a la mesa de diálogo de los distintos sectores políticos, enfatizó: “Permitirá encontrar más rápidamente las soluciones que beneficien a los más humildes y a los que tienen mayores urgencias. Un buen instrumento para institucionalizar, más tarde, la mesa de consenso es el Consejo para el Desarrollo Económico y Social, una propuesta presentada por nosotros al presidente hace ya más de tres meses».

Conjuntamente, no dejó de lado el préstamo con el FMI que tantos perjuicios trajo a la economía del país y señalo que “propongo que los líderes de las fuerzas políticas relevantes alcancemos acuerdos básicos sobre el cumplimiento de todos los compromisos asumidos por la Nación, ello de manera compatible con la sustentabilidad social y productiva, como así también con el objetivo fundamental de recuperar la confianza y previsibilidad de Argentina».

Los objetivos a lograr con estas medidas

Situado con Consenso Federal en una posición expectante, Lavagna determinó que «con estas propuestas impostergables debemos fijarnos como objetivo una economía sana, que provea y facilite trabajo, producción, consumo e inversión, en un marco de justicia social».

Y sumó a su discurso: «Para eso y por eso, tenemos que derrotar los flagelos de la inflación, la recesión, el desempleo y la pobreza instalados con tanta fuerza. Las únicas fuentes de inspiración válidas y nobles para volver al sendero del crecimiento deben ser la producción, el empleo y la educación».

Por último, el exministro de Economía concluyó que «otra vez los ojos del mundo se han posado sobre nosotros. Es imperioso que despejemos toda duda sobre nuestro futuro. Sobre nuestras opciones como Nación».

 

Deja tu comentario:

Tags
Mostrar más

Articulos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

[fbcomments]
Close