Número de edición 7767
Fototitulares

Roberto Goyeneche: 28 años sin él

Se cumple otro aniversario de la muerte de una de las figuras más reconocidas del tango porteño por su fraseo y dicción a la hora de interpretar, Roberto Goyeneche.

Por Rocío Viveros
Rocioviveros14@gmail.com

Un 27 de agosto, pero de 1994, el mundo de la música, en especial el del tango, se despedía de uno de sus cantantes más reconocidos, Roberto Goyeneche o también llamado El Polaco, quien falleció de una neumonía a los 68 años

El artista nació el 29 de enero de 1926 en el barrio porteño de Saavedra, donde pasó gran parte de su vida, lugar donde, a sus cinco años falleció su padre, por lo que desde joven tuvo que compaginar sus estudios con el trabajo para ayudar a su familia.

Antes de volverse un artista, Roberto trabajó como chofer de colectivos de la línea 19, además de taxista y mecánico, hasta 1944, cuando se presentó en un certamen de voces en el Club Federal Argentino, como cantor sin tener formación académica.

Fue reconocido por su calidad interpretativa y su modo particular de frasear con rubato, es decir, que alteraba el valor de las notas acelerando o ralentizando el tiempo de acuerdo a la interpretación que quisiera darle, lo que lo llevó a ser uno de los intérpretes más destacados en la historia del género.

Sus inicios en el tango

Su primer éxito lo tuvo a los 18 años en 1944 cuando se presentó al concurso de canto, el cual ganó, cuyo premio consistió en un contrato como vocalista en la orquesta de Raúl Kaplún, donde comenzó su carrera como cantor. Su gran debut fue en 1948 en Radio Belgrano, además de que grabó su primer tema “Celedonio”.

Su verdadero salto a la fama se dio en el año 1952, con la orquesta de Horacio Salgan, en el que colaboró cantando a dúo con Ángel Paya Díaz, quien fue el que le puso el apodo de “El Polaco”, nombre por el cual aun se lo conoce de esa forma.

Luego de su paso por la agrupación de Salgan, continuó su camino por el tango en la orquesta de Aníbal Troilo, y en 1963 dejó la orquesta para comenzar como solista, eso le permitió grabar con personalidades y agrupaciones como la Orquesta Típica Porteña, Atilio Stampone, Astor Piazzola y Raúl Garello, entre otros, con quien escribió para él más de cien canciones.

En la década del 70, Goyeneche continuó su actividad como solista acompañado por las orquestas en las que ya había estado. Sin embargo, los tres discos que grabó junto a Atilio Stampone se construyeron en Hitos.

El tramo final de su carrera

Para los años 80, el cantor comenzó a sufrir infecciones respiratorias y en sus cuerdas vocales, pero a pesar de ello, Roberto Goyeneche siguió con las presentaciones, realizó conciertos y grabó nuevos álbumes acompañado de Raúl Garello, y su figura fue valorada por las nuevas generaciones y por los músicos del rock nacional.

Esto lo llevó a codearse con figuras con Fito Páez en la película “Sur”, con quien entablo una amistad. También trabajó con Charly García, quien produjo algunos de sus discos como “Tango del Sur” y “Amigos”, y hasta grabó con Andrés Calamaro una versión de “Naranjo en flor”.

Para 1985 recibió el Premio Konex como uno de los mejores cantantes de tango de la historia en Argentina, y para el final de la década grabó sus últimos discos con Raúl Garello y Néstor Marconi, quien lo acompañó en 1989 en una gira de gran éxito en Japón, su último recital internacional.

En 1993 registró su último álbum “Amigos”, con Néstor Marconi, Esteban Morgado, Walter Ríos, el Sexteto de Carlos Buono y Adriana Varela, de quien fue padrino artístico. Finalmente, falleció un año después a causa de una neumonía.

Grandes éxitos

Entre sus obras más importantes se encuentran “Naranjo en flor”, uno de los tangos más característicos de la música rioplatense de la autoría de los hermanos Expósito, cuya interpretación más famosa y elogiada la realizo Goyeneche.

Otra canción famosa es “Malena”, cuya letra fue escrita por Homero Manzi, cuya interpretación fue una de las más conocidas, al igual que Grisel, Canción desesperada o Tabaco. Incluso, interpretó tangos de Carlos Gardel como Por Una Cabeza o Cuando tú no estás.

Distinciones

Además del premio recibido en el 85 por la Fundación Konex, que le entregó el diploma al mérito como cantante masculino de tango, también recibió la distinción de Ciudadano Ilustre de la Ciudad de Mar del Plata, en 1988, como así también fue reconocido por un grupo de admiradores del barrio crearon la “Peña Roberto Goyeneche”, en el Club El Tábano.

Otro reconocimiento fue en la tribuna popular del Estadio Ciudad de Vicente López y una avenida del barrio Saavedra, lugar donde nació y creció, que llevan su nombre. Y como si fuera poco, fue galardonado con los premios “Carlos Gardel”, “Martín Fierro” y la “Estrella de Mar”, además ser nombrado Ciudadano Ilustre de la Ciudad de Buenos Aires.

Te pueden interesar:
https://www.instagram.com/diarioncomatanza

https://facebook.com/diarionco

 

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba