N° de Edición 7164
Fototitulares

Ramos Mejía: la Casa de Auxilio, una institución en constante crecimiento

Ramos Mejía: la Casa de Auxilio, una institución en constante crecimiento.

Diario NCO visitó la centenaria institución de salud ramense, ubicada en Av. de Mayo 53, para hablar sobre el rol de la misma durante la pandemia.

Charlamos con su presidente, Arturo Ter Akopian, el Dr. Rubén Der, director médico y la Dra. Alicia Terán, vicedirectora médica.

 

Rubén Der

¿Cómo ha transitado la institución la tarea de salud durante la pandemia?

“Quiero rescatar el rol que viene desempeñando la Casa de Auxilio durante toda esta pandemia, al estar abierta y accesible para cubrir todo aquello que significa la asistencia a las personas por fuera del COVID 19; sabemos que tanto los sistemas públicos, como los prepagos o de seguridad social, en muchos casos están restringiendo las consultas de otras patologías que no sean COVID.

Son consultas importantes que van desde un problema cardíaco hasta la actualización de un tratamiento médico, por lo tanto, la Casa de Auxilio está llenando ese vacío en la atención de la población de esta zona.

Y otro tema que no es menor, que tiene que ver con la prevención, es el hecho de que hemos aumentado en forma exponencial la vacunación que corresponde al calendario obligatorio de las vacunas. Hemos podido sostener durante la emergencia los servicios a nuestros pacientes en los procesos de salud-enfermedad”.

¿Cuáles han sido las principales demandas de salud durante este tiempo?

“No hubo ninguna que sobresaliera, ha sido la continuidad del seguimiento de las patologías por las cuales concurren habitualmente los pacientes y donde la institución cuanta con especialistas”.

Alicia Terán

¿La institución ocupa el lugar que ha dejado durante la pandemia el hospital público?

“Sí. Los hospitales están saturados por el problema del COVID y sucede que en muchos casos se niegan a atender patologías comunes. Es el caso de cuestiones cardiológicas, traumatológicas, reumatológicas, articulares, etc, la gente no tiene acceso a esos profesionales en el ámbito público.

En nuestro caso, como estamos más alejados del COVID y continuamos con las otras patologías habituales, han aumentado las consultas.  Además, nosotros seguimos el protocolo estrictamente del TRIAGE para el ingreso a la sala, si apareciera algún caso de COVID, tenemos un sector de aislamiento, por eso, en la medida que la gente se siente más segura se vuelca a nuestra institución.

Ese es el rol fundamental que estamos cumpliendo las salas de salud en esta emergencia, las que funcionan, por supuesto”.

¿Qué pasa con los adultos mayores?

“Últimamente estamos atendiendo muchos adultos mayores que en los primeros meses no podían venir por las recomendaciones de quedarse en sus casas por la pandemia.

Nuestra misión en este momento es el acompañamiento a quienes tienen un tratamiento crónico. Ya que en los lugares que concurrían, sea el hospital publicó o sus obras sociales, están ocupadas en la atención a pacientes con COVID”.

Arturo Ter Akopian

¿Por qué crees que la institución se mantiene y ha llegado incluso a crecer en medio de esta grave situación?

“En realidad, hay muchos vecinos que están muy enojados con los prepagos, en especial los llamados de primera gama, porque todas estas cuestiones extra COVID, son sesgadas o postergadas o los derivan a realizar consultas o tratamientos por internet y sienten que no son bien atendidos.

Muchos de pacientes de esas clínicas o sanatorios vienen hacia nosotros, donde reciben los servicios que requieren con valores más accesibles. Por eso es importante, la presencia del Estado y también de las instituciones vecinales de salud como la nuestra, para que la salud no sea una mercancía, accesible solo a quienes están mejor económicamente en la sociedad, y más en estos momentos de crisis social y sanitaria, como la que vivimos.

También debemos decir que hemos recibido una importante asistencia del Gobierno por medio de un crédito accesible y la ATP”.

¿Con qué nuevos servicios cuenta la Casa de Auxilio?

“En la pandemia, la Casa de Auxilio ha dado un salto exponencial en materia de prestaciones de salud. Estamos hablando de tres grandes servicios: el primero es el cuidado de adultos mayores, lo que significa que las familias cuenten con un programa desde nosotros para auditar y supervisar a través de nuestros profesionales el cuidado de los adultos mayores, por otros efectores de salud.

Le aportamos esa garantía de seguridad en la atención a las familias para que no sea algo al azar, pero momentáneamente lo hemos suspendido por el peligro de contagios, que se pueden producir por la intervención de algún efector en las casas de los pacientes.  Tenemos armado el sistema y cuando aparezca la vacuna lo pondremos a funcionar.

El segundo avance es la creación de un área de salud mental que va a estar supervisado por la Dra. Mónica Fernández, presidenta del del Colegio de Psicólogos del Distrito XIV de la provincia de Buenos Aires, que abarca 11 municipios del Oeste del conurbano bonaerense.

Este centro de salud mental lo inauguramos el 6 de noviembre y va a contar con 22 profesionales de distintas especialidades en el ámbito de la salud mental. Va a funcionar según las necesidades del paciente, por ejemplo, tenemos pensado la realización de talleres para casos de adicciones o de otras problemáticas.

Lo tercero, que es la frutilla del postre, es nuestro nuevo programa de salud, que consiste en que todas las actividades médicas ambulatorias que hoy realiza la Casa de Auxilio se sigan prestando pero a través de un Co-seguro Básico; algo similar al que ya tenemos, el programa básico ambulatorio (MBA) pero con la sumatoria de un convenio que vamos a firmar con la primera aseguradora de salud del país, la Federación Patronal, y que creo que lanzaremos los primeros días de diciembre”.

¿Cómo va a funcionar el sistema?

“La Casa de Auxilio le va a dar al paciente un cheque indemnizatorio para que lo use en el centro de salud que elija, sea el hospital público o privado. Entiendo que esto empodera al usuario, ya que no va a estar prisionero y pagar una cuota a determinada prepaga para que le dé la prestación.

Los costos para los pacientes van a ser entre 3 o 4 veces mas baratos que cualquier prepaga incluso a nivel de las de élite; por ejemplo, una cama de terapia intensiva en los centros privados más reconocidos, cuesta entre 40 y 50 mil pesos por día, en nuestro caso, la persona va a recibir un cheque indemnizatorio por esos montos, pero él va decidir dónde realizar la prestación médica especifica.

La compañía de seguros va a responder frente al sanatorio donde eventualmente se interne el paciente y desde la Casa de Auxilio le hacemos la historia clínica y el seguimiento mientras esté internado en esa institución”.

¿Y los costos mensuales?

“Para dar una idea de los costos mensuales, si bien no son definitivos, van a andar aproximadamente para un grupo familiar de un matrimonio y dos hijos en 7500 pesos, para una persona, 2500 pesos, un matrimonio sin hijos, 5000 pesos; si consideramos los valores de las prepagas de salud, estos son valores muy accesibles”.

Te pueden interesar:
https://diario-nco.com/radio
https://facebook.com/diarionco.

Mostrar más

Articulos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba