N° de Edición 6688
Fototitulares

Ramos Mejía: buscan datos para reconstruir el accidente donde falleció un chico de 20 años

Ramos Mejía: Buscan datos para reconstruir el accidente donde falleció un chico de 20 años.

El día 24 de septiembre se produjo un choque entre una moto y una camioneta Chevrolet Tracker en la Avenida San Martín 1450, entre las calles Coronel Pizarro y Pereyra alrededor de las 22:40.

Quien manejaba la moto se llamaba Ayrton Uriel Romero de 20 años y sufrió graves heridas producto del accidente: fractura de cráneo y cortes profundos en la zona del abdomen. Fue operado en el Hospital Paroissien pero al día siguiente falleció por la cantidad de sangre que perdió. Su familia busca datos para saber que fue lo que sucedió ese día.

La noche del hecho fue previa al paro general de la CGT del 25 de septiembre. Daiana Romeo, hermana de Ayrton Romero, afirma que en la estación de servicio YPF -ubicada a pocos metros de donde ocurrió el choque- había mucha gente. “Sabemos que ahí había una fila larga de autos esperando para cargar nafta, por lo tanto ellos escucharon el estruendo y vieron todo lo que pasó. Nosotros necesitamos testigos que nos digan cómo fue la mecánica del accidente”, afirmó Romeo, en diálogo exclusivo con Diario NCO.

“Él estaba trabajando en la heladería IL CARLO que está ubicada a pocas cuadras de donde ocurrió el choque, iba a entregar un pedido. Por lo que sabemos, él embiste con la Chevrolet y queda con la cabeza en el asfalto. Es trasladado al Policlínico de San Justo pero como no se especializaban en el tipo de traumatismo que tenía mi hermano, lo trasladaron al Hospital Paroissien, donde fallece al otro día a las ocho de la mañana”, continuó.

Su familia expresa con seguridad lo responsable que él era con la moto, saben que era muy cuidadoso a la hora de manejan. “Mi hijo era muy prudente para manejarse con la moto, yo siempre le pedía que se ponga el casco y él me decía que sí. Su muerte fue muy injusta”, declaró Nancy Borda madre de Ayrton Romero, en diálogo exclusivo.

En el mismo sentido, la hermana señaló: “Él trabajaba en IL CARLO desde febrero, pero no era su único trabajo. Tenía varios trabajos para poder tener su plata. Sabemos que él era muy responsable en cuanto al manejo de la moto, por eso queremos saber que pasó y dejar limpia la memoria de mi hermano. Nosotros sabemos cómo era él en la vida y en todo”.

Ayrton Romero había nacido en Neuquén, luego vivió un tiempo en Córdoba y actualmente vivía en la localidad de Merlo con su papá y una de sus hermanas. De cinco hijos, él era el tercero. Había terminado el colegio el año pasado y soñaba con hacer el curso de ingreso en la Universidad Nacional de La Matanza para poder estudiar comercio exterior.

“Mi hijo era especial, tenía un corazón de oro. Vivió tres años conmigo en Jesús María y se hizo muy querido, se fue de Córdoba porque decía que era un bicho de ciudad y amaba Buenos Aires. Todo el mundo lo quería, no tenía problemas con nadie e incluso era muy unido con sus hermanos, estaba feliz porque tenía una sobrina que se llamaba Delfina y por ella hacía cualquier cosa… Él era feliz y hoy está en un cementerio. Así terminó mi vida”, relató Borda.

“Yo como hermana mayor los vi a todos, les cambié los pañales y los acompañé al colegio. Él era un chico de 20 años recién cumplidos que estaba contento por haber terminado el colegio y quería entrar a la UNLaM. Yo no puedo hablar de los recuerdos con él, porque esto no pasó, no es real. Su ausencia no la siento, cuando voy a la casa de mi papá siento que él está por volver, que no se fue”, agregó Romero.

La prueba fehaciente de que Ayrton Romero era muy querido y respetado por quienes lo conocían, se pudo comprar el día de su velorio. Tanto su hermana como su mamá contaron que sus amigos de Jesús María a penas se enteraron de la triste noticia, viajaron a Buenos Aires con la poca plata que tenían para poder darle el último adiós al chico de 20 años.

“Eso era mi hijo, un chico muy querido por todos sus amigos incluso en el barrio donde estaba ubicada la heladería, todos lo querían. Todos los que lo conocieron lloraron su muerte, su injusta muerte. 20 años tenía nada más, 20 años…”, afirmó con dolor su mamá.

En la causa interviene la UFI N°13 y el juzgado de garantías N°2. Quienes hayan visto el accidente y puedan aportar datos acerca del mismo, se deben comunicar con Daiana Romero -hermana de Ayrton Romero- a su teléfono celular: 11-5525-6819.

 

 

Deja tu comentario:

Tags
Mostrar más

Articulos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

[fbcomments]
Close