N° de Edición 7142
Fototitulares

Rafael Castillo: familias toman terreno abandonado y son desalojados brutalmente

Rafael Castillo: familias toman terreno abandonado y son desalojados brutalmente.

El hecho se produjo el viernes 7 de agosto en el Barrio Central, en un terreno abandonado de varias hectáreas, ubicado en Estanislao del Campo y Lavadero que fue tomado por numerosas familias que reclaman un pedazo de tierra para vivir.

Después de ser desalojadas brutalmente por efectivos de la policía bonaerense, pertenecientes a la comisaría 3ra de Altos de Castillo, volvieron a ocupar.

La toma en el Barrio Central

En esta toma, las protagonistas fueron las mujeres que sufrieron en sus cuerpos la represión durante el desalojo. Hablamos con Eva María Núñez, mamá de 4 hijos, sobre lo sucedido.

¿Cuál fue el motivo de la ocupación?

“Tomamos el terreno porque está abandonado totalmente y es un lugar que lo usan los transas y los chorros del barrio. Es un basural, con malezas, sin iluminación, que se ha convertido en un refugio de malvivientes; se queman autos robados, se abandonan otros elementos robados y se reúnen grupos a la noche a drogarse, de acá salen para robar a los vecinos/as, cuando van a la madrugada a trabajar o vuelven a la noche.

Por eso lo tomamos para darle utilidad. En este barrio somos gente humilde y muchos no tenemos una vivienda. En mi caso soy madre de cuatro hijos y vivimos hacinados en una piecita que alquilo y como yo, hay varias familias que necesitamos un terrenito donde armar nuestra vivienda.

Creemos que es una injusticia que, por un lado, exista un pedazo de tierra abandonada hace mucho tiempo y se use para el delito y amenazar a los vecinos, y por otro lado que haya muchas familias con la necesidad de un pequeño lote donde tener su propia casa. Somos gente muy pobre que por la situación de la pandemia no podemos trabajar y apenas malvivimos con alguna ayuda social”.

¿Ustedes quieren que se otorgue para viviendas o que se elimine el foco de inseguridad en el barrio, urbanizando el lugar?  

“Tenemos principalmente la necesidad de la vivienda, por eso, frente a esta necesidad nos hemos organizado las mujeres, que muchas somos jefas de hogar, para limpiar el terreno y pelear para que nos lo entreguen para construir y tener un lugar propio donde vivir. Además, de esta forma eliminaríamos una fuente de inseguridad permanente.

La inseguridad es un grave problema en este barrio y vemos que la policía no hace nada, solo viene a recoger la coima de los transas y delincuentes. Pero a quienes peleamos por una vivienda para nuestra familia, nos reprime brutalmente”.

 ¿No se acercó nadie del Municipio a conversar y conocer el reclamo?

“No. La única respuesta fue la represión policial.  El viernes pasado nos desalojaron violentamente, golpearon mujeres, arrastraron una mujer embarazada por la calle, a mí me golpearon con los bastones por todos lados, provocándome varias lesiones en el cuerpo.

Y no tenían ninguna orden de desalojo emitida por un juez o un titulo que probara que esta es tierra privada, solo arremetieron con brutalidad, palos y armas con las que tiraron balas de goma.

Detuvieron a 4 personas, tres mujeres y un varón, nos llevaron a la comisaría 3ra de Castillo, donde nos maltrataron, nos insultaban de la peor manera, con insultos discriminatorios como ‘paraguaya de mierda, andate a tu país’ y otras ofensas con términos sexuales, a las mujeres para revisarnos nos tocaban las partes íntimas”.

Que intervenga el Estado municipal

“Queremos una respuesta a nuestro pedido, no la represión policial. Si es un terreno privado lo desalojamos, pero exigimos que se limpie, que se pongan luminarias y que no siga siendo un lugar que genere inseguridad permanente para nosotros. También puede ser una plaza pública que sirva para el barrio. Pedimos que el Estado municipal intervenga y haga algo”.

La vivienda: necesidad y derecho

La toma de tierras ociosas provocada por la necesidad de vivienda, es un fenómeno histórico en el conurbano bonaerense en general y en particular en el partido de La Matanza.

Barrios enteros se han construidos en nuestro distrito desde hace más de 30 años, siendo su origen la ocupación de tierras abandonadas, por familias expulsadas de la CABA a partir de la dictadura de 1976 a 1983 o emigradas de las provincias en busca de un mejor destino.

La Argentina tiene un déficit histórico habitacional de más de 3 millones de viviendas, y la explosión demográfica de los partidos del gran Buenos Aires ha puesto de manifiesto cada vez con más fuerza, la necesidad de una vivienda digna.

Por esta razón asistimos con más frecuencia a este hecho social de la toma de tierras abandonadas y la pelea por lograr su posesión y construir una vivienda.

La pandemia con su consecuente agravamiento de la crisis social y económica de amplias franjas del pueblo, donde se arrancó de un piso de 40% de pobreza y se estima llegará a un 60% en la pospandemia, ha puesto al rojo vivo esta necesidad.

Se repite hasta el hartazgo el axioma “donde hay una necesidad existe un derecho” y corresponde al Estado como indica el artículo 14 bis de la Constitución Nacional, garantizar a los ciudadanos el derecho a una vivienda digna.

Por lo tanto, mientras este derecho colectivo no esté garantizado, seguiremos asistiendo a ocupaciones de tierras como parte de la lucha por satisfacer esta necesidad o derecho a la vivienda.

Te pueden interesar:
https://diario-nco.com/radio
https://facebook.com/diarionco.

 

Mostrar más

Articulos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba