N° de Edición 6688
Fototitulares

Por segunda vez desalojaron un predio en González Catán

Por segunda vez desalojaron un predio en González Catán.

Los vecinos que ya habían sido expulsados del predio que está en cercanía del barrio El Dorado volvieron a intentar ocupar los terrenos. “No tenemos dónde vivir y este terreno está vacío. Queremos que nos dejen instalarnos acá”, advirtieron.

El problema habitacional es una cuestión recurrente en la provincia de Buenos Aires, donde se encuentra el 40 por ciento de la población total del país, y un nuevo caso testigo demuestra la realidad porque un grupo de personas fue desalojada de un predio ubicado entre las calles Conde, Lavalleja, Atalco y la Ruta Provincial 1001, en la localidad matancera de González Catán luego de querer ocuparlo.

Las fuerzas bonaerenses intervinieron y realizaron un nuevo desalojo del lugar. Según afirmaron vecinos de la zona, decenas de policías se presentaron en la toma y prendieron fuego las casillas que estaban siendo levantadas nuevamente. “Fue todo muy violento. Nos amenazaron, atropellaron y destruyeron todo otra vez”, comentaron.

Asimismo, advirtieron que, en medio del intento de toma de un predio que se extiende por aproximadamente unas cien hectáreas, las fuerzas de seguridad de la Provincia de Buenos Aires se habrían llevado a siete personas detenidas, aunque aún no hay confirmación oficial al respecto.

“Necesitamos que nos ayuden. Si vienen con esta violencia, nos van a matar a todos. Nosotros estábamos limpiando el predio y sin mediar palabra, nos atacaron. No tenemos dónde vivir y este terreno está vacío. Queremos que nos dejen instalarnos acá”, indicaron los ocupantes.

El sitio en disputa ya había sido ocupado por cientos de familias una semana atrás. En esa oportunidad, la policía incendió las casillas de los vecinos, con todas sus pertenencias dentro, que se encontraban en el terreno desde hacía más de tres meses.

Existen cerca de 1600 asentamientos y villas en Buenos Aires

Según relevamientos del Gobierno de María Eugenia Vidal en la provincia de Buenos Aires, se constató que existen en la actualidad 1585 villas y asentamientos precarios donde viven 420 mil familias, y más de tres cuartos de ellos están ubicados en localidades de la Ciudad de Buenos Aires y el Conurbano Bonaerense.

La información aparece en el Registro Público de Villas y Asentamientos elaborado por la Subsecretaría Social de Tierras, Urbanismo y Vivienda, creado a instancias de la Ley de Acceso Justo al Hábitat. Según estos registros, los barrios populares se dividen en 854 asentamientos precarios (que se encuentran en vías de regularización) y 415 villas miseria. También existe en los registros 316 sitios solo consignados como “otros”.

El registro arroja que en el Conurbano bonaerense existen 1134 villas y asentamientos precarios, mientras que en el interior hay 451, un 28 por ciento del total. En ese marco, 83 de los 135 municipios tienen algún tipo de asentamiento.

De acuerdo al relevamiento, unas 420 mil familias viven en este tipo de barrios, en condiciones de emergencias y con problemas de acceso a las redes de agua potable, cloacas y energía eléctrica, necesidades básicas de las personas. Se trata, según la media nacional de 4,6 personas por familia, de unas dos millones de personas.

¿Qué es una villa miseria?

Villa miseria, villa de emergencia o simplemente villa es el nombre que se le da en Argentina a los asentamientos informales caracterizados por una densa proliferación de viviendas precarias. Toman su nombre de la novela de Bernardo Verbitsky “Villa Miseria también es América” (1957), donde se describen las condiciones de vida de los migrantes internos durante la Década Infame.

Las mismas generan cuando la administración y las autoridades de desarrollo urbanístico no pueden tratar las necesidades de la comunidad entera o cuando un grupo de personas requiere de un lugar donde vivir, pero no disponen de los recursos económicos necesarios para poder adquirir una vivienda regular.

Sin embargo, los determinantes de la formación de villas en Argentina y asentamientos similares en otros países no son claros y existen varias hipótesis al respecto, en la que se destaca en nuestro país que las villas miseria surgieron como consecuencia de la crisis del 30.

​Las masas de migrantes del interior del país y países limítrofes de la Argentina, son atraídas por las ventajas de empleo en el Área Metropolitana, estas constituyeron y constituyen las causas de formación. Si bien no existe acuerdo sobre la primera villa miseria formada, la mayoría de los estudios señala a Villa Esperanza, en 1932, aunque existen casos anteriores como antecedentes.

Fuente de la foto: El 1 Digital

 

Deja tu comentario:

Tags
Mostrar más

Articulos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

[fbcomments]
Close