N° de Edición 7094
Fototitulares

“No es una toma por necesidad, sino una toma por mezquindad, por negocios”

“No es una toma por necesidad, sino una toma por mezquindad, por negocios”.

De esa dura forma definió el referente vecinal de Ciudad Evita, Walter Waimann, la usurpación de terrenos que se está dando en la Reserva Natural de Ciudad Evita, que lleva casi diez meses de continuidad y sin solución alguna.

En una nueva emisión de Haciendo Radio, que sale de lunes a viernes de 10.30 a 13 por la 2020 Radio NCO (www.diario-nco.com/radio) el entrevistado marcó el estado de situación en que se encuentra las tierras tomadas e instó a la justicia a definir medidas urgentes para darle un corte final al conflicto que tiene en alerta a la comunidad.

Sobre la continuidad de la toma, el referente vecinal explicó que “en Ciudad Evita sigue habiendo una tensa calma. Creo que es la primera vez en la historia de la ciudad que hay tantos vecinos en alerta. Hay comunicación e información entre vecinos”.

“Esto viene desde hace años con distintas tomas. En septiembre se sofocó un intento y la Fiscalía 1 actuó rápidamente para poder frenarla, pero después se hizo un censo y solo 10 familias tenían verdadera necesidad de una vivienda. No es una toma por necesidad, sino una toma por mezquindad, por negocios”, criticó el entrevistado.

Asimismo, Waimann remarcó que el accionar de la justicia está en un punto muerto: “La situación sigue siendo la misma respecto a la toma. Si bien ha habido acciones que se desarrollaron desde distintos lugares, lamentablemente el avance de las tomas en la ciudad sigue siendo una realidad”.

“No es una toma por necesidad, sino una toma por mezquindad, por negocios”.

“La policía está actuando perfectamente. Están poniendo móviles y patrullaje para controlar que no se tomen más tierras. De diez familias censadas en 2019 hoy se elevó a más de 100. El avance es real y sigue creciendo”, manifestó el referente vecinal.

Una toma que también afecta al medio ambiente

Una problemática del lugar de la toma y del barrio 22 de enero es que son zonas bajas, por donde pasa un arroyo que, en épocas de lluvias, genera inundaciones y el posterior pedido de ayuda de esta gente. “El barrio 22 de enero cada dos por tres está bajo el agua”, indicó Waimann.

Más allá de la ilegalidad de la usurpación, también se ven afectados recursos naturales de Ciudad Evita: “Esta gente está edificando en la rivera de este canal y hasta en algunos sectores han tapado ese canal para poder cruzar. Esa depresión natural, ese desagote, servía para algún tipo de evacuación y desagüe del Río Matanza. El Municipio plantea la situación como un problema a futuro”.

En sintonía, Waimann reafirmó las complicaciones estructurales que posee la zona y planteó que “no hay cloacas, cavás 30 centímetros y sale agua, no se puede hacer un pozo ciego. Se aprovecharon de la sobrecarga de operativos por la pandemia y la posibilidad de accionar como se debe”.

Un aviso para los jueces y el agradecimiento a los concejales

En el último tramo de la entrevista, el referente vecinal dejó un mensaje para las autoridades judiciales, a las que instó a dar soluciones en el corto plazo: “La pelota la tiene la justicia. Está todo frenado y deberían ordenar el desalojo y que quede esa tierra libre. Es una cuestión de salud pública inclusive”.

“No es una toma por necesidad, sino una toma por mezquindad, por negocios”.

A pesar de las críticas a los jueces, tuvo palabras de elogios para los concejales de todo el arco político del Distrito, de los que destacó que “tenemos agradecimiento a todos los concejales que nos recibieron, de los cuatro partidos hubo un representante y nos brindaron más de una hora de charla y hay un consenso total. Avalan el reclamo y están buscando una solución al tema”.

“Buscamos una respuesta que deje satisfechos a los vecinos de Ciudad Evita y que sea inclusiva con los vecinos de la toma. Va a empezar a funcionar una mesa de trabajo con el objetivo de trabajar por la reserva”, concluyó el referente vecinal.

La toma sigue su curso y cada vez avanza más rápidamente. 100 familias están tomando los terrenos pertenecientes a la Reserva Natural de Ciudad Evita y la decisión de un desalojo lo tiene la justicia, que tendrá que dar definiciones para que no siga creciendo el conflicto.

Te pueden interesar:
https://diario-nco.com/radio
https://facebook.com/diarionco.

 

Tags
Mostrar más

Articulos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

[fbcomments]
Close