Número de edición 7648
FototitularesGremiales

Murió «Aceite», el detenido por el asesinato de un cajero del Banco Nación

Murió «Aceite», el detenido por el asesinato de un cajero del Banco Nación

El delincuente estaba prófugo desde el 31 de enero de 2020, cuando junto con una banda de delincuentes ingresó a la sucursal de Isidro Casanova y asesinó de un disparo al cajero Chávez Torres. El martes fue detenido y quedó herido de gravedad tras tirotearse con la Policía.

 

Alberto Manuel Freijo, apodado «Aceite» o «Aceituna», el prófugo que hace dos años eran buscado por el homicidio de un cajero de la sucursal bonaerense de Isidro Casanova del Banco Nación Argentina (BNA) y este martes fue detenido herido tras un tiroteo con la Policía en el partido de Florencio Varela, murió en las últimas horas producto de la gravedad de su cuadro de salud, informaron fuentes judiciales.

El ministro de Seguridad bonaerense, Sergio Berni, aseguró hoy que Freijo «era el delincuente más buscado de la provincia de Buenos Aires» y que la policía había puesto «todo el esfuerzo para encontrarlo.

«Estuvo prófugo durante dos años, se ha puesto todo el esfuerzo para encontrarlo, y ayer en un enfrentamiento mano a mano con un comisario fue abatido el delincuente más buscado de la provincia de Buenos Aires», dijo el ministro en una rueda de prensa, donde además anunció la detención de más de una docena de sospechosos de integrar una banda narco en San Martín.

El imputado, de 41 años, falleció a las 10.44 en la sala de terapia intensiva del hospital El Cruce de Florencio Varela, donde su estado era muy crítico debido a las heridas sufridas en el enfrentamiento armado que mantuvo este martes con la policía en el barrio Santa Rosa, de la mencionada localidad del sur del conurbano.

Según las fuentes, el acusado por el asesinato del empleado del Banco Nación Mario Germán Chávez Torres (31), mantuvo un tiroteo al resistirse a ser capturado y resultó gravemente herido al ser alcanzado por disparos policiales.

Este martes, Trinidad Torres, madre del cajero asesinado, dijo en declaraciones a Télam que su «deseo profundo» era que Freijo «se muera».

Tiroteo y detención

Personal de la Superintendencia de Investigaciones de Delitos Complejos y Crimen Organizado bonaerense determinó que el prófugo, por el cual el Ministerio de Seguridad ofrecía cinco millones de pesos de recompensa para quien aportara datos sobre su paradero, estaba este martes en la zona sur del Gran Buenos Aires.

De esta manera, los efectivos realizaron un operativo en jurisdicción de la comisaría 2da. de Florencio Varela, frente un kiosco del barrio Santa Rosa de Florencio Varela.

Allí, la Policía mantuvo un tiroteo con Freijo quien tenía su pelo teñido de rubio, hasta que quedó tendido en el suelo con heridas de bala a la altura del omóplato y brazo izquierdo, cuello y con una remera blanca manchada de sangre al igual que su rostro.

«Aceite» o «Aceituna» fue trasladado de urgencia a un hospital de la zona bajo custodia y donde estuvo en grave estado hasta que esta mañana falleció.

En su poder, el personal secuestró una pistola Bersa calibre 9 milímetros y dentro de una mochila que llevaba hallaron una ametralladora Halcón del mismo calibre con el cargador colocado, un chaleco de transporte con la inscripción «Policía», una gorra de la misma fuerza, un juego de esposas y dinero en efectivo.

Dos años de búsqueda

El hombre estaba prófugo desde el 31 de enero de 2020, cuando junto con una banda de delincuentes ingresó a la sucursal de Isidro Casanova y asesinó de un disparo al cajero Chávez Torres.

Desde aquel momento, Freijo era buscado intensamente por la Policía de la Provincia de Buenos Aires, con la colaboración de la División Búsqueda de Prófugos de la Policía Federal Argentina (PFA) e Interpol.

El acusado era una de las dos personas más buscadas de la Argentina junto al líder narco peruano Raúl Martín Maylli Rivera, más conocido como «Dumbo», por datos de quien el Gobierno ofrece la misma recompensa.

Tras cumplir una pena de tres años y dos meses de prisión por un robo calificado que le impuso el Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 3 de La Matanza, quedó en libertad el 17 de septiembre de 2019, exactamente cuatro meses antes del asalto en el que fue asesinado Chávez Torres.

Voceros judiciales indicaron a Télam que el debate por el robo y el crimen de Chávez Torres está previsto que comience el 2 de junio próximo y que se extienda hasta el 8 inclusive ante el Tribunal Oral Federal (TOF) 3 de San Martín.

Los cargos que se le debían imputar al fallecido «Aceite» son asociación ilícita, homicidio, encubrimiento, robo con armas, resistencia a la autoridad y lesiones graves.

Por este hecho, Norberto Manuel Salinas (48), Lucas Fernando Delgado (26), Sergio Nicolás Poggi (26); Alejandra Francisca Carnevale (51) y Ayelén Analía González (19) se encuentran detenidos, los dos primeros por el asalto y crimen y los tres restantes, por el delito de «encubrimiento bajo la modalidad favorecimiento personal, agravado por resultar el hecho precedente un delito especialmente grave, homicidio con alevosía y criminis causa y robo agravado».

La única que permanece en libertad es Solange Estefanía Díaz (34), miembro de la Policía de la Ciudad, ya que la Justicia le concedió la excarcelación bajo caución real el pasado 18 de noviembre.

En tanto, permanecen prófugos otros tres cómplices identificados por los apodos de «Maxi», «Chiquito y «Negro», quienes tienen un pedido de captura dictado por el juez federal de Morón Néstor Barral, quien intervino en la instrucción de la causa.

El hecho ocurrió el 31 de enero del 2020, a las 10.06, cuando una banda de ladrones con sus rostros cubiertos, fuertemente armados y organizados irrumpió en la entidad bancaria situada en Roma 3271, de Isidro Casanova, y se apoderó del dinero que había en tres cajas de atención al público.

En la caja uno, se encontraron con Chávez Torres, a quien mataron de un tiro cuando intentó resistir el robo.

A la banda le llevó dos minutos cometer el asalto y crimen y otros dos escapar del lugar, tal como quedó registrado en las cámaras de seguridad.

Al requerir la elevación a juicio del caso, la fiscal Mariela Labozzetta describió los roles que tuvieron cada uno de los acusados y los prófugos «para llevar a cabo el plan común y perpetrar el asalto».

En medio del asalto, Chávez Torres quiso evitar el robo y se abalanzó sobre el acusado Salinas, momento en que otro ladrón, que se cree fue Freijo, le efectuó al menos cinco disparos, uno de los cuales impactó en la pierna de su cómplice y dos en el cuerpo del empleado bancario, que murió en el lugar.

El atacante «continuó unos segundos más buscando dinero, mientras que Salinas intentaba salir del lugar arrastrándose por el piso, hasta que finalmente egresaron de la entidad bancaria» y escaparon con sus cómplices en un Renault Fluence gris tras un tiroteo en la calle con un policía, en el que se efectuaron cerca de 30 disparos, sostuvo el requerimiento fiscal.

Te pueden interesar:
https://diario-nco.com/radio

https://facebook.com/diarionco

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: