N° de Edición 6670
Fototitulares

Estudiantes de la Universidad de Morón protestaron por el aumento de la cuota

Estudiantes de la Universidad de Morón protestaron por el aumento de la cuota.

El arancel mensual de la facultad sufrió un drástico incremento y se situó en torno a los diez mil pesos. Hubo sentada masiva y protesta en la puerta de la institución.

Los aumentos, la inflación y el golpe al bolsillo del trabajador es una situación constante en la realidad actual del país, con casi todos los ámbitos implicados, en el que la educación no fue la excepción y también se vio afectada en esta ocasión por una suba muy fuerte en la cuota mensual, lo que podría dejar a muchos estudiantes sin la posibilidad de poder continuar con sus estudios.

 

Estefanía Rodiño, estudiante de Farmacia de la Universidad de Morón, dialogó con el programa “La mañana” de AM 750 y contó acerca de la difícil situación que están atravesando por el inesperado y gran aumento: “Por favor vuelvan atrás con el aumento excesivo que realizaron en los primeros días de noviembre. Generalmente ha pasado que tenga dos aumentos la facultad. Usualmente se dan en marzo y en agosto. Este nuevo aumento no estaba pactado, no fue avisado con anticipación ni nada por el estilo”, comenzó la estudiante.

“Fue notificado un día antes con una cartelera, en el cual nos deja a muchos de los estudiantes sin poder pagar nuestros estudios. Es una cuota excesiva de diez mil pesos. En muchos casos hasta excede el valor que se paga por el alquiler de una casa”, reprochó Rodiño.

A su vez, remarcó que de no dar marcha atrás con la medida tomada, muchas de las personas que asisten a la institución deberán abandonar sus estudios o reducir la cantidad de materias cursadas. “Esto nos obliga a muchos de nosotros a dejar de estudiar y el año que viene reducir hasta la mitad de las materias, lo que nos atrasa dos, cuatro y hasta seis años en la carrera”, reveló la afectada.

“Lo que estamos queriendo es que retrocedan con este aumento excesivo, el cual se produjo en todas las carreras y que claramente por la situación económica actual nadie pueda pagar ese incremento. Queremos explicaciones”, concluyó la estudiante de farmacia.

Realizaron una “sentada” y luego una protesta en la puerta de la facultad

Cerca de las seis de la tarde, una multitud de estudiantes afectados por el aumento se congregaron en las inmediaciones de la casa de altos estudios y de manera pacífica dieron inicio con una “sentada” para interpelar a las autoridades a que dieran alguna respuesta a la demanda de eliminar el último aumento no programado de noviembre.

Ante la falta de respuestas, la tensión fue creciendo y tras varios minutos de realizar la simbólica sentada, decidieron abandonar la pasividad y pasaron a la acción, dirigiéndose a la puerta de la institución y empezar a entonar cánticos en contra de la actitud tomada.

“Queremos estudiar, queremos estudiar” fueron las dos palabras que se escucharon con vigor y repetidamente, con la que mostraron la necesidad de rever la situación. Además, una cantidad importante de carteles completaron el cuadro de situación. Cerca de las ocho de la noche, la protesta terminó parcialmente, porque de no retroceder con el aumento impuesto, existe la posibilidad concreta de que las manifestaciones se repitan de acá a la finalización del año.

Más de 50 años de antigüedad y algunos conflictos

Sumado al actual conflicto entablado entre los estudiantes y las autoridades, esta universidad se vio envuelta en un escándalo hace dos años, cuando un exprofesor de la institución, llamado Gustavo Federico Patrón, denunció la venta de títulos y materias en la carrera de Abogacía.

Por otra parte, esta institución educativa de gestión privada, fundada en 1960, cuenta con más de 120 carreras entre su facultad madre y otras nueve dependencias. Es uno de los centros de estudios universitarios privados más importantes del Gran Buenos Aires al estar ubicado en uno de los suburbios más poblados de la provincia.

En la actualidad posee 25 mil metros cuadrados de infraestructura educativa destinados a aulas, laboratorios e instalaciones de su biblioteca. Por la institución pasaron más de 20 mil profesionales que egresaron de algunas de las diez facultades y de la escuela superior que la integran, con carreras que cubren todas las áreas del conocimiento.

 

Deja tu comentario:

Tags
Mostrar más

Articulos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

[fbcomments]

Te puede interesar

Close
Close