N° de Edición 6789
Fototitulares

Más personas pagarán el Impuesto a las Ganancias en 2019

Más personas pagarán el Impuesto a las Ganancias en 2019

Esto se dará en el caso de solteros sin hijos que abonarán este gravamen que cobren más de 38.301. Mientras que, para los casados con dos hijos, el mínimo no imponible subirá hasta los 50.667. La cifra se calcula a través del índice RIPTE (Remuneración Imponible Promedio de los Trabajadores Estables), que tendrá un incremento del 28,29 por ciento.

Una de las promesas de campaña que tuvo el macrismo en el año 2015 fue que los trabajadores dejarían de pagar el Impuesto a las Ganancias, pero contradiciéndose de su discurso inicial, en los últimos días informaron los nuevos montos actualizados que pagarán tanto las personas solteras como los casados con dos hijos o más.

El Gobierno informó que los salarios formales, medidos a través del índice RIPTE, acumularon hasta el mes de octubre un incremento interanual del 28,29 por ciento. Tal indicador se utiliza para actualizar una vez por año el mínimo no imponible y las deducciones del Impuesto a las Ingresos del próximo año.

De esta manera, en 2019 pasarán a pagar los solteros sin hijos que ganen más de 38.301,85 netos (46.146 brutos) y los casados con dos hijos más de 50.667,76 (61.046 brutos). En 2018, el Mínimo No Imponible para el soltero sin hijos fue de 29.855,68 y para el casado con dos hijos 39.494,71.

Pese a la fuerte pérdida salarial que hubo este año, en promedio de 20 puntos respecto de la suba de precios estimada en casi 50 puntos porcentuales, se incrementó el peso de este impuesto en el poder adquisitivo de los salarios. En otras palabras, el poder de compra de los trabajadores se redujo por la mayor inflación, y los alcanzados por el impuesto, con un menor salario real pasaron a tener mayor presión de Ganancias.

A su vez los trabajadores que durante el próximo año obtengan subas de ingresos por encima del 28,29 tendrán mayores retenciones por el Impuesto a las Ganancias. En consecuencia, los gremios que logren alguna recuperación parcial salarial real, algo que se espera por la fuerte pérdida de este año, tributarán más impuestos. En definitiva, habrá más empleados que pagarán el impuesto y que, los que ya están pagando, tendrán que pagar más.

Casi 600 mil personas más pagan este tributo

En el caso de los trabajadores en relación de dependencia pasaron de 1.075.162 en julio de 2015 a 1.638.433 en igual mes de 2018. Con relación al total de trabajadores, la presión de ganancias sobre los asalariados subió del 13 al 20 por ciento del total. De aquí se desprende que 563.271 trabajadores que antes no pagaban Ganancias, en 2018 sí fueron alcanzados.

Lo mismo ocurrirá con los asalariados autónomos que también ajustan sus escalas por el RIPTE. Este año, según el último dato oficial a julio, tributaron ganancias 1.939.994 trabajadores, jubilados y autónomos. Son 745.845 más que en igual mes de 2015.

Ya había salido el nuevo régimen a los Bienes Personales

En las últimas sesiones del año, la Cámara de Diputados convirtió en ley el nuevo monto de impuesto a los Bienes Personales por 125 votos afirmativos, 64 negativos y 28 abstenciones. Los cambios a la ley 23.966, sobre exenciones y progresividad del gravamen, son parte del paquete económico que acompañó el texto del Presupuesto 2019 y establecen un nuevo mínimo no imponible en el tributo que pasará de 1.050.000 a dos millones de pesos.

Por encima de ese valor y hasta los tres millones de patrimonio, el contribuyente deberá abonar una alícuota del 0,25. En tanto que, para patrimonios que superen los tres millones y hasta los 18, será de 0,50 por ciento. Por último, para lo que posean más del número más alto será de 0,75 puntos porcentuales.

El diputado opositor Axel Kicillof fue uno de los legisladores que votó en contra y no acompañó la medida impulsada desde el oficialismo al criticar que “plantea cobrarle a los sectores medios el impuesto a los bienes personales, como una forma de pasar la gorra o rascar la olla. Este es el final de la estafa electoral contra la clase media”, y agregó que “los sectores medios ya están liquidados, ya no pueden seguir pagando impuestos”.

En las últimas sesiones del año, la Cámara de Diputados convirtió en ley el nuevo monto de impuesto a los Bienes Personales por 125 votos afirmativos, 64 negativos y 28 abstenciones. Los cambios a la ley 23.966, sobre exenciones y progresividad del gravamen, son parte del paquete económico que acompañó el texto del Presupuesto 2019 y establecen un nuevo mínimo no imponible en el tributo que pasará de 1.050.000 a dos millones de pesos.

Por encima de ese valor y hasta los tres millones de patrimonio, el contribuyente deberá abonar una alícuota del 0,25. En tanto que, para patrimonios que superen los tres millones y hasta los 18, será de 0,50 por ciento. Por último, para lo que posean más del número más alto será de 0,75 puntos porcentuales.

El diputado opositor Axel Kicillof fue uno de los legisladores que votó en contra y no acompañó la medida impulsada desde el oficialismo al criticar que “plantea cobrarle a los sectores medios el impuesto a los bienes personales, como una forma de pasar la gorra o rascar la olla. Este es el final de la estafa electoral contra la clase media”, y agregó que “los sectores medios ya están liquidados, ya no pueden seguir pagando impuestos”.

Anuncios

Deja tu comentario:

Tags
Mostrar más

Articulos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

[fbcomments]
Close